• Medellín, 20 de septiembre de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
Cuando la guerra fría se impuso en Chile
El comandante del Ejército con el Presidente, días antes del golpe. FOTOS ARCHIVO HISTÓRICO, REUTERS. SANTIAGO-CHILE
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo

Cuando la guerra fría se impuso en Chile

Hace 40 años se produjo el golpe de Estado contra el socialista Salvador Allende. Antecedentes del estallido.

Por FELIPE ALBERTO VELÁSQUEZ F. | Publicado el 8 de septiembre de 2013

El martes 11 de septiembre de 1973, día de invierno austral en Chile, la movilización de camiones del Ejército abarrotados de soldados con fusil, la carrera de la Policía de Carabineros por las amplias avenidas del centro de Santiago, la capital, y el constante sobrevuelo de helicópteros verde oliva no le dejaron duda a nadie de lo que se venía. Todo el mundo sabía que algo iba a pasar. Algo grave. Las Fuerzas Armadas de Chile (Fach) venían siendo presionadas y azuzadas desde los más diversos sectores para que intervinieran en la convulsa situación política que indicaba, sin exageración, que Chile iba hacia un estallido social.

¿Cómo se llegó hasta esto?

Elecciones de 1970

El 4 de septiembre de 1970 Salvador Allende Gossens, médico socialista de 62 años, se presentaba por cuarta vez como candidato presidencial de una coalición de partidos de izquierda. Había fracasado en las anteriores elecciones de 1952, 1958 y 1964.

En estas de 1970, Allende obtiene una apretada ventaja sobre los demás candidatos: 36,3 %, sobre el segundo, el expresidente Jorge Alessandri, que alcanzó el 35 %. Según la Constitución vigente en ese momento, quien no obtuviera la mitad más uno de los votos, debía ser ratificado por el Congreso Nacional. La elección de Allende, entonces, tenía que confirmarse en el parlamento, que por tradición siempre elegía al candidato de mayor votación. En el caso de Allende los debates fueron intensos, duros. Su programa de "Vía chilena al socialismo" espantaba a muchos dirigentes.

No obstante, la tradición prevaleció y el Congreso, a pesar de tener mayoría contraria a las tesis de Allende, formalizó la elección del presidente el 24 de octubre, y el político socialista juró su cargo el 3 de noviembre de 1970.

Nixon, Kissinger y la CIA
La situación de Chile y su realidad política no interesaba solo a los chilenos. El ascenso de Allende inflamó las ilusiones revolucionarias de millones de personas en todo el mundo, y la visión marxista que éste representaba lo elevó muy pronto al santoral laico de la izquierda mundial.

Al norte del continente, en cambio, la posición del presidente estadounidense Richard Nixon no se limitó a protestar por el ascenso de un socialista por vía de las urnas a la presidencia de un país considerado "civilizado". Nixon y su asesor de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, ordenaron a la CIA iniciar un sabotaje y un plan continuo de desestabilización de la economía chilena, para tumbar al gobierno de Allende. El plan incluyó pagos en efectivo a periódicos y políticos para arreciar la oposición.

Quien fuera embajador de Estados Unidos ante el gobierno de Allende, Nathanael Davis, cuenta en sus memorias que para Kissinger, el gobernante chileno era más peligroso que el propio Fidel Castro, y cita la famosa frase de aquel, cuando en una reunión en la Casa Blanca (27 de junio de 1970) dijo que "no veo por qué tenemos que sentarnos a esperar viendo cómo un país se vuelve comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo".

El desastre interno
Durante años, los simpatizantes de Allende culparon a la intervención de la CIA y a la derecha nacional e internacional, de la desastrosa situación política y económica. Con el paso de los años, sin embargo, el papel del Allende gobernante, frente al Allende orador y líder de izquierda, ha sido definitivamente revaluado.

Para que el Congreso ratificara su elección, los partidos políticos obligaron a Allende a firmar unos acuerdos de garantías políticas para la prevalencia de los derechos constitucionales. No tardaría mucho tiempo en salir su asesor, el escritor francés Regis Debray (compañero del ‘Che’ Guevara en Bolivia) a decir que "Allende sólo firmó esos acuerdos como táctica necesaria para conquistar el poder".

La política económica de Allende fue desastrosa. La escasez de productos, las filas de kilómetros para acceder a productos básicos, la expropiación de fundos (fincas) y empresas para instalar una economía centralizada, bajo control estatal, sublevaron los ánimos no solo de los empresarios y clase alta, sino de buena parte de la clase media.

Allende, gran orador y persuasivo en sus discursos, no era conciliador en sus posiciones. Llegó a decir que "soy el presidente de la Unidad Popular, no de todos los chilenos". Intentó desdecirse luego, pero la frase quedó resonando mucho tiempo.

La situación social se fue tornando insoportable en 1972 y 1973. El 22 de agosto de este último año, la Cámara de Diputados emite un Acuerdo en el que, con pocas concesiones a la ambigüedad, exhorta a las Fuerzas Armadas a reconducir la situación y a restablecer el orden.

Pinochet entra en escena
Augusto Pinochet Ugarte llegó a ser considerado por Allende como un "oficial leal". Por eso lo nombró comandante del Ejército en propiedad apenas un mes antes de que le hiciera el golpe de Estado. Lo que hoy en día pocos recuerdan, es que Pinochet supo a última hora del golpe. Los otros generales no habían contado con él, precisamente por considerarlo "cercano" al Gobierno. Pero una vez se sumó a la conspiración, no sólo se puso a la cabeza de ella, sino que se convirtió en el más feroz verdugo de Allende tan pronto éste quedó prisionero en La Moneda.

Infierno en La Moneda
El lugar de Allende en la historia lo ha ganado por su actitud digna y valiente el 11 de septiembre, más que por su obra de gobierno. Ese día, Allende, a sabiendas de la conspiración militar, ocupó su despacho y preparó su despedida del pueblo chileno. Su discurso (ver recuadro) sigue en la memoria de muchos. No quiso rendirse, no pidió clemencia, no claudicó ante la humillación de sus subalternos uniformados. Buscó desesperadamente, sí, que sus hijas Beatriz (embarazada de siete meses) e Isabel, y su secretaria ‘Payita’ salieran vivas del palacio, pues se negaban a dejarlo solo.

El despacho presidencial fue atacado con balas de fusil, desde el exterior; con rockets y, finalmente, con bombas lanzadas en vuelo rasante por aviones Hawker Hunter.

Con Allende quedaron varios de sus escoltas, y el doctor Patricio Guijón, uno de sus médicos. Éste oyó "¡Allende no se rinde…", y un disparo. Era el grito del Presidente, que se disparó con un fusil en la cabeza. El cerebro de Allende quedó destrozado. Eran las 2:15 de la tarde, y el arma con que se suicidó el Jefe del Estado chileno tenía una placa de bronce que decía: "A Salvador, de su compañero de armas, Fidel Castro ".

Le esperaban a Chile 17 años de feroz dictadura, represión, militarización de la sociedad, torturas y desaparecidos.

MICROHISTORIA

LA ESPECTACULAR VISITA DE FIDEL CASTRO

Fidel Castro fue uno de los que más celebró la llegada de Allende y la Unidad Popular al poder. El 10 de noviembre de 1971, el comandante de la "Revolución Cubana" llegó a Chile en una misión que se había anunciado para 10 días. Se quedó más de tres semanas, en una de las visitas de presidente extranjero más largas que se recuerden en América Latina, y más controversiales. Cansó a mucha gente. Castro quiso dictarles lecciones a los chilenos, y se encontró con la sorpresa de que éstos no eran necesariamente sumisos. No obstante, apoyó a Allende hasta el final.

ANÉCDOTA

MILITAR ROMPIÓ ACTA DE INDEPENDENCIA

Miria Contreras, la "Payita" (1928-2002), secretaria privada de Allende, cuyo vínculo con el presidente era el más fuerte que se le conociera con persona alguna, estuvo hasta el último momento en La Moneda, junto con su hijo (quien al salir fue apresado por los soldados y apareció muerto ocho días después). La "Payita" recibió un encargo especial de Allende: meterse bajo su abrigo el pergamino original que contenía el Acta de Independencia de Chile y resguardarlo. Solo por esta razón, ella accedió a salir. Al evacuar el edificio, fue estrujada por un soldado que le quitó el abrigo, y al ver el pergamino, lo rompió y lo tiró a la calle. Todos escucharon los gritos de ruego de la "Payita": "¡No la rompa, soldado, es el Acta de Independencia…".

LA ORDEN DE PINOCHET: "SE LE SACA DEL PAÍS... PERO EL AVIÓN SE CAE, VIEJO"

En agosto de 1998, con Augusto Pinochet fuera de la presidencia, pero en pleno apogeo de su poder sobre las Fuerzas Armadas de Chile, siendo senador vitalicio y dos meses antes de su detención en Londres, la periodista Patricia Verdugo publicó el libro "Interferencia Secreta", que contenía un CD con las grabaciones que un ciudadano registró el 11 de septiembre de 1973. En ellas, quedaron para la historia las intervenciones por radioteléfono de los comandantes golpistas, en las que directamente ordenan ejecuciones sumarias y donde Pinochet emite la orden de derribar el avión en el que Allende debería salir de Chile. El libro de Verdugo fue una bomba informativa y política. Los partidarios de Pinochet intentaron desestimar las grabaciones, pero oficiales del Ejército confirmaron que esas eran las voces de los golpistas. Estos son apartes de las órdenes cruzadas de los comandantes:

- General Augusto Pinochet, Comandante en Jefe del Ejército, al ser informado por el vicealmirante Carvajal de que un secretario de Allende sugirió una rendición del presidente: "A las once, cuando lleguen los primeros pericos (aviones), va a ver lo que va a pasar. ¡A las once en punto se bombardea…".

