Hay desplazados por subir el volumen de los equipos

Por gustavo ospina zapata | Publicado el 23 de noviembre de 2016
929

casos declarados por núcleo familiar se contaban oficialmente hasta ayer.

El panorama de desplazamiento intraurbano en Medellín sigue siendo crítico: en lo que va de este año, un total de 2.763 personas han tenido que irse de sus barrios por sentir amenazadas sus vidas.

Lo peor es que el desplazamiento no se da solo porque las víctimas se hallen inmersas en conflictos con los combos y bandas que controlan los barrios y comunas sino porque la convivencia se les hace compleja, ya que dichas estructuras les cobran multas hasta por tener los equipos de sonido a alto volumen.

Así lo denunció el Personero Municipal, Guillermo Durán Uribe, quien expresó su sorpresa incluso por la revictimización del desplazado ya que, en su criterio y basado en la experiencia de escuchar denuncias de la comunidad, “en muchos casos los ciudadanos víctimas de este delito ya habían sido obligados a salir de otros barrios, convirtiéndose en una tragedia para ellos cuando se cortan los ciclos vitales del desarrollo del individuo al interior de una colectividad, teniendo que abandonar sus hogares, sus arraigos, los ciclos educativos y viéndose afectada la unidad familiar”.

A raíz de la gravedad del problema, la Personería realizó ayer un conversatorio con participación del comandante del Distrito 2 de la Policía, teniente coronel Marlio Hernández Jiménez; el director Regional de la Unidad de Reparación Integral a Víctimas, Jorge Alzate Maldonado, y otros funcionarios de las instituciones de justicia, derechos humanos y de la Fuerza Pública.

El personero señaló que las zonas más afectadas son las comunas 13 (San Javier) y 7 (Robledo). Se dan casos en los que los combos controlan hasta los problemas de violencia intrafamiliar y los mismos ciudadanos acuden a ellos.

“Las bandas imponen multas hasta de $100 mil o $200 mil por tener un equipo de sonido con volumen y si no cancelan los hacen obligan a irse”, denunció.

Alertó que el delito es invisible o silencioso, porque la mayoría de víctimas temen formular las denuncias y advirtió que los ciudadanos que acuden a estos grupos para solucionar problemas, “se convierten en determinadores del delito de desplazamiento y esto tiene implicaciones en la Ley Penal para ellos”.

Contexto de la Noticia

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección