El giro que dio la investigación sobre una intoxicación por drogas en colegio de Copacabana

  • La emergencia ocurrió hace 34 días e involucró a jóvenes entre los 12 y los 17 años. FOTO ARCHIVO
    La emergencia ocurrió hace 34 días e involucró a jóvenes entre los 12 y los 17 años. FOTO ARCHIVO
Mateo Isaza Giraldo | Publicado el 21 de marzo de 2018

El pasado 15 de febrero del año en curso, la tranquilidad de la jornada académica de la Institución Educativa Gabriela Mistral de Copacabana, norte del Valle de Aburrá, se vio alterada porque 32 estudiantes - de entre 12 y 17 años - presentaron un cuadro sintomático similar: alucinaciones visuales, náuseas, diarrea, vómito y dilatación pupilar.

Los jóvenes fueron evaluados por personal médico del hospital San Margarita, estuvieron algunas horas en observación, y tras descartar mayores riesgos fueron dados de alta. La Alcaldia, las directivas del colegio y del hospital local anunciaron una investigación que apoyaría un equipo de expertos en toxicología de la Universidad de Antioquia.

Por otro lado el rumor de que la “intoxicación” provenía de unos dulces contaminados con alucinógenos corría como pólvora y preocupaba a los padres de familias de los jóvenes involucrados y, en general, a los residentes del municipio ubicado a unos 20 minutos de la capital antioqueña.

Héctor Cano, gerente del hospital Santa Margarita de Copacabana, había comentado en su momento que los signos que presentaban los jóvenes no eran los de una intoxicación por alimentos, y sí los de una sustancia alucinógena:

“Si hubiera sido intoxicación por alimentos solo hubiera habido vómito. Hablé con varios padres y dicen que los niños presentaban síntomas de apatía, ideas delirantes y agresivas. Eso llama la atención. Algo está pasando”, dijo en diálogo con EL COLOMBIANO.

¿Qué fue lo que ocurrió?

Luego de más de un mes de pruebas médicas y psicológicas sobre los jóvenes afectados, la Alcaldía de Copacabana concluyó que los estudiantes no se intoxicaron ni con algún alimento en mal estado ni con dulces que contenían sustancias prohibidas porque no hubo secuelas ni alteraciones físicas relevantes:

“No se trató de una intoxicación masiva, ya que la sintomatología se presentó con y sin el consumo de algún alimento, los exámenes de laboratorio no mostraron alteraciones significativas y las pruebas toxicológicas no detectaron sustancias de abuso”, dijo la administración municipal en un comunicado.

La principal hipótesis derivada de los estudios, según el reporte oficial, es que la alteración física de los 32 jóvenes se desencadenó por una “respuesta emocional colectiva ante una situación estresante”.

Contexto de la Noticia

Mateo Isaza Giraldo

Más periodista que comunicador social. Apasionado por la lectura, la escritura y la historia. Enfermo por los deportes e inmerso en el mundo digital.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección