Histórico EL COLOMBIANO

EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa | Ampliar texto Texto normal Reducir texto Escríbanos Imprima esta página Califique esta nota Envíe a un Amigo Ir al inicio

 
 
 
Robinson Sáenz
Jairo León Sepúlveda recibió la capacitación para actuar como corresponsal no bancario y los vecinos están contentos por tener un banco al pie.
Jairo León, tendero líder y banquero de La Colinita

 Se extiende la red de corresponsales no bancarios en el país.
 En Donmatias están felices con la alternativa que les da el BBVA en Edatel.
 El esquema hace parte del proyecto de banca de las oportunidades.


Por
Uriel Cardona Martínez
Medellín

"Si me quiebro como tendero ya le puedo pedir puesto a Bancolombia".

Así lo asegura Jairo León Sepúlveda, quien el año pasado fue galardonado por Fenalco Antioquia como Tendero Líder y a finales de febrero inició actividades como corresponsal no bancario en su tienda Mercados Senegal, en el barrio La Colinita, de Guayabal.

Este es el segundo corresponsal no bancario que abre la entidad en un barrio después de la exitosa experiencia de Andalucía, además de los que ya operan en otras poblaciones del departamento y del país.

A Jairo León lo propusieron Fenalco y la Cámara de Comercio de Medellín, donde fue elegido como Comerciante Modelo, el banco lo contactó y lo invitó a la capacitación en el centro de formación de la entidad.

Le fue muy bien en el curso y se convirtió en el primer corresponsal no bancario en la zona sur de Medellín.

El corresponsal se abrió en el momento en el que estaban llegando las cuentas de los servicios y los vecinos lo utilizaron inicialmente para hacer estos pagos sin necesidad de tener que ir al Cerca de Guayabal o a otras entidades donde hay que hacer filas. "Fue oportuno para esa diligencia y ahora los clientes empiezan a interesarse por otros servicios como las transferencias, el retiro de dinero de sus cuentas y las posibilidades de obtener un crédito", observa Jairo León.

En La Colinita habitan unas 15.000 personas y nunca pensaron que iban a tener un servicio bancario cerca de la casa.

Bancolombia fue el primero en abrir un corresponsal no bancario en el país y lo hizo el pasado mes de agosto en Chipatá (Santander), donde ya incrementaron la colocación de créditos nuevos en mil millones de pesos, según Augusto Restrepo, director de la Unidad de Canales del banco.

Los recursos, dijo, se utilizan de manera principal para agricultura y comercio en la misma población. "Algunos los solicitan para consumo, pero es más la dinámica en inversiones por tener más cercano el banco para mejorar sus cultivos en la finca o el negocio que ya tienen. El promedio de créditos está entre cinco y ocho millones de pesos", explicó.

Con ese corresponsal han entrado 100 personas nuevas al sistema financiero y la mayoría es primera vez, porque en Chipatá no había banco. Quienes tenían cuentas estaban en poblaciones como Vélez, agregó.

Bancolombia cuenta con 34 corresponsales no bancarios en el país y espera completar 50 en este primer semestre, que hacen parte de un programa piloto.

En Antioquia tiene presencia en Cáceres, Carepa, La Pintada, Sopetrán, Tarazá, Valdivia, Valparaíso y Jericó. Además, la semana pasada abrió en el barrio Rosellón, de Envigado.

El BBVA en Donmatías
Pero los corresponsales no bancarios no solo se ubican en barrios y poblaciones donde no existen entidades bancarias.

También llegan a sitios donde la oferta de servicios financieros es escasa.

Tal es el caso del BBVA, que inició su proyecto con la apertura de nueve corresponsales no bancarios en el país, de un total de 50 que espera tener al final de 2007.

Para ofrecer este servicio hizo alianza con Edatel para instalar en sus oficinas el corresponsal no bancario.

Tal es el caso de Donmatías norte de Antioquia, donde abrió el 10 de febrero pasado para competir con el Banco Agrario, Bancolombia y la Cooperativa Financiera de Antioquia.

EL COLOMBIANO quiso conocer la experiencia de este nuevo servicio y allí se encontró con Libia López, propietaria de Confecciones San Antonio, quien se acercó al corresponsal no bancario del BBVA para conocer las condiciones de acceso a un crédito para ampliar su negocio en el que genera cinco empleos directos.

