• Medellín, 21 de octubre de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+

Guardar en Favoriting Agregar esta página a Mister Wong Envía Tips de esta noticia Aumentar texto Disminuir texto Imprimir Enviar a un amigo

Madre Laura una milagrosa a punto de santidad
LA LISTA DE milagros de la Madre Laura Montoya se extiende cada vez más. La obra de esta beata abarca ya a 32 países en tres continentes.
Lilliana Vélez De Restrepo  - Medellín  | Publicado el 10 de noviembre de 2008
Desde hace 36 años Ligia Lopera de Gómez y su familia se volvieron devotos a la Madre Laura.

Ella les ha hecho varios milagros. El más importante: salvó a la segunda de sus hijas de una fatal enfermedad.

"Fue precisamente el oftalmólogo Ivar Echeverri quien se dio cuenta de que mi hija, de 7 años, tenía una miastenia gravis, una enfermedad que incluso en este momento sigue sin tener cura", recuerda Ligia.

Le dijeron que si la niña llegaba a la adolescencia lo haría de manera difícil y dolorosa.

Alguien, entonces, le habló de la Madre Laura y sin conocerla, pero tampoco sin pensarlo demasiado tiempo, fue a su santuario en el barrio Belencito Corazón.

"Le pedí con gran devoción, la niña se curó por completo y hoy vive como una rosa. Es una mujer que hace de todo, vive súper activa y nunca está cansada".

Ligia, quien viajó a Roma para la beatificación, da fe de más favores que ha recibido su familia de esta milagrosa en camino de llegar a la santidad.

"Ella es una santa y ese no ha sido el único milagro que nos ha hecho".

Voces a favor
Sus palabras se suman a las de cientos de peregrinos y devotos que han dejado testimonio de los favores recibidos en un recinto abierto, contiguo al templo, donde sobresalen más de 100 placas de agradecimiento, al igual que muletas, prótesis y silla de ruedas.

"Esa silla era de un constructor, Juan Hernán Fonnegra, quien se cayó de una obra y quedó inválido. A los dos días de iniciar la Novena a la Madre Laura, la silla se le partió en dos, cayó al piso y pudo levantarse, curado", explicó la hermana Aura Latorre, directora del Santuario Beata Laura Montoya.

Más de 80 mil personas provenientes de 32 países han visitado el Santuario durante los últimos cuatro años. Y muchos de ellos han dado fe de los milagros que la Madre Laura les ha hecho.

La lista es larga y sigue creciendo. Y va desde la cura de cáncer en más de 22 órganos, epilepsias, infartos, diabetes, inválidos, sordomudos, desahuciados por enfermedades renales, drogadictos, alcohólicos y un largo etcétera, hasta casos de consecución de vivienda, regreso de hijos o familiares desaparecidos o secuestrados, y solución oportuna a necesidades económicas.

De todos estos casos hay un milagro en especial que es el que en la actualidad analiza El Vaticano y con el que la catalogarían como santa. Su proceso de canonización está en curso y su fallo pronto se conocerá.

Huellas de luz
Proveniente de una familia profundamente cristiana, Laura Montoya Upegui quedó huérfana a los dos años de edad cuando su padre fue asesinado por defender la religión y la patria.

Ella, junto a su madre y sus dos hermanos, tuvieron que enfrentar muchas dificultades económicas debido a que los bienes les fueron confiscados.

Según recuerda la hermana Aura Latorre de labios de su madre, Laura aprendió a perdonar y a fortalecer su carácter con cristianos sentimientos.

"El conocimiento y el amor de Dios despuntaron en su alma desde la tierna edad y Él se le dio a conocer en hondas experiencias trinitarias".

Muy joven egresó de la Normal de Institutoras de Medellín, lo que le permitió ayudar a su familia y recorrer varios municipios lejanos de Antioquia.

Fue así como llegó a Urabá, donde se propuso evangelizar a los indígenas, no cristianos y marginados.

Esta fue la razón para que creara, en 1914, la Congregación de Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena.

"Su meta era llevar la luz del Evangelio a los habitantes de la selva y mostrarles el amor de Dios, y lo logró".

Servicio y utilidad
Un lugar donde se respira paz
El Santuario Beata Laura Montoya, está ubicado en la carrera 92 No. 34CC-29, barrio Belencito.

