• Medellín, 23 de abril de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo
Ruidos que alteran la convivencia
| Las quejas que más expresan los vecinos son cuando las personas de apartamentos aledaños realizan fiestas. Al mismo, tiempo las mascotas cuando quedan en las residencias solas pueden incomodar con sus ruidos a los vecinos.

Ruidos que alteran la convivencia

DICIEMBRE ES MOTIVO de celebración y para evitar sanciones o querellas de sus vecinos por los ruidos que ocasione, es importante cumplir las normas que establecen las copropiedades.
Paula Andrea Ruiz | Medellín | Publicado el 27 de noviembre de 2010
Ya está por comenzar la época de diciembre. Temporada en la que se realizan más celebraciones, por motivo de grados, matrimonios o reencuentros con familiares, es decir, siempre hay actividades que por lo general terminan en pequeñas o grandes fiestas.

Ante este tipo de situaciones las personas que viven en apartamentos deben recordar las reglas y las normas que tienen las administraciones de la copropiedad.

Sandra Betancur habitante de una urbanización ubicada en Guayabal, confirma que al principio realizar reuniones en su apartamento era un poco complicado, ya que los manuales de convivencia de la unidad no permitían ninguna clase de ruido.

"Cuando llegué no era consciente del ruido, pues yo habitaba en una casa en donde era muy común hacer fiestas. Pero al vivir en un apartamento se debe pensar en que los vecinos están al lado, encima y debajo, y que los sonidos ocasionados por uno perturban las actividades de ellos. Por tal motivo, cuando decidimos hacer una fiesta solicitamos permiso y sabemos que el ruido debe ser poco y no hasta muy tarde", manifiesta.

Generar cultura
Alfonso Álvarez, director ejecutivo de la Asociación de propietarios, arrendatarios y administradores, Asurbe, expresa que el ideal es generar cultura entre los propietarios.

"Muchas veces las personas se olvidan que al vivir en una copropiedad se asumen ciertas normas y reglas. En muchas ocasiones si uno habla con los propietarios y manifiesta que va a celebrar los grados de un hijo y que se hará un ruido no muy exagerado, se puede llegar a un acuerdo. Así que la clave está en la comunicación",dice.

La idea es no cometer malestar e indisciplina con los vecinos, por ejemplo en las unidades es permitido realizar algunas celebraciones sin exceder los horarios.

De esta manera, el objetivo es cumplir las reglas establecidas, para evitar llamados de atención e inconformidades con los otros propietarios. Diego Restrepo, experto y consultor inmobiliario, aconseja que es importante que los administradores sean proactivos para evitar conflictos. Además, recomienda que a través de campañas se aclare y reiteren las normas.

"No es solo al interior de los apartamentos, el ruido se puede llevar a otros sitios como las zonas comunes. Por la época vacacional se generarán más ruidos e incluso se debe mejorar la seguridad para evitar inconvenientes", afirma.

También expresa el experto que cuando alguien decide llamar a la portería o en caso extremo a la policía, lo debe hacer cuando se ocasionen ruidos reiterativos y que excedan todas las normas. La idea tampoco es exagerar o llegar a ocasionar malestares. "La entidad que controla los problemas de convivencia son las inspecciones de policía. Ellos acuden al llamado que hace el afectado, es decir, el propietario. El administrador no es el encargado de hacer la denuncia", argumenta Restrepo.

» Análisis

Cumplir las normas beneficia a la comunidad


Juan David Gómez Restrepo
Asesor curaduría Cuarta de Medellín

No considero que el insistir sobre algunos temas sea contraproducente, muchos cambios de actitud de la comunidad se han logrado a través de generar repetición de una y otra manera en torno a los temas.

No lejana tenemos la tarea de consolidar la cultura de la norma y sobre todo en las actuaciones constructivas, tanto en predios de nuevos desarrollos, como en aquellos que ya se encuentran construidos.

Recientemente el Decreto Nacional 1469 de 2010, confirma que "se reglamentan las disposiciones relativas a las licencias urbanísticas, al reconocimiento de edificaciones; a la función pública que desempeñan los curadores urbanos y se expiden otras disposiciones", estableció, al igual que su antecesor el Decreto Nacional 564 de 2006, la necesidad de solicitar trámites para ciertas actuaciones, y sobre aquellas acciones que no lo requerían.

Específicamente, el artículo 10 dice: Se entiende por reparaciones o mejoras locativas aquellas obras que tienen como finalidad mantener el inmueble en las debidas condiciones de higiene y ornato sin afectar su estructura portante, su distribución interior, sus características funcionales, formales y/o volumétricas. No requerirán licencia de construcción las reparaciones o mejoras locativas a que hace referencia el artículo 8° de la Ley 810 de 2003 o la norma que lo adicione, modifique o sustituya".

Así que están incluidas en las reparaciones locativas, el mantenimiento, sustitución, restitución o mejoramiento de los materiales de pisos, cielorrasos, enchapes y pintura en general. La sustitución, mejoramiento o ampliación de redes de instalaciones hidráulicas, sanitarias, eléctricas, telefónicas o de gas. Sin perjuicio de lo anterior, quien ejecuta la obra se hace responsable de cumplir con los reglamentos establecidos para la propiedad horizontal y las normas que regulan los servicios públicos domiciliarios.

Además de prevenir daños que se puedan ocasionar a terceros y en caso de que se presenten responder de conformidad con las normas civiles que regulan la materia.

También, a cumplir con los procedimientos previos, requisitos y normas aplicables a los inmuebles de conservación histórica, arquitectónica o bienes de interés cultural".

No está por demás, que frente a solicitudes de su edificación haga las correspondientes averiguaciones ante las curadurías urbanas u oficinas de planeación, con el fin de evitarse reprocesos o sanciones por incumplimiento a la norma urbanística.

Por ello, el manejo de condiciones en la ejecución de las obras son responsabilidad del propietario, por lo que se aconseja manejar la totalidad de los términos con aquellos que llevan a cabo los trabajos. Igualmente, hacer una contratación de servicios de botada de escombros con personas responsables, que verdaderamente lleven estos sobrantes de construcción a los lugares designados para ello.

La técnica de dichos botaderos de escombros, en la mayoría de los casos, previenen desastres por saturación y mal manejo de nuestras quebradas y ríos.

» Contexto

Qué hacer con una inconformidad

Si usted habita en una unidad recuerde que el consejo de administración tiene normas de convivencia, y por ende debe asumirlas.

Así que si cuenta con un vecino que no cumple las reglas pertinentes a los ruidos exagerados ocasionados por motivos de fiestas u otra clase de actividades puede llamar a la portería y expresar su inconformidad por el ruido. A este vecino le llamarán la atención, pero si no acata la norma establecida, el afectado está en el derecho de llamar a la policía.

Recuerde que el objetivo es convivir en armonía con todos sus vecinos y evitar incumplir las normas de la copropiedad, para así evitar sanciones legales y malos ratos..


» Interacción y participación

11
4.0

Ruidos que alteran la convivencia

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: Ruidos que alteran la convivencia Link has been Rated 4.0 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

23 de abril de 2014

El Colombiano - los más

» Quizá te interese leer también

Móviles:
Iphone
Ipad
Android
Blacberry
Arrastre este ícono a su barra de tareas y manténgase informado.

Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


  • iab
  • pera
Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.