"Vine a conocer más de este banco, pues siempre he sido clienta de la Cooperativa Financiera de Antioquia (CFA), donde tengo mis cuentas y créditos. Busco acceder a un crédito con el BBVA, de 5 a 10 millones de pesos y parece que hay facilidades", cuenta Libia, al tiempo que revisa algunos documentos para mostrárselos a Juan Carlos Gaviria, que es la persona que atiende la oficina del banco.

Además, le parece interesante que los bancos abran este tipo de oficinas en los pueblos.

Donmatías, dice, tiene mucha industria, en especial de la confección y la ganadería.

Mauricio Argüelles Perdomo, gerente Territorial Medellín Norte del BBVA, señala que la apertura de estos corresponsales no bancarios ha sido muy gratificante, en el sentido de que han llegado personas que antes no tenían acceso al crédito o que nunca habían abierto una cuenta de ahorros.

Los corresponsales no bancarios están adscritos a una oficina cercana, en el caso del BBVA, a Medellín. Ese corresponsal conecta al posible usuario con la oficina en Medellín, donde se hace todo el estudio de apertura de cuenta o de un crédito.

Una vez se le desembolsa el préstamo puede ir sacando su dinero en el corresponsal, donde se tiene un límite en efectivo por día. También puede pagar la cuota mensual.

Además de Donmatías, el BBVA ya tiene corresponsales no bancarios en Santa Rosas de Osos, Amagá, Santa Fe de Antioquia y en San Pedro de Los Milagros.

Ángela María Vargas, directora de la CFA en Donmatías, indicó que todavía no han sentido el impacto de la corresponsalía del BBVA, pues no han hecho mucha publicidad y las transacciones que les permiten son muy limitadas.

"La gente es muy recelosa con sus ahorros y todavía no conoce mucho del esquema del corresponsal no bancario. Sin embargo, es una competencia y el BBVA tiene mucho músculo financiero. La CFA está muy posicionada en Donmatías, que es donde nació esta cooperativa", explicó la directora de esta oficina.

Un servicio cómodo y cercano
“Para Donmatías es muy positivo que bancos como el BBVA abran un corresponsal no bancario. Esta es una población que necesita más sucursales de bancos. A los que están ya les está quedando grande el pueblo”.
Sandra Rodríguez, asistente de Gerencia de Créditos Donmatías.

“El 90 por ciento de las personas que se acercan busca crédito para mejorar sus negocios, para vivienda y algo de vehículo y para consumo. El 10 por ciento pregunta por cuentas de ahorro, corriente o apertura de CDTs”.
Juan Gaviria, corresponsal no bancario del BBVA en Donmatías

“Este servicio me parece muy cómodo, es más bueno, rápido y sencillo. Ya no tenemos que ir más lejos a realizar las operaciones o a pagar los servicios como era anteriormente. Aquí cerca de la casa es mucho más seguro”.
Daniela Zapata, habitante del barrio La Colinita, en Guayabal

“Es un servicio muy bueno, es tener un banco cerquita de la casa. Lo más importante es que lo hayan puesto en el negocio de don Jairo León Sepúlveda, una persona seria y responsable. En otra parte no lo aconsejaría”.}
Reinaldo Grajales, habitante de La Colinita, en Guayabal




Ayuda al lector

Más acceso al sector financiero
Los corresponsales no bancarios hacen parte del programa del Gobierno de la banca de las oportunidades, que busca que más personas de menores estratos o de poblaciones alejadas tengan acceso al sistema financiero y al crédito.

Estos corresponsales son establecimientos que prestan servicios básicos de recolección y remisión de solicitudes de apertura de cuentas, recepción de dineros por pagos de diferentes servicios, recepción y pago de dineros contra las cuentas del cliente y análisis de crédito, cobranza y desembolsos.

Los corresponsales no bancarios no pueden captar dinero del público y las operaciones en efectivo están limitadas a cierto valor y a determinado número de transacciones por día. Las operaciones que se realizan por medio de estos corresponsales deberán efectuarse única y exclusivamente a través de terminales electrónicos conectados en línea con las plataformas tecnológicas de los establecimientos de crédito correspondientes.

Los horarios están sujetos a los que tiene el banco y a la conexión en red. La idea es poder prestar el servicio todos los días, incluyendo domingos y festivos.


EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa |