EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa | Ampliar texto Texto normal Reducir texto Escríbanos Imprima esta página Califique esta nota Ir al inicio

 
 
El senador Rosember Pabón, ex combatiente del M-19 aseguró que Carlos Pizarro jamás se reunió con Pablo Escobar como dice un libro de las Auc.
 
Para el M-19 buena parte de las muertes en el Palacio de Justicia fueron responsabilidad de la acción del Ejército. Las familias de las víctimas quieren que se conozcan los verdaderos motivos de aquella guerrilla para ese ataque.
Verdades de la toma del Palacio de Justicia

 Familias de magistrados insisten en los nexos entre el M-19 y los narcos.
 Ex guerrileros del M-19 insisten en que no conviene reabrir las heridas.
 Protagonistas del hecho cuentan su verdad frente a la polémica desatada.


Colprensa, Bogotá
A poco más de un mes de conmemorarse los 19 años de la toma del Palacio de Justicia por parte del grupo guerrillero M-19, hecho en el que perdieron la vida 26 miembros de la Corte Suprema de Justicia (entre magistrados, auxiliares y empleados), el presidente Álvaro Uribe Vélez reabrió la polémica sobre el proceso de reinserción de esa organización al asegurar que sus miembros fueron indultados por crímenes atroces.

La intervención de Uribe Vélez en la Universidad Internacional de La Florida, fue tema de discusión durante toda la semana pues el mandatario aseguró que la toma al Palacio de Justicia demuestra los nexos del M-19 con narcotraficantes.

Estas afirmaciones no solo dieron pie a que el senador Édgar Negret mediante un derecho de petición exigiera al mandatario presentar las pruebas que vinculan al M-19 con el Cartel de Medellín sino que llevó a los desmovilizados de esa guerrilla a ofrecer la renuncia al indulto que recibieron por parte del presidente Virgilio Barco, el 9 de marzo de 1990.

Colprensa reunió los testimonios de algunos de los desmovilizados del grupo M-19 y los hijos de dos de las víctimas del holocausto.

Rosemberg Pabón
Durante su vida como guerrillero, Rosemberg Pabón, fue conocido como el Comandante Uno, quien tuvo a su cargo la toma de la embajada de República Dominicana en 1980.

Al desmovilizarse, ingresó a la política en el Valle del Cauca y fue elegido por voto popular como alcalde de Yumbo. En la actualidad es senador.

¿Usted qué opina de las palabras del Presidente?
"No sé a qué juega el Presidente con declaraciones de este estilo. Primero intentó deslegitimar la marcha indígena de 60 mil personas en el Cauca al decir que tenían vínculos con los paramilitares. Después, que desviaban recursos de las ARS (Administradoras del Régimen Subsidiado). Y ahora, cuando el Polo Democrático se convirtió en una alternativa seria de poder, el objetivo es atacar a uno de sus grupos internos: los antiguos militantes del M-19".

¿La desmovilización del M-19 sentó un precedente para las que se registraron después?
"La Constituyente fue como una cascada, como un ejemplo para otras desmovilizaciones, como las del Quintín Lame, del Partido Revolucionario de los Trabajadores, la Corriente de Renovación y del Epl. Si el M-19 no se hubiese desmovilizado, esos grupos seguramente seguirían activos. Además, las declaraciones del presidente Uribe sientan un precedente grave para los actuales procesos, porque ¿con qué interés unos combatientes van a llegar a una desmovilización, si años después se vuelven a abrir los casos o las heridas?".

El senador Navarro había amenazado con renunciar al indulto y al final, los ex integrantes del M-19 decidieron pedir una Comisión de la verdad
"Tampoco la situación está para decir que se va a renunciar a la prescripción de los delitos y dejar de lado la amnistía. Revivir este tema es caer en el oscurantismo judicial, porque el caso ya fue juzgado y ventilado. Ninguno de los que recibimos el indulto tuvimos algo que ver en la toma del Palacio. Se le debe aclarar al país este tema que parece se olvidó".

¿Cuál es la verdadera historia de la supuesta relación entre el narcotráfico y el M-19?
"Se han hecho investigaciones profundas e incluso Estados Unidos determinó que no hay vínculos entre el narcotráfico y el M-19 en la Toma del Palacio de Justicia".

Pero el Presidente Álvaro Uribe dijo en Miami: "El M-19 quemó el Palacio de Justicia en asociación con el narcotráfico y están indultados"...
"No es cierto que el M-19 se hubiese aliado con el narcotráfico para tomarse el Palacio de Justicia, ni que Carlos Pizarro se haya reunido con Pablo Escobar, como relató Carlos Castaño en su libro. Yo hablé con Ernesto Báez, el cabecilla paramilitar con el fin de que me aclarara los miles de errores que leí en esa obra que él le ayudó a escribir a Castaño. Carlos Pizarro estaba en las montañas del Cauca y yo estaba en las de Antioquia. Todos los días teníamos contacto y se necesitaba que él tuviese el don de la ubicuidad para estar en dos lugares al mismo tiempo. Después me extrañó lo que salió publicado porque fue otra historia".

El ex ministro de Justicia Carlos Medellín dice tener pruebas de esa relación....
"Quiero decirle con todo respeto a los hijos de los magistrados que sus padres fueron progresistas y de ideas superliberales. No pueden pretender que no ha pasado nada y revivir la historia es un claro mensaje de tinte político".

¿Ahora, como saldar y sellar esta polémica?
"Los indultados no nos debemos dejar provocar. Por eso hago un llamado al Presidente y al mundo, para que haya una verdadera reconciliación en Colombia. ¿Cuál es el objetivo y el ánimo de sectarizar al país? Con la desmovilización le dimos un ejemplo de paz a la Nación y nuestra herencia es la Constitución del 91. El pacto fue con el Estado. Participaron el Gobierno, los poderes judiciales, los industriales. Es nefasto revivir esta polémica, ¿o es que se quiere repetir la trampa, como la que se le hizo a Guadalupe Salcedo? Me pone los pelos de punta. Al presidente Uribe le digo que como primera autoridad necesitamos de su guía, de luz al final del túnel y no de confusión".



Ayuda al lector

No habrá indulto para crímenes atroces
Los siguientes son algunos extractos de las palabras del presidente Álvaro Uribe Vélez, el 29 de septiembre, en la Universidad Internacional de La Florida, al ser consultado sobre los presuntos indultos ocultos ofrecidos a miembros de las Auc:

"El Gobierno no está manejando indultos ni por encima ni por debajo de la mesa con paramilitares. La legislación colombiana es muy clara. En la Constitución, los tratados internacionales a los cuales se ha adherido Colombia, el delito meramente político como la rebelión, es indultable y es amnistiable. El delito atroz no es indultable, no es amnistiable.

El paso que sí hemos dado, y lo dimos desde la campaña fue este: nosotros no podemos decir que los delitos de la guerrilla son buenos y los de los paramilitares son malos, que ha sido una tendencia muy de nuestro país.

Allá en el pasado se indultaron atrocidades de la guerrilla. El M-19 quemó el Palacio de Justicia en asociación con el narcotráfico y están indultados. Colombia no puede repetir esos errores, ni a favor de paramilitares ni a favor de guerrilleros. El delito atroz es delito atroz cométalo el paramilitar o el guerrillero.

En cuanto al delito de rebelión. Antes se decía que el delito de la guerrilla era un delito político -rebelión- y que el de los paramilitares era simplemente un crimen común. Esa diferencia tampoco es aceptable. Tan alzado en armas es el uno, como alzado en armas el otro".


EL COLOMBIANO.COM | Inicio edición impresa |