• Medellín, 2 de octubre de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
RESUCITÓ COMO DIJO
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo

RESUCITÓ COMO DIJO

Por P. HERNANDO URIBE C., OCD | Publicado el 31 de marzo de 2013

Resucitar es el verbo con que llamamos un acontecimiento gigantesco vivido por Jesús. "El Hijo del hombre debe sufrir mucho, ser matado y resucitar al tercer día" (Mt. 16, 21). Acontecimiento tan desmesurado que siempre nos preguntaremos qué significa, pues desborda toda capacidad. La resurrección mira con los ojos de todas las criaturas.

Resucitar no es revivir un cadáver. En la Biblia, el cadáver no es el cuerpo, sino el residuo que queda en un proceso de transformación radical en cuerpo y alma hacia la plenitud de la vida, que es Dios. Cuerpo resucitado, transfigurado, glorificado, transparencia inefable de la divinidad.

Resurrección, inefabilidad cantada por la cadencia de unas palabras, por la musicalidad de unos versos. "El aspirar del aire / el canto de la dulce filomena, / el soto y su donaire / en la noche serena / con llama que consume y no da pena".

Los peregrinos de Emaús, seres de espacio y tiempo, tuvieron en su caminar la experiencia inespacial e intemporal del Resucitado. Iba con ellos sin percatarse los sentidos. Al final se miran deslumbrados: "¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino?" (Lc. 24, 32). Siendo los mismos, eran otros.

La muerte de Jesús en la cruz es un acontecimiento cósmico: el sol se oscurece, el velo del templo se rasga en dos, la tierra tiembla y se oscurece. Espantado ante lo sucedido, el centurión glorifica a Dios diciendo: ‘Verdaderamente este era Hijo de Dios’ (Mt. 27, 54).

Desde que nacemos, comenzamos a resucitar en cada gesto que realizamos. Consolar al triste, echar demonios y curar enfermos son en el tiempo gestos de eternidad. Vida terrena de Jesús, puro anticipo de resurrección.

"El que esté sin pecado que tire la primera piedra". Gesto magnífico de resurrección, que reconcilia tanto a la adúltera como a los acusadores.

Las parábolas llevan el corazón por el espacio infinito de la fantasía cantando la resurrección. Ella nos pertenece desde ahora, comprometiéndonos a irradiarla a toda la creación, que "gime con dolores de parto, esperando la gloriosa liberación de los hijos de Dios" (Rom. 19-22). Filiación, fraternidad, resurrección, la misma cosa de distinto modo.

Resucita ya quien ora así: "Arríame, tómame, / déjame en puro casco, / flotante y sin rumbo / oscilando en tu mar".

De lo simple a lo complejo, de lo pequeño a lo grande, de lo temporal a lo eterno, de lo humano a lo divino, en todo hay resurrección, vida de Dios.

Interacción y participación

41
5.0

RESUCITÓ COMO DIJO

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: RESUCITÓ COMO DIJO Link has been Rated 5.0 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

2 Comentarios - 2 de octubre de 2014
  • deque Comentario realizado el 3/31/2013 9:05:47 AM

    Hoy ví al Padre Hernando muy , pero muy bien , en una forma muy deliciosamente escrita nos habla del fenómeno mas grande para la vida del Cristiano , dice el Apostol : Si Cristo no hubiese resusitado falsa sería nuestra Fé . Aleluya !

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • yotambienpuedo Comentario realizado el 3/31/2013 8:52:48 AM

    Qué más queda por decir después de leer tales palabras, cuán hermosas, sabias, y profundas? Cómo el autor , inspirado, las entremezcla con precisión divina- que emana de lo Divino- para formar frases que conducen a pensamientos de elevada mística, conceptos salvadores para el desesperado que tiene - tengo- el regalo de leerlos! Felicito no al autor, que no lo necesita dada su pertenencia a un estado superior de la mente y el espíritu, sino a el Colombiano por dar cabida en sus columnas a sacerdotes como éste que que han respetado la sotana y la orden, dando a entender que la Iglesia Católica aún existe como peregrinación Cristiana y no como institución humana. El padre De Roux, el padre Giraldo y todos aquellos curas que han politizado nuestro Credo Católico maltratando el Espíritu de Cristo, deben leer y aprender de este maestro de la mística. Proclamar la salvación del alma y no la redención económica de los pobres ( "Pobres siempre los tendréis entre vosotros"), he ahí el deber!

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (2 votos) - Votar en contra Votos en contra (1 votos)

    El Colombiano - los más

    PauteFacil.com
    • Versiones Moviles
    • iphone
    • ipad
    • android
    • blackberry
    • windows-8
    • windows-phone

    Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
    Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


    • iab
    • pera
    Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.