Histórico EL COLOMBIANO

EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa | Ampliar texto Texto normal Reducir texto Escríbanos Imprima esta página Califique esta nota Envíe a un Amigo Ir al inicio

 
 
Lilliana Vélez de Restrepo
Los rojos y naranjas de la puesta del sol en Miami le dan un toque diferente a la línea arquitectónica de la ciudad. Una cosa es Miami desde sus rascacielos y avenidas, y otra muy distinta la que se percibe desde el agua.
Un pirata con sabor latino es el nuevo ícono de Miami

 Una nueva forma para disfrutar de Miami desde el agua.
 Un proyecto empresarial de una pareja de colombianos.
 Es un barco turístico que sale todos los días de Bayside.


Por
Lilliana Vélez de Restrepo
Medellín

Desde hace cinco años, un barco pirata zarpa cuatro veces al día para surcar las aguas de la bahía de Miami y proveerle, a cientos de pasajeros, una nueva visión de la "Ciudad Mágica" fundada el 28 de julio de 1896.

Se trata de El Loro, un pintoresco barco que tiene su sede en Bayside, justo detrás de Hard Rock Cafe. Haciendo honor a su nombre y como si emulara al alegre plumífero, un experto guía latino va relatando las historias de los millonarios que habitan en esta zona de Miami.

"Esta es la casa de Antonio Banderas", afirma el guía, mientras señala la imponente mansión del actor español. Y continúa con los comentarios de las casas donde se han rodado famosas producciones cinematográficas.

Emprendedores
La idea del barco pirata se le ocurrió al matrimonio integrado por el ingeniero Felipe Caro y la presentadora de televisión y modelo Audrea Caro, una joven pareja de caleños que hace ocho años decidió ir en busca de nuevas experiencias tras el sueño americano.

Audrea recuerda que luego de mirar muchas opciones de negocios optaron por algo novedoso que no hubiera en Miami. "Queríamos tener un piano bar abordo de un barco en el Bayside Market Place, en el centro de la ciudad. Lo que no sabíamos es que había gente esperando turno desde hacía veinte años".

Sin embargo, confiesa Audrea, su fe en Dios y su espontaneidad cautivaron al dueño que, antes de lo que pensaban les dio el puesto en el muelle. "Fue tan rápido que nosotros ni siquiera habíamos conseguido el barco. Y cuando nos preguntó le dijimos: no se preocupe que en un mes está aquí".

Y así fue. Consiguieron El Loro en Ohio, y lo transportaron a través del río Mississippi hasta llegar a La Florida, donde opera desde hace cinco años.

"La llegada fue toda una sensación: un barco de bucaneros al lado de los más modernos yates causó un gran asombro entre los visitantes a Bayside. Sin embargo, rápidamente se ganó el corazón de propios y turistas, y hoy está considerado todo un ícono de Miami".

Esto explica sus continuas apariciones en Discovery Channel y en varias películas que se han filmado en Miami.

Multifacético
El Loro no solo presta sus servicios como un barco turístico, sino que también es utilizado para celebrar fiestas abordo.

"Muchas empresas lo contratan para rematar allí sus congresos y convenciones. El ambiente es perfecto para que se destensionen después de una jornada de trabajo y vivan sus fantasías con disfraces en una inolvidable fiesta", explica Audrea Caro.

La embarcación cuenta con todas las comodidades para que adultos y niños disfruten con seguridad de un paseo por la bahía.

Además de confortable silletería, cuenta con salón con aire acondicionado, bar, dos baños, el más moderno equipo de comunicaciones, equipo de sonido profesional , iluminación para fiestas y cubiertas cubiertas y descubiertas para quienes no se quieren perder ni un solo detalle del recorrido.

Romántico
A raíz del éxito del Loro, la familia Caro adquirió hace tres años otra embarcación. Se trata del Nautical Queen, un barco con chimenea y ruedas de paletas, como los clásicos que fueron inmortalizados por Mark Twain en sus historias del Mississippi.

"Este es un concepto más formal y elegante, que contratan mucho para celebrar bodas abordo", explica Audrea Caro.

Claro que cuando Miami vive su temporada alta de turismo, entre junio y agosto, los dos barcos se dedican a transportar turistas para que vibren con la otra cara de la ciudad.



Ayuda al lector

Un paseo para disfrutar en familia
El recorrido en el barco pirata tiene una duración de una hora y veinte minutos. Sale cuatro veces al día, a las 12:30 p.m., a las 2:30 p.m., a las 4:30 p.m. y a las 6:30 p.m. El costo es de 17 dólares por adulto y 15 dólares para niños. Abordo ofrece servicio de bebidas y snacks en su bar. Se puede tomar directamente en Bayside, pero si es temporada alta se aconseja reservar en el 305-860-88-54. Más información: www.miamiaquatours.com


EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa |