Así se enredó el contralor Zuluaga con una renuncia

  • Foto: Víctor Andrés Alvarez
    Foto: Víctor Andrés Alvarez
Por Germán Jiménez Morales | Publicado el 08 de diciembre de 2016

El 7 de enero de 2016, la contralora (e) de Medellín, Carmen Cecilia Escobar David, le ordenó a una subalterna que tomara un radicado de un documento anulado el 5 de enero de 2016 y lo usara para meter en el sistema electrónico Mercurio, con esta última fecha, la renuncia de Sergio Zuluaga Peña al cargo de contralor Auxiliar de Responsabilidad Fiscal.

Lea aquí: La abogada que no le reveló a su cliente los problemas del pasado

Como parte de ese proceso, el mismo 7 de enero el memorando de la renuncia de Zuluaga Peña pasó por la taquilla de la entidad, y allí le pusieron como si hubiera ingresado el 5 de enero, a las 8:39 minutos de la mañana.

¿Qué necesidad había de incurrir en estos hechos?

Resulta que el servidor público Sergio Zuluaga Peña se presentó en varios municipios del Valle de Aburrá a convocatorias para cargos como contralor y personero. Ese 7 de enero, en particular, estaba en la baraja de 20 candidatos para la Contraloría General de Antioquia. De 26 diputados, 20 votaron por él.

El entonces presidente de la Asamblea, Rubén Darío Callejas Gómez, certificó que Zuluaga Peña fue elegido contralor y tomó juramento ese día, como consta en el acta número 4; que la sesión comenzó a las 9:00 de la mañana, pero que como ese asunto estaba previsto en el punto 3, “no se puede establecer con exactitud la hora de la elección”.

Extraña respuesta, considerando que la Asamblea graba las sesiones. Revisado, por ejemplo, el video de esa sesión en su canal de Youtube, se aprecia que Zuluaga Peña juró como contralor de Antioquia el 7 de enero de 2016 antes de las 11:30 a.m.

Cuando juró defender la Constitución y las leyes de la República como Contralor de Antioquia, Zuluaga no podía ser, simultáneamente, contralor Auxiliar de Medellín.

Así lo ordena la Constitución, en su artículo 128: “nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público ni recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado, salvo los casos expresamente determinados por la ley. Entiéndese por tesoro público el de la Nación, el de las entidades territoriales y el de las descentralizadas”.

Una denuncia anónima, salida de la Contraloría de Medellín, alertó, sobre la presunta dualidad de cargos en que habría incurrido Zuluaga Peña. También dio las claves de la presunta manipulación de documentos para sacar al funcionario de ese lío, por parte de una funcionaria del más alto nivel.

Consultado sobre el tema, el hoy Contralor General de Antioquia expresó que él, personalmente, le entregó su carta de renuncia a Carmen Cecilia Escobar David, quien era subcontralora y contralora (e) de Medellín.

De la fecha no estuvo seguro, pues dijo que fue el 5 de enero o el día antes de la elección de contralor de Antioquia. Lo que sí tenía fresco es que no radicó la renuncia en el sistema Mercurio y sostuvo que desconoce todo lo que pasó de ahí en adelante.

“En ese tema yo me confié. Yo le dije, mira, te presento mi renuncia. Ella me dijo, listo, yo te la radico y todo el asunto. Pero, además, es un trámite administrativo que no tiene en nada qué rayar con el procedimiento mismo de la renuncia. La renuncia no es renuncia porque usted la radique dentro del Mercurio, sino porque la presente. Y se la presenta a la persona que tiene qué darle la renuncia y eso fue lo que yo hice. Incluso le dije a ella, bueno, confío en que la metas en Mercurio, haz tu el resto del trámite administrativo, que es el que te corresponde a vos”.

¿O sea que lo que pase de ahí para allá es responsabilidad de Carmen Cecilia Escobar David?

“El sistema y la situación que adentro ella haya manejado o no. Ella me acepta la renuncia de manera irrevocable”.

“Eso era de él”

Al preguntarle sobre el asunto, Escobar David, contralora (e) de Medellín para la época de los hechos, aseguró que “a mí no me correspondía radicar la renuncia. Eso era de él. Por eso digo que se generó un error de comunicación”.

Un presunto error, que ella explicó así.

El 5 de enero de 2016 Zuluaga Peña fue a su oficina, más o menos a la 1:30 de la tarde, y le entregó su carta de renuncia. Ella supuso que el subalterno la había radicado en Mercurio y esperó a que, por el sistema electrónico, le llegara el respectivo radicado.

Ese radicado de la renuncia de Zuluaga Peña no llegó el 5 de enero. Tampoco el 6, cuando ella procedió a aceptarle la renuncia, la cual quedó con el radicado número 017000-201600000300. Para la abogada, con eso hubiera bastado. Inclusive, consideró que hubiera podido declarar insubsistente a Zuluaga Peña, evitando así los problemas que luego se presentarían, pero no lo hizo porque “con ello no honraba la verdad”.

Agregó que el 7 de enero, cayeron en cuenta que se estaban haciendo en la Asamblea de Antioquia las elecciones para contralor departamental y que Zuluaga Peña estaba participando. Entonces, “preocupada por la legalidad de la forma” y para darle total realidad a la renuncia del subalterno, llamó a una empleada de gestión documental y le dijo: “necesito un radicado viejito”.

El “radicado viejito” se tomó de una constancia de estudios que Luz Elena Mira Olano, decana de la Facultad de Derecho de la Unisabaneta, le dio al estudiante Juan Bernardo Bedoya Monsalve, técnico operativo de la entidad. El certificado ingresó a Mercurio con radicado 201600000135 del 5 de enero de 2016, a las 8:39 de la mañana y había sido anulado. Esa anulación solo puede realizarse con la autorización del secretario General de la Contraloría de Medellín, según lo reglamentó la misma Carmen Cecilia Escobar David cuando ocupó ese cargo.

Por orden de la abogada Escobar David, revestida del poder de contralora (e), ese “radicado viejito” del técnico Bedoya Monsalve se le puso a la renuncia de Zuluaga Peña, con lo cual quedaba, dentro del sistema Mercurio, como si la última hubiera ingresado el 5 de enero de 2016 y no el 7 de enero.

Para poder hacer esta operación, la contralora (e) pasó la renuncia de Zuluaga Peña por la taquilla de la entidad. Allí le pusieron también el sello de radicado 201600000135, con fecha 5 de enero de 2016 a las 8:39 de la mañana.

Las inconsistencias siguen. En documentos conocidos por este diario, se aprecia que la contralora (e) entró a Mercurio el documento “original” de la renuncia de Zuluaga el 7 de enero de 2016 a las 2:48 de la tarde, y resulta que el funcionario se había convertido en el contralor departamental ese día, antes de las 11:30 a.m.

En concepto de la excontralora (e), Zuluaga Peña no violó la norma que les impide a los servidores públicos desempeñar dos cargos, pues, anotó, “él nunca recibió salario por el día 7 de enero de 2016” como contralor Auxiliar en la Contraloría General de Medellín.

No obstante, documentos oficiales conocidos por este diario, revelan que el 8 de enero de 2016 Zuluaga Peña, que ya era contralor General de Antioquia, siguió actuando como contralor Auxiliar de Medellín. En el sistema Mercurio, que no usó para tramitar su renuncia, consta que a las 9:07 de la mañana, con radicado 201600000460 y con Claudia Marcela Giraldo Velarde como destinataria, hizo un “TRASLADO DE HALLAZGOS FISCALES PARQUES DEL RÍO”, como se lee textualmente.

La abogada Escobar David trabaja hoy como asesora de la Contraloría de Antioquia. El titular del despacho se la llevó porque, comentó ella, Sergio Zuluaga Peña necesitaba de una persona de confianza que le revisara todo lo que le remitiera la oficina Jurídica.

El criterio de la funcionaria es que ella no incurrió en el presunto delito de falsedad en documento público, porque los documentos montados a Mercurio son originales.

La abogada aseguró que “el único error fue usar un radicado anulado. Ese fue mi error de forma. Esa fue una tontería mía. Con el radicado terminado en 300 (en que aceptó la renuncia de Zuluaga Peña) era suficiente”.

La servidora pública se mostró tranquila frente a la manera como actuó en este caso. Con esa misma tranquilidad está encarando, junto con el contralor de Antioquia, la investigación de tipo disciplinario que adelanta la Procuraduría General de la Nación, identificada con el número 2016-66149.

Su origen es una queja anónima contra la excontralora (e) de Medellín, por presuntas irregularidades, falsedad ideológica en documento público y fraude procesal. No obstante, para Carmen Cecilia Escobar David, lo que ella hizo “jurídicamente no tiene trascendencia”.

Los documentos de la enredada renuncia de Zuluaga Peña

El 5 de enero de 2016, a las 8:39 a.m., el técnico operativo Juan Bernardo Bedoya Monsalve radicó en el sistema Mercurio de la Contraloría General de Medellín, un certificado de estudios de la Universidad Unisabaneta, y quedó con el número 201600000135. Ese documento fue anulado. El 7 de enero de 2016, a las 2:48 de la tarde, la contralora (e) de Medellín Carmen Cecilia Escobar David, ingresó a Mercurio, con ese “radicado viejito”, la carta de renuncia de Sergio Zuluaga Peña como contralor Auxiliar de Responsabilidad Fiscal.

Image

La contralora (e) dijo que, el 5 de enero de 2016, a eso de la 1:30 de la tarde, Zuluaga Peña le entregó personalmente su renuncia, pero no la metió al sistema Mercurio. El funcionario usaba ese sistema electrónico de gestión documental. Ese mismo día tramitó, por ese mismo medio, asuntos a las 11:08 a.m., las 2:18 de la tarde y las 2:34 de la tarde.

Image
Image
Image

Esta es la renuncia irrevocable de Sergio Zuluaga Peña en la Contraloría de Medellín. El 7 de enero la ingresaron al sistema Mercurio. Sin embargo, por taquilla le pusieron un sello con fecha 5 de enero de 2016 y el “radicado viejito” del documento del técnico operativo.

Image

La aceptación de la renuncia de Zuluaga Peña, por parte de la subcontralora con funciones de contralora (e), entró al sistema Mercurio con fecha 6 de enero de 2016 y radicado 017000-201600000300. Sin embargo, la renuncia se montó al día siguiente en Mercurio.

Image

Zuluaga juró como contralor de Antioquia el 7 de enero de 2016. Sin embargo, el 8 de enero aún tomaba decisiones como contralor Auxiliar de Responsabilidad Fiscal: a las 9:07 a.m., y con radicado 201600000460, hizo a través del sistema Mercurio un “traslado de hallazgos fiscales Parques del Río”.

Image

Estos ejemplos muestran que en el sistema Mercurio de la Contraloría de Medellín los documentos anulados siguen existiendo y sus radicados no se usan para fines distintos para los que fueron creados.

Image

En el trámite por el sistema Mercurio de la renuncia de Sergio Zuluaga Peña al cargo de contralor Auxiliar de Responsabilidad Fiscal hay inconsistencias como estas: el 5 de enero montan la renuncia irrevocable, pero esta queda como presentada por la contralora ((e) a Zuluaga Peña; el 6 de enero, a las 9:50 a.m. Zuluaga Peña aparece informándole a la contralora (e) de Medellín la aceptación de la renuncia. Es el contrario: la contralora (e) debe ser quien le acepta al primero la renuncia. El 7 de enero, a las 12:44 de la tarde, Carmen Cecilia Escobar David, aparece enviándole una renuncia a Zuluaga Peña, cuando era al contrario.

Image
Image
Image

La Procuraduría Regional Antioquia adelanta una indagación preliminar contra Sergio Zuluaga Peña y Carmen Cecilia Escobar David, “por presuntas irregularidades, falsedad ideológica en documento público y fraude procesal”, que está con radicado 2016-66149. El caso llegó por una queja identificada en el sistema como “”anónimos indignados”.

Image

En Definitiva

La Procuraduría indaga de forma preliminar a Sergio Zuluaga Peña_y Carmen Cecilia Escobar David por presunta falsedad en documento público. La excontralora (E) dice estar tranquila.

Contexto de la Noticia

Para saber más Casos del contralor en la Fiscalía

El diputado antioqueño Jorge Alberto Gómez Gallego denunció ante la Fiscalía a Sergio Zuluaga Peña, contralor de Antioquia, por el presunto delito de falsedad en documento público agravada y otros delitos. El motivo: en el proceso de selección presentó una reclamación, y le fue concedida, por tener título de Doctor, el mismo que, afirma el diputado, realmente no posee.

El diputado también denunció al contralor departamental por el presunto delito de peculado por apropiación, tráfico de influencias y abuso de autoridad. Gómez Gallego sostiene que el 19 de enero de 2016 Zuluaga Peña le pidió a la Asamblea permiso para salir del país y asistir a un evento de la ONU Hábitat en Madrid, España, del 22 al 26 de enero. Le dieron una comisión de servicios y, sostiene el diputado, esta no tiene hechos cumplidos de ningún tipo, pues tal evento “al parecer no existió, según correo de respuesta por esta entidad internacional”. Denuncias como estas fueron presentadas en un debate en la Asamblea de Antioquia, al que Sergio Zuluaga Peña no asistió.

Germán Jiménez Morales

Periodista y escritor. Diplomado en información económica y financiera, Geopolítica y finanzas para no financistas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección