Especiales El Colombiano

Diálogos de paz

Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo

Proceso de paz, entre calmas y tempestades

Publicado el 6 de febrero de 2013

Desde el inicio de los diálogos entre el Gobierno Nacional y las Farc, el pasado 19 de noviembre, en Cuba, momentos de contrastes han marcado la negociación con la que se pretende finalizar el conflicto armado que se libra en el país hace más de 50 años.

El entorno más complejo ha sido negociar en medio del conflicto. Al inicio, con el establecimiento de una tregua unilateral de dos meses (entre noviembre y enero), la guerrilla pretendió dar muestras de voluntad y compromiso con el proceso de paz, que necesitaba alguna manifestación para ganar el favor de la opinión pública colombiana y generar credibilidad, sobre todo desde las Farc, una organización cuya imagen es tan desfavorable entre la ciudadanía.

Diversas voces se escucharon entre el 20 de noviembre de 2012 y el 20 de enero de 2013, tiempo en el que, según el analista del conflicto León Valencia, los ataques del grupo subversivo se redujeron en un 80 por ciento, un hecho beneficioso para el país “disminuyeron las muertes y heridos de la Fuerza Pública, la muerte de civiles y disminuyó el ataque a la infraestructura económica”. Pero el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, denunció que en ese período de tregua, las Farc cometieron 57 acciones armadas violatorias de su compromiso.

Analistas militares han observado que en este tiempo las diferentes estructuras farianas buscaron fortalecerse “y se abastecieron de armas y otros elementos de guerra para cuando terminara la tregua”. El comandante de las Fuerzas Militares, Alejandro Navas, lo ratificó, pero advirtió que en el país las tropas oficiales están preparadas frente a una escalada de las Farc, terminada la tregua. Las Farc han pedido reiteradamente el cese bilateral, pero el Gobierno dice no. Su postura invariable es negociar en medio del conflicto armado.

El grupo guerrillero mantiene una escalada de acciones, para demostrar poder y hacer presión sobre los civiles, tendiente a buscar un cese de hostilidades. Ataques a municipios, detonación de explosivos y carros cargados con dinamita, y el secuestro de dos policías y un militar, sumados a la infracción al Derecho Internacional Humanitario con la voladura de una escuela rural en Balsillas, Caquetá, hacen parte de los hechos que se registran diariamente y que exasperan al país y ponen a los ciudadanos a dudar del proceso de paz.

El anuncio de las Farc de continuar secuestrando uniformados fue tomado por el Gobierno como un acto desafiante e inaceptable. Humberto de la Calle, jefe negociador del equipo oficial, reclamó claridad a la guerrilla “para no perder el tiempo”. La respuesta guerrillera desde La Habana resultó aún más polémica: el Gobierno decidió negociar en medio del conflicto, y retener uniformados, a juicio de las Farc, constituye un acto de guerra legítimo.

Lo que las Farc no calcularon fue la reacción de la opinión pública colombiana. La ola de rechazos no se hizo esperar y diferentes sectores condenaron que quisieran continuar con un delito tan degradante como el secuestro. Así se desató durante la última semana de enero y la primera de febrero el momento de mayor tensión y cuestionamiento al proceso de paz.

En una reacción que pretendió aliviar las críticas, las Farc salieron al paso a decir que no se levantarán de la mesa, “donde hay un ambiente positivo de trabajo”, y además anunciaron la liberación de los dos policías y un soldado en su poder. El Gobierno atinó a responder que “si hay voluntad, el país puede alcanzar la paz”.

Incluso con las polémicas, las partes y sus voceros principales guardan compostura y aprovechan el ambiente de hermetismo y confidencialidad que les facilita el escenario de La Habana. Sin el bombardeo incesante de noticias y opiniones de Colombia, Gobierno y Farc tratan de avanzar en el primer punto de la agenda, con el ánimo de mostrar al país resultados en el tema de la explotación y la propiedad de la tierra y los recursos naturales, tal vez el tema más denso y complejo de los cinco definidos como cruciales para las partes. Ahora, el reloj está corriendo para que no excedan el tiempo prudente para encontrar acuerdos en torno al desarrollo agrario.

Los ciudadanos, recogiendo las palabras del gobierno de Juan Manuel Santos, esperan una negociación rápida, digna y eficaz. No un proceso dilatado que, sin avanzar en resultados políticos sensatos, se adentre peligrosamente en los laberintos de un conflicto endurecido en sus efectos militares sobre la población civil, con los costos sociales y económicos que ello significa.

Interacción y participación

3
3.7

Proceso de paz, entre calmas y tempestades

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: Proceso de paz, entre calmas y tempestades Link has been Rated 3.7 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

4 Comentarios - 20 de agosto de 2014
  • Cristobal26 Comentario realizado el 2/6/2013 8:16:51 PM

    A pesar de mi apoyo crítico a JMS, debo decir que debería retirarse de las negociaciones hasta que las FARC liberen a los dos policías y al soldado. El prometió que no negociaría mientras hubiera secuestrados. Debe cumplir con eso o pierde su credibilidad

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • grabielpo Comentario realizado el 2/6/2013 7:51:30 PM

    Lo que deben hacer los medios es no publicar nada sobre ese circo barato.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • jdpc Comentario realizado el 2/6/2013 7:10:59 PM

    las farc deben de seguir imponiendo sus condiciones, por que aqui a los poderosos no les interesa la paz entre elllos uribe porque se les acabarian los negocios tan lucrativos que tienen.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • jota3 Comentario realizado el 2/6/2013 5:28:01 PM

    !!No, a los simulacros de diálogos de paz!!!! Que terminen ese circo!!

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)

El Colombiano - los más

PauteFacil.com
  • Versiones Moviles
  • iphone
  • ipad
  • android
  • blackberry
  • windows-8
  • windows-phone

Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


  • iab
  • pera
Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.