El horario para los peregrinos es de martes a domingo y festivos de 9:00 a.m. a 12:00 m., y de 2:00 a 5:00 p.m.

Todos los días hay Eucaristía a las 7:00 a.m. y los domingos es a las 8:00 a.m. Los sábados y primeros domingos se imparte a las 3:00 p.m. Y los días 21 y 29 de cada mes es a las 4:00 p.m. Los sábados, de 8:30 a 9:00 a.m., y 8:30 p.m., en la emisora Santa María de la Paz (1.560 AM), podrá conocer más sobre la vida y obra de la Beata.

Informes: 253 87 17.

Contexto

1. La Madre Laura Montoya nació el 26 de mayo de 1874 en Jericó, Antioquia, y falleció en Medellín a los 77 años de edad, el 21 de octubre de 1949. El 25 de abril de 2004 fue beatificada.

2. El 14 de mayo de 1914 funda la Congregación de Misioneras María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, obra extendida a 19 países en los continentes de América, África y Europa.

3. Fue pedagoga, misionera y escritora. Su obra literaria la conforman 23 libros en prosa, cantos y versos, y más de 2.814 cartas de gran mérito por sus temas doctrinales e históricos.

4. Más de 633 personas han dado testimonio de los milagros de la Madre Laura desde su beatificación en 2004. En este momento El Vaticano estudia su caso para canonizarla.

 
Aumentar texto Aumentar texto Disminuir texto Disminuir texto Imprimir Imprimir Enviar Enviar a un amigo
Comentarios Comentarios ¿Qué es esto? Normas de uso 21 de octubre de 2014
Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.
En el momento, esta herramienta solo funciona con Internet Explorer 4.0 o superior.
Hacer comentario Haga su comentario Registrarse Registrarse Ver todos Ver todos los comentarios
Haga clic para ampliar
Manuel Saldarriaga
Para Valeria Mejía Gómez, la nieta de Ligia Lopera y José Luis Gómez, las visitas al Santuario de la Madre Laura son muy familiares; es como otra abuelita. Ligia, en cambio, la llama cariñosamente "gordita" y le tiene una devoción total.


Publicidad

 
img Inicio elcolombiano.com img
 
Inicio
Antioquia
Colombia
Conflicto armado
Economía
Política
Internacional
Educación
Salud
Ciencia
Medio ambiente
Motores
English News
Informes
Opinión
Opinión
Caricaturas
Con los lectores
Deportes
Fútbol
Otros deportes
Rumbo al mundial
Juegos Suramericanos Medellín 2010
Entretenimiento
Astrología
Cine
Sudoku
Crucigrama
Farándula
Televisión
Viernes
Tendencias
Cultura
Vida y sociedad
Tecnología
Turismo
Fincas
Espacios
Especiales
Generación
Fiesta Brava
EC-Bloguer
Nuestros Blogueros
Multimedia
Audios
Galerías fotográficas
Videos
Gráficos
Tips
Inicio
El Colmo
Vías y calles
Medio ambiente
De mostrar
Servicios
Edición impresa PDF
Ediciones anteriores
Primeras páginas
Publicaciones
Revistas
Suplementos
Punto de Compras
Salomón Móvil
Servicios
Loterías
Clasificados
Clasificados de EL COLOMBIANO
Clasificados en su celular
img
img
img Quiénes somos img Centros de atención al cliente img Créditos publicación img Anuncie con nosotros img
img
  FAQ img Contáctenos img RSS img Titulares vía email img Clásico El Colombiano img El Colombiano Ejemplar img Informes comerciales img Campaña cívica  
img
img Servicios Informativos de EL COLOMBIANO img img
img
AutoMotoresEl ColombianitoGeneraciónGenteNuevaViernesRevista Propiedades
img
Q´HuboLa RepublicaSalomónPunto de ComprasaDomicilioGuía de la salud
img
  Copyright © 2010 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Aviso legal img
  Directora: Ana Mercedes Gómez Martínez | Gerente: Luis Miguel De Bedout Hernández | Producción: Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO  
 

Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 5657733 - 3406736

 
  Para visualizar nuestro sitio web recomendamos utilizar navegador Internet Explorer 4.0 o superior y una resolución mínima de 1024 x 768 pixeles  
  Medición de tráfico por Certifica.com ACAP