Bebidas azucaradas en colegios: acciones aisladas sin regulación

  • ilustración Raúl Zuleta
    ilustración Raúl Zuleta
Por JUAN DIEGO ORTIZ JIMÉNEZ | Publicado el 24 de marzo de 2018
11,5

por ciento de los niños de 0 a 4 años tiene sobrepeso en el departamento. La obesidad en esa edad es de 7 por ciento.

22,9

por ciento de niños y adolescentes entre 5 y 17 años en Antioquia tiene sobrepeso, según un estudio del año 2015.

en definitiva

Tanto en las dietas de adultos como de niños, la Organización Mundial de la Salud recomienda reducir la ingesta de azúcares libres, al menos en 10 % del consumo total de energía.

La prohibición anunciada esta semana por el colegio Jorge Robledo (occidente de Medellín) para vender bebidas azucaradas en sus cafeterías, favorecerá la salud de niños y adolescentes, pero es una medida aislada hasta que no se expida una ley que regule el expendio de alimentos en instituciones escolares, según expertos consultados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que el elevado consumo de bebidas azucaradas sugiere una dieta de baja calidad, dado que estas contienen sacarosa o fructosa (conocidas como azúcares libres), a menudo, en grandes cantidades. El aumento del consumo de estos líquidos está asociado con el sobrepeso y la obesidad en niños, acotó la OMS.

Natalia Zuluaga Arroyave, docente de la Facultad de Ciencias de la Nutrición y los Alimentos del CES, explicó que limitar las gaseosas en los niños disminuye el consumo de carbohidratos concentrados. “Con solo dos gaseosas al día se cubre esa media de carbohidratos, eso sin contar el consumo de jugos y dulces. No son necesarias en la dieta de los niños porque se pueden conseguir de fuentes más saludables”, amplió.

Zuluaga añadió que la ingesta excesiva de estas bebidas aumenta la probabilidad de sufrir obesidad, sobrepeso y diabetes. “Las gaseosas también tienen sodio, y este, en altas cantidades, puede ocasionar hipertensión”, acotó.

La OMS también advirtió porque los niños obesos o con sobrepeso tienen mayor riesgo de padecer problemas respiratorios, trastornos del sueño y efectos psicológicos, como baja autoestima, depresión y aislamiento social.

Tibios intentos normativos

La Ley de Obesidad (1355) de 2009 menciona someramente el consumo de alimentos y bebidas en centros educativos. En uno de sus artículos afirmó que las instituciones educativas deben ofrecer diversidad de alimentos que cubran las necesidades nutricionales de los alumnos y garantizar una alimentación balanceada.

Carolina Piñeros, directora de Red PaPaz, organización de padres de familia, dijo que impulsarán ante el próximo Congreso una ley que regule la distribución de productos en colegios. Mencionó iniciativas como tiendas escolares saludables en Valle y en Meta, pero de corto alcance.

Ximena Norato, directora de la Agencia Pandi, entidad que promociona los derechos de los niños, criticó que las golosinas y los productos de paquete se comercializan sin restricciones en los colegios, con etiquetas poco entendibles.

“La salud de los niños está por encima de cualquier pretensión comercial. Está comprobado que estas bebidas hacen daño, y por lo tanto, celebramos que se promueva el consumo de alimentos saludables en los colegios”, anotó Norato.

Lío de talla mayor

Según el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Medellín 2016-2028, de la población menor de 5 años, 15,7 % presenta sobrepeso y 5,6 % obesidad. El porcentaje de sujetos con sobrepeso es mayor en el grupo de 2 a 4 años y en el sexo femenino, 16,5 %. Entre los 5 y los 17 años el sobrepeso es de 15,6 %, con una proporción superior en mujeres (18,9 %).

Ángela Londoño Trujillo, directora Técnica y de Planeación de la Secretaría de Salud de Medellín, contó que recibió con agrado la medida del Jorge Robledo y dijo que actualmente la dependencia realiza una caracterización, con la fundación estadounidense Bloomberg, para saber que productos se consumen en los colegios públicos de la ciudad.

“La invitación es a que otras instituciones tomen esta medida. Como no hay regulación local ni nacional, los planes deben ser voluntarios”, concluyó Londoño.

Contexto de la Noticia

REGULACIÓN DE ETIQUETAS EN CHILE OBLIGA A PONER ADVERTENCIAS EN LOS EMPAQUES

Ximena Norato, directora de la Agencia Pandi, reseñó que en España prohibieron la venta de comida ‘”chatarra” en los colegios por sus repercusiones en la salud de los estudiantes. La experta mencionó la Ley de etiquetado de alimentos vigente desde 2016 en Chile, que obliga a todos los alimentos altos en calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas a tener una advertencia en la cara principal del empaque con un octágono negro y letras blancas, con la frase “Alto en...”. Este aviso opera como una señal de “Pare”. Además, en los colegios se prohibe la venta de estos productos y se promueve, en asocio con el Ministerio de Educación, la instalación en todos los establecimientos de tiendas saludables. “A los niños, desde los primeros grados, se les enseña a leer las etiquetas para que sepan que consumir. En Colombia estamos en mora de tener una legislación estricta con los alimentos”, afirmó.

COLEGIO EN BOGOTÁ IMPLEMENTA ACCIONES SIMILARES HACE 25 AÑOS

El Colegio San Jorge de Inglaterra, ubicado en la localidad de Suba, en Bogotá, sustituyó los alimentos de sus estudiantes desde 1993. El plan comenzó de manera progresiva, con la eliminación de productos que tuvieran colorantes y saborizantes, asimismo, se hizo control de azúcares y grasas saturadas.

Mónica Cortés, nutricionista de la institución, indicó que los alimentos que se reparten en la mediamañana y en el almuerzo son producidos en el mismo colegio. Por eso se implementó una huerta orgánica, una panadería, una pastelería y un restaurante. Los jugos y bebidas reemplazaron las gaseosas. Añadió que el modelo ha sido exitoso y del agrado de los padres de familia.

Juan Diego Ortiz Jiménez

Redactor del Área Metro. Interesado en problemáticas sociales y transformaciones urbanas. Estudié derecho pero mi pasión es contar historias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección