Histórico EL COLOMBIANO

EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa | Ampliar texto Texto normal Reducir texto Escríbanos Imprima esta página Califique esta nota Envíe a un Amigo Ir al inicio

 
 
Henry Agudelo
Los precios internacionales altos y la revaluación del peso frente al dólar son dos factores que hacen que el precio del acero continúe su carrera incontrolable.
 
China es el gigante mundial del acero
El precio del acero todavía no puede caer de la nube

 Colombia no se afectaría por la nacionalización de Sidor, en Venezuela.
 Altos niveles internacionales y demanda de China, los factores claves.
 Crece la preocupación de los constructores por los precios del metal.


Por
Francisco Javier Arias R.
Medellín

Los constructores afiliados a Camacol acudieron el martes a un foro para analizar el comportamiento de los precios del acero, con la esperanza de que les dijeran que iban a empezar a bajar o, por lo menos, a estabilizarse, pero se llevaron una decepción: los precios seguirán disparados por la alta demanda mundial.

Pero su preocupación se hizo más evidente cuando les dijeron que no solo van a seguir subiendo, sino que dos variables que influyen altamente en la definición del precio interno, no las pueden controlar: los precios internacionales y la revaluación del peso frente al dólar.

Y con el agravante de que los precios en Colombia presentan un rezago del 20 por ciento frente a los precios vigentes en América Latina.

"Los precios del acero van a seguir subiendo mientras no haya producción suficiente en el mundo", fue una de las conclusiones del panel, en el que participaron Juan Manuel Lesmes, director de la Cámara Fedemetal de la Andi; Marta Luz Rodríguez, gerente de Mercadeo de Diaco; Manuel Mora Quiñones, vicepresidente Comercial del Acerías Paz del Río y Humberto Villegas Villaneda, gerente General de Ferrasa.

Lesmes y demás panelistas les dijeron a los constructores que el acero en barra corrugada para la construcción ya sobrepasa los 1.000 dólares la tonelada y que, hacia mediados de julio o agosto, podría subir hasta un 15 por ciento.

Y, otra vez China se sitúa como referente del mercado: las compañías en todo el mundo están buscando fusiones para enfrentar la competencia de los chinos, que producen 400 millones de toneladas anuales de acero para diferentes usos (el 40 por ciento del total en el mundo), en 871 plantas y en proceso de aumentar en más de 100 millones de toneladas.

En 2008, se estima que China produzca entre 520 y 540 millones de toneladas de acero.

China es el principal productos de acero en el mundo, pero sus compañías, en forma individual, se ubican del puesto quinto en adelante. La número uno, con operación globalizada, es Arcelor Mittal, que produce más de 120 millones de toneladas anuales en varios países.

Entonces, ante la escasez y altos precios del acero, los expertos recomiendan a los constructores no hacer negocios y cotizaciones de obras por tiempos mayores a un mes, ante la incertidumbre de los precios.

"Nadie puede sostener precios hoy en el mercado", afirmó Humberto Villegas.

Y Juan Manuel Lesmes explicó que la misma situación se presentará en los contratos de obra pública, dado que la variación de los precios no permitirá estabilidad en la cotización inicial sobre la cual se negoció. "No veo fácil la firma de contratos con precio fijo", indicó.

Esta situación es más grave para Colombia, que depende de las importaciones en un 55 por ciento, mientras que la industria local abastece el 45 por ciento restante, pero también en proceso de expansión de la capacidad de producción, de 1,5 millones de toneladas al año, a 2,6 millones de toneladas.

Mientras tanto, la Cámara Fedemetal de la Andi sigue a la espera de un decreto que autorizaría la reducción del arancel para importar diferentes referencias de acero, no producidas en el país, del 10 al 0 por ciento y por espacio de seis meses.

¿Y el efecto Sidor?
Dos factores adicionales de incertidumbre: las dificultades laborales en las siderúrgicas que operan en Trinidad y Tobago (de la multinacional Arcelor Mittal) y la nacionalización de Sidor, en Venezuela.

Aunque la intención del presidente Hugo Chávez es que Sidor se dedique a abastecer primero el mercado nacional, los analistas dicen que, de todas maneras, deberá mantener sus exportaciones a Colombia, no solo porque es un mercado natural, sino porque solo podría consumir unas 1,5 millones de toneladas, de las 5,0 millones que produce.

Pero, adicionalmente, Brasil también se asoma como un fuerte proveedor en Colombia: según los cálculos de la Andi, de unas 500 mil toneladas vendidas en el país en 2007, podría pasar a niveles de 800 mil y 900 mil toneladas en 2008.

Los expertos del sector dicen que una Sidor en poder del Estado de Venezuela podría ofrecer mayor confiabilidad en el suministro o, todo lo contrario, llevarla a una menor producción y a un manejo politizado y poco técnico.

Lo que tranquiliza un poco es saber que Sidor solo colocó en el mercado de Colombia unas 10.000 toneladas de acero para la construcción y que sus fuertes fueron otros renglones, como el acero en frío, en caliente y en alambrones.

Lo que sí sigue siendo una amenaza es que cualquier política que aplique el gobierno de Hugo Chávez en la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) puede influir en el contrabando de estos productos por la frontera, con menores precios y aprovechando el diferencial cambiario.

El mensaje es claro para los constructores: no hay esperanza, por el momento, de que vayan a bajar los precios internos y externos del acero.

China es el gigante mundial del acero
De acuerdo con las proyecciones de la Cámara Fedemetal de la Andi, la capacidad de producción de China, en barras de acero, pasó de 80 a 81 millones de toneladas entre 2005 y 2006 y se mantuvo en ese nivel en 2008 y bajará levemente a 76 millones de toneladas en 2010. Pero, con una demanda de 661, millones en 2005, 68 millones en 2006 y 66 millones en 2007 (que llegará a 67 millones en 2010), se ha presentado una sobreoferta de 13,9 millones de toneladas en 2005, 13 millones en 2006, 14 millones de toneladas en 2007 y sería de 9,0 millones de toneladas en 2010.
Además, en el consumo per cápita de acero estamos lejos de China: su registro es de 215 kilos por persona, frente a 80 kilos en Colombia.



Antioquia Bilingüe

Disappointment on Local Steel Prices
The high demand of steel products by constructions all over the world has affected our country. Some builders belonging to Camacol attended a Forum last Tuesday, in order to analyse the current prices of the appreciated material. The expected result was a reasonable stabilization of prices, but at the end, everyone was disappointed for the rising of prices of steel products due to the above-mentioned demand. These circumstances were remarked by two important variables affecting the local rate of prices: the global valuation of steel products and the changeable exchange rate between the dollar and the peso. Some additional factors including the economical crisis with iron and steel sectors in Venezuela and Trinidad and Tobago constitutes a threat for the prices of steel. The message is very clear for the builders: at this moment there is no hope: is not plausible a stabilization of the internal and external prices of the steel.


EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa |