Madre Laura

  • Medellín, 24 de octubre de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
La misionera que será santa
Una foto de juventud. En el santuario de la Luz, de las misioneras de la Madre Laura, los fieles dejan placas como agradecimiento por los favores recibidos. FOTO ARCHIVO -MANUELA PALACIO
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo

La misionera que será santa

El papa Benedicto XVI autorizó la promulgación del decreto de aceptación del milagro del médico Carlos Eduardo Restrepo. Faltan unos pocos pasos para que la Madre Laura sea santa.

Por MÓNICA QUINTERO RESTREPO -NATALIA ESTEFANÍA BOTERO | Publicado el 21 de diciembre de 2012

Mapa de noticiasCerrar

Por favor instalar el Plugin Flash

Las calificaciones de la Madre Laura Montoya eran casi perfectas: 5 en todo, 2 en canto. Sin embargo, ella cantaba. "Era destemplada hasta no más, pero nos decía, cantar acompasadas o desacompasadas, pero siempre cantar", cuenta la hermana Estefanía, que la conoció cuando estaba joven. Ahora ya tiene 90 años y la recuerda como si no hubiera pasado tanto tiempo.

"Nunca se miró al espejo. En una ocasión encontró uno y se miró y dijo, ay, pero que es esto, un monstruo. Así la conocí yo, vieja, y claro, los viejos somos muy feos". Se ríe.

No se imaginó en esa época que tantos años después estaría en la mesa, leyendo unos papeles con anécdotas. Ayer había un motivo especial para recordar a la beata colombiana.

El papa Benedicto XVI aprobó el decreto por el que se reconoce un milagro en el que ella intercedió. Un paso más hacia su canonización.

"Son etapas que se van realizando. La de hoy es la autorización para la promulgación del decreto. Quedamos pendientes de la aprobación de la canonización, que sería en el consistorio a finales de febrero, donde se daría la firma del decreto y la fecha para canonizarla", explica la hermana Surama Ortiz, misionera de la Madre Laura y quien hizo parte del estudio.

Todavía, entonces, no es Santa, pero está a un paso. Comenta monseñor Ricardo Tobón, Arzobispo de Medellín: "No creo que se presente algún escollo final, pues el proceso ha sido muy bien hecho y una de las mayores dificultades que es probar científicamente el milagro, sucedió. En este momento hay mucha esperanza y nos llena de entusiasmo y alegría".

De todas maneras, los fieles y quienes conocen su labor, saben, como cuenta la hermana Estefanía, que si bien "para la congregación es un honor tener una santa, no es eso, es que la Madre era una santa".

Porque fue una mujer devota, muy luchadora por sus causas. Tuvo diferencias con el clero, por ser mujer. Una, que quería ir a zonas inhóspitas a entregar conocimiento. Era, expresa Roberto Ojalvo, director del Museo Municipal de Jericó, una señorita y, en ese entonces, las señoritas no podían salir a la calle sin sus papás. Ella se aventuró a ir a los pueblos, a la selva. "Fue sola, sin un apoyo distinto a la fe y muchas veces en contra de las mismas jerarquías. Es la primera persona no solo en Colombia sino en el mundo que le dio reconocimiento e identidad a los indígenas". Estaba más allá de su época.

Camino a ser santa
La investigación inició en 1963, cuando empezaron a recoger información y algunos fieles a señalar la importancia y la fe que le profesaban. Primero se convirtió en Sierva de Dios y el 25 de abril de 2004 en Beata, con el milagro de Herminia González.

"Este proceso ha llevado muchos años. Para la canonización se necesitaba un milagro, que cumpliera tres condiciones -añade la hermana Surama-: que sea instantáneo, perdurable y certificado".

Tres condiciones que estaban en el milagro del médico Carlos Eduardo Restrepo, en el año 2005, cuando tuvo una crisis de salud severa que, pensó incluso él, no tenía más salida que la muerte.

Ya se había despedido de sus amigos, no lo podían operar y el diagnóstico no era bueno: tenía una perforación en el esófago, acompañada de una infección en el mediastino, más una suma de hechos negativos como pocas defensas. "Le aplicaron los santos óleos el 12 de enero de 2005 y esa noche, sin contarnos, le oró a la Madre Laura", cuenta la mamá, Marta Garcés.