Al ser informado de que Allende sigue en La Moneda y que no ha escapado en ninguna tanqueta, ordena Pinochet: "Conforme. Entonces hay que impedir la salida. Y si sale, hay que tomarlo preso". Enseguida agrega: "Entonces hay que estar listos para actuar sobre él. Más vale matar a la perra y se acaba la leva, viejo".

Minutos después, Pinochet grita por el radioteléfono que sólo acepta rendición incondicional de Allende, sin negociación posible: "La vida y se le... su integridad física y enseguida se le va a despachar para otra parte".

A renglón seguido, Pinochet transmite la que se ha entendido como la orden de muerte que impartió si Allende salía vivo de La Moneda:

- Vicealmirante Carvajal: "Ya... o sea que se mantiene el ofrecimiento de sacarlo del país".

- General Pinochet: "Se mantiene el ofrecimiento de sacarlo del país... pero el avión se cae, viejo, cuando vaya volando".

Al ser consultado sobre la orden de toque de queda, contesta Pinochet: "Conforme con el toque de queda. Conforme con el estado de sitio. Pero hay que agregar algo: se va a aplicar la ley marcial a toda persona que se le sorprenda con armas o explosivos, ¡va a ser fusilado de inmediato…... sin esperar juicios sumarios". A lo que el general del aire Gustavo Leigh agrega: "Déjense de labores dilatorias y de mujeres. ¡Voy a atacar de inmediato…".

EL ÚLTIMO DISCURSO DE SALVADOR ALLENDE

En pleno ataque armado de carabineros y soldados contra el Palacio de La Moneda, en el centro de Santiago, el presidente Salvador Allende logra comunicarse con Radio Magallanes a las 9:15 de la mañana. Con voz serena, perfecta dicción y sin leer un solo papel, con plena conciencia de su muerte inminente, improvisa su despedida del pueblo chileno: "Amigos míos. Esta es la última oportunidad en que me pueda dirigir a ustedes (...). Mis palabras no tienen amargura, sino decepción, y serán ellas el castigo moral para quienes han traicionado el juramento que hicieron (...). Ante estos hechos, sólo me cabe decir a los trabajadores: ¡no voy a renunciar… Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo (...). Tienen la fuerza. Podrán avasallarnos. Pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos (...). El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar, ni acribillar; pero tampoco puede humillarse. Trabajadores de mi patria: tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo, donde la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile… ¡Viva el pueblo… ¡Vivan los trabajadores… Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano. Tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición".

EN DEFINITIVA

40 años después del golpe de Estado, Chile goza de democracia pero el debate sobre las responsabilidades de Allende y el papel de la Junta Militar sigue vivo. Pinochet aún tiene adeptos y defensores.

Interacción y participación

16
4.9

Cuando la guerra fría se impuso en Chile

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: Cuando la guerra fría se impuso en Chile Link has been Rated 4.9 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

4 Comentarios - 20 de septiembre de 2014
  • jmarioramirez7 Comentario realizado el 9/8/2013 12:41:48 PM

    c-a-r-g, Remedios? Parce estas loco entre los comunistas y los estados unidos, no dejaron que Chile decidiera, esto va para todos los Colombianos, no podemos dejar que el país se polarice, así muchos lo quieran mostrar, ni Santos es el peor Presidente de Colombia (nos olvidamos de Andres Pastrana o Ernesto Samper?) y Uribe que fue el mejor presidente de este país, pero el peor relacionado, todos sus ministros tuvieron líos, este país es tan grande que cualquier idiota puede estar como presidente, siempre y cuando todos trabajemos por el bien común, así que no debemos pagar vacunas, ni sobornos, si seguimos comprando contrabando a que horas vamos a apoyar nuestra industria nacional? y si nuestros hijos los dejamos a que la crianza la de los abuelos o de los colegios, los estaremos condenando a la mediocridad, por eso prefieren vivir grandes emociones a costa de cualquier daño que vivir una vida honorable, tenemos muy distorsionada la idea de Felicidad.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • el trabajo 1A Comentario realizado el 9/8/2013 12:30:18 PM

    sr felipe alberto vleasquez. la crisis economica, no fue efecto del gobierno allende. pues esta tambien fue preafabricada por la CIA.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • el trabajo 1A Comentario realizado el 9/8/2013 12:29:08 PM

    pues la verdad. esta claro el papel que siempre ha jugado estados unidos en latinoamerica. como gran jefe imperialista siempre utiliza las vias del sabotaje, la dsinformacion y el terrorismo. con respecto al comentario de (C-a-r-G) me parece desafortunado u pusilanime. pero no se puede esperar más de un fascista.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • c-a-r-g Comentario realizado el 9/8/2013 10:51:13 AM

    A grandes males Grandes remedios, dice el pueblo.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (2 votos)

    El Colombiano - los más


    PauteFacil.com
    • Versiones Moviles
    • iphone
    • ipad
    • android
    • blackberry
    • windows-8
    • windows-phone

    Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
    Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


    • iab
    • pera
    Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.