• Medellín, 1 de agosto de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
IR A CONTRA CORRIENTE
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo

IR A CONTRA CORRIENTE

Por P. MARIO FRANCO S. | Publicado el 8 de septiembre de 2013

No ha sido extraña la doble alternativa a toda persona y a grupos o colectividades humanas. De hecho, es la posibilidad del discurrir humano y del discernimiento Espiritual. De la transparencia y de lo ambiguo: claridad o engaño. Ha sido, digamos, la posibilidad de crecer o morir; la posibilidad de identidad o de doblez: de corazón, de vida, de relaciones. Suelen ser dos caminos, para el bien o para el mal. Cuando no se tiene identidad ni seguridad, entonces el deseo y la ansiedad humana nos conducen a quererlo todo y llevar, al tiempo, los dos caminos. Resultado: nos volvemos ambiguos, de doble moral. Ni fríos ni calientes; nos volvemos "adorables monstruos", convencidos que hemos alcanzado la mejor parte.

Así apareció entre nosotros la cultura de lo "fácil", "light", "dietético", "relativo" y "ambiguo". La cultura global del error y mentira. La cultura del dominio total de desidentidades. La atrayente cultura de la apariencia y autoengaño, en que "pretendiendo ser como Dios", jugar el papel de Dios… quisimos manejar, como nuestro poder, la ciencia combinada del bien y del mal, a nuestro antojo y recurrencia. Esto sigue teniendo mucha fortaleza entre nosotros hoy, pues, es la base del sistema económico en que nos movemos. Sistema del engaño, de lo fácil, de la trampa, del narcotráfico, del no esfuerzo, del placer y del "solo consumo". La cultura en parte importada del "take it easy". Pero no todo es esta terrible "abulia" y "desesperanza". Hoy, la verdad luchada, la vida comprometida y entregada sin nada a cambio, el camino duro y difícil, pero real, que permite crecer y generar hombres y mujeres que no se separan ni excluyen, aunque se distinguen, va volviendo a ser la alternativa. Esto exige, por supuesto, saber renunciar y no querer tenerlo todo, fácil y rápido. Exige personas de coraje, auténticos "guerreros" en favor de la vida y de los otros. Exige seguir "en serio" a Jesús, con todas sus condiciones, y no simplemente resignarse a ser admiradores fanáticos, ruidosos, del camino de Jesús, del camino de la vida, del camino de la Cruz.

En esto seguimos la verdadera "sabiduría", que no es resultado del solo conocimiento humano, sino y sobre todo de la fuerza del Espíritu. Qué bueno poder abrir los ojos y saludar a los auténticos seres humanos, aquellos que "saben renunciar", para alcanzar y ofrecer vida a los demás; los que van a contra corriente, -como invitó el Papa a los jóvenes- porque son verdaderos discípulos del Señor; porque están cada día entregando lo mejor de ellos mismos: su padre, madre o hermanos, sus mejores bienes y abrazan con cariño la Cruz: La vida de todos los demás, particularmente los más pobres y necesitados, los suprimidos y excluidos, los derribados, desechados y abandonados, los que en realidad son más.

Interacción y participación

24
4.6

IR A CONTRA CORRIENTE

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: IR A CONTRA CORRIENTE Link has been Rated 4.6 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

4 Comentarios - 1 de agosto de 2014
  • CHUSPAS Comentario realizado el 9/8/2013 11:43:39 PM

    Monstruos. Así es como nos estamos volviendo los seres humanos con el modernismo. El todo se vale, todo se puede, es lo que se usa, es lo de ahora, es de avanzada, hay que innovar, no nos podemos quedar atrás, es lo in, lo hace todo el mundo. No, no, no es así. Hay que ir contra-corriente, ese es el camino que nos llevará por la puerta estrecha al Padre Celestial.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • Pinche Comentario realizado el 9/8/2013 4:56:59 PM

    Es el YIN YANG de los chinos, o sea la hamaca de la v i d a, el equilibrio del bien y el mal. *El todo blanco : bién y el todo negro: mal. -- El día y la noche, lo dulce y lo amargo, lo frío y lo caliente....etc ....El nacer y el morir, el ganar y el perder, el empezar y el terminar....sintetizando : en la variedad está el placer. Y la cuchara cumple según el modo como se tome....*Hermano León,. somos los más libres del mundo, porque no tenemos nada..**ELPOBRE FRANCISCO* Nikos Kazantzakis.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • JEALBO Comentario realizado el 9/8/2013 1:57:59 PM

    ¡Excelente forma de explicar y mostrar el Evangelio! San Lucas 14,25-33. "...el que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío." No faltará aquel pobre iluso que en lugar de responder: "Palabra de Dios...te alabamos Señor", simplemente exprese de manera animalesca: ¡Ya voy Toño...! Nada es raro en estos tiempos y el día de la quema se verá el humo. :)

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • yotambienpuedo Comentario realizado el 9/8/2013 9:06:58 AM

    No dudo en afirmar que éste es uno de los mejores artículos de cuantos he leído en este diario. Está escrito con palabras provenientes del Espíritu, insondables e inteligibles, no inteligentes, caso en el cual le pertenecerían al autor y por lo tanto se convertirían en dudosas, en tanto humanas. Qué profunda y salvadora reflexión nos deja hoy el Espíritu a través del padre Mario. Lo expresado en torno a seguir "en serio"a Jesús y no resignarse a ser admiradores fanáticos y ruidosos de su camino, debería ser pensamiento de obligatoria enseñanza en los colegios Cristianos. Cuánto mal me hubiera evitado en mi vida si de niño me hubieran revelado semejante secreto? Ya de viejo, trato de aplicar lo poco que puedo de esta verdad santificante para que el fallo de la muerte no me sea tan amargo. Pero fue mucho lo pecado. Tuvo la culpa el niño ingenuo que nada sabía o los sacerdotes Jesuítas a quienes mi madre delegó mi formación y quienes por error u omisión no me develaron el secreto?

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)

    El Colombiano - los más


    PauteFacil.com
    • Versiones Moviles
    • iphone
    • ipad
    • android
    • blackberry
    • windows-8
    • windows-phone

    Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
    Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


    • iab
    • pera
    Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.