Carlos Eduardo, médico, que ya había dicho que se iba a morir, le pidió entonces que le ayudara a salir de esa y que ojalá fuera útil para ella. No le prometió nada. Ni misas, ni mercados a los más pobres, ni dejar de admirar las piernas de una modelo. "Sáqueme de esta y le prometo que llega a los altares -continúa la mamá-. Pienso que los dos se la jugaron toda".

El médico ganó ocho años de vida, le agradeció en el santuario y ahora, ya casi, ella se volverá santa. Su milagro fue aceptado, porque cumplió los requisitos. Después de orarle se recuperó en tiempo récord. "Es la forma en la que sucedieron los hechos lo que se tuvo en cuenta. Ella para mí es la abogada mía, porque los milagros los hace Dios y la Madre es la que intercede".

También tiene claro que no es dejar de hacer. Carlos Eduardo, en ningún momento, omitió un procedimiento médico indicado. Es el dicho, tan común: "ayúdate, que yo te ayudaré". No es dejar de cumplir como médico, pero "una cosa no aleja la otra".

La fe movió las montañas de Carlos y de la madre Laura. Ya falta poco. La fe está puesta en esa mujer que nació en Jericó en 1874, medía 1.63 cms, murió en Medellín en 1949 y que, después de la firma y la fecha, será la primera santa del país.

ANALISIS

Resalto la solidez y seriedad del proceso

Monseñor Alberto Giraldo Jaramillo
Arzobispo Emérito  de Medellín. Fue testigo del proceso

Me alegro mucho y me estimula en mi vida de fe, sobre todo porque he podido conocer muy bien toda la vida de la Madre Laura. Yo tuve mucho que ver en el momento de la beatificación.

Esta decisión de proclamarla como Santa se podría esperar si se tiene en cuenta que este año de 2012 se celebra el centenario de un documento muy importante del Papa San Pío X sobre el trabajo con los indígenas, el que seguramente movió a la Madre Laura para que dos años después ella diera nacimiento a su comunidad religiosa que era eminentemente misionera y estaba al servicio de las comunidades indígenas. Comenzó su labor por Dabeiba y en su trayectoria, pasó a trabajar por el departamento del Cauca con las comunidades misioneras.

Le doy gracias a Dios por este paso que se acaba de dar. La seriedad y solidez que tuvo el desarrollo mismo del proceso hizo que se llegara a este punto. Yo conocí toda la parte médica de seguimiento.

También hay que tener en cuenta el despertar misionero que el mismo Papa Benedicto XVI ha apoyado, como sucede con el caso de la realización del último sínodo sobre la nueva evangelización, que es un impulso a estas iniciativas.

Creo que volvemos a sentir el paso del Señor llamándonos en este año de la Fe a que demos testimonio de nuestra fe en estas situaciones complejas que vive Colombia. Estamos a pocos días de la Navidad y este es el mejor regalo que nos hace el Señor en esta época.

ANÁLISIS

Una santa de nuestra raza

Carmen Elena Villa
Periodista y Laica Consagrada
columnista de El Colombiano.

La Iglesia universal pondrá como ejemplo de vida a esta mujer noble y pujante, quien con oración y apertura al espíritu, descubrió una gran sensibilidad hacia los indígenas de Antioquia y fundó las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, hoy conocidas como las Lauritas.

Ella también fue víctima de la violencia de nuestro país, pues quedó huérfana a los dos años pero este intenso dolor le sirvió para aprender a perdonar a los asesinos de su padre y a amar con predilección a las personas más excluidas de la sociedad. Una mujer que trabajó duro por los indígenas, supo ver en ellos la dignidad de hijos de Dios, aprendió a hablar su lenguaje y luchó contra la discriminación racial rompiendo paradigmas de aquel tiempo y sometiéndose a la incomprensión de muchos. Las críticas no le importaban. Ella estaba convencida de lo que hacía.

Los procesos de canonización no son nada sencillos. Requieren años y en varios casos siglos de investigación, entrevistas y dos milagros (uno para la beatificación y otro para la canonización), que deben ser analizados por una comisión de médicos, no necesariamente creyentes, para comprobar que no es posible que ocurra esa curación por causas naturales. La vida de esta futura santa ha pasado todas estas pruebas. La canonización de la Madre Laura nos trae a los paisas una gran lección: la santidad no es cosa del pasado, ni de personajes casi míticos de la Edad Media, provenientes de lejanos países, cuyas imágenes viejas reposan en iglesias oscuras. Ella es una mujer de nuestra cultura y nuestra raza. Con apellidos muy colombianos. Quizás comió arepa y tomó aguapanela. Ojalá sea la primera de muchos colombianos que por su vida heroica y su inflamado amor a Dios también podrían en un futuro ser elevados a los altares.

CRONOLOGÍA

UNA VIDA ENTREGADA A LA GENEROSIDAD Y A LOS DEMÁS

1874
Nació en Jericó, Antioquia, el 26 de mayo. Hija de Juan de la Cruz Montoya y Dolores Upegui Echavarría.
Del matrimonio nacieron tres hijos: Carmen, Laura y Juan de la Cruz.

1879-1882
A los cinco años tuvo una experiencia de Dios que la preparó para su vida futura. 
Recibió la primera comunión en Amalfil, donde vivía en la finca La Víbora, de su abuelo paterno Lucío Upegui.

1887
Ya se revelaba su espíritu misericordioso. Pese a la oposición familiar, oraba con la servidumbre. Era una observadora de la naturaleza y su lado místico lo exploró estudiando luego teología.

1890
Comienza sus estudios en la Normal Antioqueña para ser maestra. 4 años después comenzó a ejercer el magisterio en la Escuela Superior de Amalfi, donde fue nombrada directora de la sección superior

1895
Fue nombrada para dirigir la sección superior de la Escuela de Niñas de Fredonia.
Dos años después pide traslado y es enviada a Santo Domingo. Allí conoció a Tomás Carrasquilla.

1905
Se fue a enseñar a La Ceja, para huir de quienes la cuestionaban en Medellín.
Tras una temporada en Medellín, se va a Marinilla a enseñar. En 1909 reabrió el colegio La Inmaculada

1914
Con una expedición a Dabeiba, con cuatro compañeras, fundó el 14 de mayo la Congregación Misionera de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena. El comienzo de su obra.

1949-2004
Falleció en Medellín el 21 de octubre.
En 1960 comenzó su proceso de canonización y el 4 de julio de 1963 fue introducida la causa de su beatificación. En 2004 fue declarada Beata.

OPINIONES

UNA MUJER EXCEPCIONAL

Ricardo Tobón Restrepo
Arzobispo de Medellín
“Era una mujer fuera de serie. Hay que estudiar su obra y doctrina espiritual.  Tenía grandes dotes como la inteligencia, la personalidad y el liderazgo. Era además una escritora y toda una mística”

Roberto León Ojalvo
Director del Museo de Jericó
“En la práctica fue una pensadora, por la mirada que tenía sobre lo que debía ser la presencia de la Iglesia en esas comunidades, lo que debía ser la solidaridad con quienes tenían menos”.

Interacción y participación

90
3.8

La misionera que será santa

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: La misionera que será santa Link has been Rated 3.8 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

16 Comentarios - 24 de octubre de 2014
  • RAULECHEVERRI Comentario realizado el 12/21/2012 11:14:27 PM

    La Madre Laura, se internó en la selva y en su humilde equipaje no llevaba fusiles para transformar la sociedad,sólo llevaba el amor y la fe en D

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • RAULECHEVERRI Comentario realizado el 12/21/2012 11:11:25 PM

    El eco y la resonancia de la voz de la Madre Laura,en la selva de Dabeiba,acalla el ruido estridente y maldito de los fusiles de quienes dicen ser paladines de la justicia y paz cometiendo atrocidades.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • RAULECHEVERRI Comentario realizado el 12/21/2012 10:42:31 PM

    En honor y gloria a Dios,la Madre Laura entregó toda su vida a la causa noble del evangelio con fe inquebrantable sin esperar nada a cambio,sólo el amor a Dios y a la Iglesia en los más humildes y sencillos.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • RAULECHEVERRI Comentario realizado el 12/21/2012 10:39:09 PM

    Que alegría esta noticia espiritual de ver subir a los altares en santidad a la Madre Laura,mujer llena de virtudes y de méritos en favor de los más necesitados.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • diguar Comentario realizado el 12/21/2012 3:36:45 PM

    PAIS POBRES UN PAIS DE CREYENTES. ESTE ES UN EJEMPLO MAS, CON EL TIEMPO DIRAN QUE HAY QUE CANONIZAR A URIBE Y A CUANTO APARECIDO SALE POR AHI. MADURE PUEBLO

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (1 votos)

El Colombiano - los más

PauteFacil.com

Multimedia

  • Versiones Moviles
  • iphone
  • ipad
  • android
  • blackberry
  • windows-8
  • windows-phone

Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


  • iab
  • pera
Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.