• Medellín, 1 de octubre de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
LA ESPERANZA DE LA PAZ
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo

LA ESPERANZA DE LA PAZ

Por PADRE GUSTAVO BAENA B., S.J. | Publicado el 12 de junio de 2013

"Les dejo la paz. Les doy mi paz, pero no se las doy como la dan los que son del mundo". (Jn 14,27).

El Evangelista pone en labios de Jesús la promesa de la paz, sin embargo esta promesa está hecha desde la ya percibida experiencia de paz que se vive en esa comunidad primitiva.

Tenían certeza de que Dios y su Hijo Jesucristo resucitado estaban implícitos en cada uno de sus miembros y los capacitaba para amarse incondicionalmente como fundamento que garantiza una existencia en paz.

Cuando Jesús da la paz no se refiere a un regalo de alguna cosa distinta de él mismo, sino que es el mismo Jesús resucitado ya dado y que habita en los miembros de la comunidad.

Esto quiere decir que somos incapaces de alcanzar la paz y eliminar la violencia por nuestra propia autosuficiencia sin contar con el poder del resucitado vivo en nosotros mismos.

Así, pues, la paz verdadera es un don de Dios, y no una obra nuestra, por eso la paz no es posible si no colaboramos con Él.

La experiencia que hemos vivido en nuestro país durante más de cuarenta años de enfrentamiento armado y sus terribles consecuencias tiene que convencernos de que la solución no está en el poder de la fuerza sino en el diálogo y el entendimiento mutuo.

Quizás una sombra de desconfianza nos haga escépticos, de entrada, con respecto de resultados dignos y justos para todos en las negociaciones que en este momento se están llevando a cabo en La Habana.

Sin embargo, desde nuestra fe tenemos que tener certeza de que Dios se encuentra implícito y continuamente activo en todos los seres humanos y los hace capaces de valorar las diferencias, acercar las posiciones y crear un clima de entendimiento y aceptación, por encima de intereses mezquinos.

¿Cómo es posible imaginar que si el acto creador continuo de Dios por Jesucristo está implícito en todo ser humano, no tenga repercusiones muy positivas en su comportamiento cotidiano?

Si con este presupuesto pasamos nuevamente a los diálogos de paz, de los cuales está pendiente toda la nación, tenemos que tener confianza en que quienes están responsablemente comprometidos en tales negociaciones abran espacio a ese Dios que está implícito en ellos mismos, aunque no sean conscientes de ello ni se digan creyentes Por estas mismas razones la esperanza de la paz también es algo que está implicado en el ser del ser humano.

Pero aunque las negociaciones de paz lleguen a un acuerdo y sea aprobado por todos, con ello no se garantiza la paz, porque la cultura de la violencia no se contrarresta sino con un proceso de cultura de paz que elimine la injusticia y la inequidad.

Interacción y participación

31
4.4

LA ESPERANZA DE LA PAZ

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: LA ESPERANZA DE LA PAZ Link has been Rated 4.4 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

3 Comentarios - 1 de octubre de 2014
  • Pinche Comentario realizado el 6/12/2013 9:07:43 AM

    Padre B a e n a, está en lo cierto. Así de simple. D i o s creó el mundo y al hombre. Y mantiene la Divina Providencia. Y con Moisés fué explícito en una Ley de comportamiento, que si se c u m p l e, produce frutos de p a z y bienandanza. - Imposible que se dé la paz bajo una dicctadura a t e a, y a unos voceros de asesinos y torturdores inmisericordes.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (6 votos) - Votar en contra Votos en contra (1 votos)
  • JEALBO Comentario realizado el 6/12/2013 7:47:41 AM

    Bienvenida mil veces la PAZ, pero una PAZ duradera, sin esguinces, sin impunidad, franca, sin armas, sin igualdades ni derechos gratuitos para los que hicieron la guerra, con reparación y con aplicación de la justicia, la humana, aunque imperfecta pero que se aplique, que ya vendrá la JUSTICIA DIVINA.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (5 votos) - Votar en contra Votos en contra (1 votos)
  • ELMENTALISTA Comentario realizado el 6/12/2013 12:57:08 AM

    LA PAZ PARA MIS NIETOS YO NO SE SI ME TOCA

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (4 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
    PauteFacil.com
    • Versiones Moviles
    • iphone
    • ipad
    • android
    • blackberry
    • windows-8
    • windows-phone

    Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
    Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


    • iab
    • pera
    Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.