La Candelaria aún no borra su historia

  • Por su programación artística, el Teatro Pablo Tobón Uribe es un referente cultural de esta zona. FOTO Jaime Pérez Munévar
    Por su programación artística, el Teatro Pablo Tobón Uribe es un referente cultural de esta zona. FOTO Jaime Pérez Munévar
  • La Candelaria aún no borra su historia
Por Daniel Quintero MEsa | Publicado el 15 de noviembre de 2018
Infografía
La Candelaria aún no borra su historia
en definitiva

El barrio La Candelaria fue testigo del desarrollo y el crecimiento de Medellín. En la actualidad sus habitantes disfrutan de los espacios artísticos y culturales que ofrece la zona.

Los primeros pasos sobre la actual avenida La Playa, en Medellín, fueron los de las bestias. Encima de estas viajaban campesinos en busca de nuevas tierras y abriendo caminos que unieran la ciudad con el Oriente antioqueño.

El sector de La Candelaria recibe el nombre por la patrona de Medellín, la Vírgen de La Candelaria, y fue testigo del nacimiento de la ciudad. En las orillas de la quebrada Santa Elena se construyeron las primeras casas y fincas de Medellín. El terreno era aprovechado por sus moradores para sacar agua, lavar ropa y, tristemente, como desagüe de alcantarillados.

Este sitio vivió su máximo esplendor durante los siglos XVIII y XIX. Sus casas eran aprovechadas por los viajeros que se dirigían hacia el Oriente de Antioquia y también para quienes apenas llegaban a la ciudad. Allí se construyeron posadas similares a la casa El Jordán, un lugar de paso úbicado en el occidente de Medellín donde además de brindar albergue, se cuidaban animales, se cambiaban las sillas de montar y los andariegos se abastecían de provisiones antes de continuar con el recorrido.

El historiador Germán Suárez dijo que “cerca a la carrera Girardot estuvo el teatro Circo España, lugar de diversiones de la Medellín de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, allí se presentaron todas las compañías de teatro que recorrían América Latina y era un sitio de regocijo para la gente”.

El origen del barrio transcurrió entre la arriería, el cultivo de árboles frutales, la construcción de grandes casas y fincas y el tránsito de viajeros, algo totalmente distinto a lo que se vive ahora.

Sociedad de Mejoras Públicas

En febrero de 1899 nació la Sociedad de Mejoras Públicas de Medellín (SMP) como una entidad privada de carácter cívico, que propende el desarrollo físico y cultural de la ciudad. Dentro de sus trabajos más destacados en la zona está la construcción del Palacio de Bellas Artes en 1925.

A inicios del siglo XX el sector de La Candelaria comenzó a cambiar rápidamente, los 17 puentes reales construidos en adoquines, que cruzaban la quebrada Santa Elena, fueron cubiertos con pavimento en la década de 1940 para darle paso a lo que sería la avenida La Playa.

Lentamente las antiguas casas fueron desapareciendo y llegaron los edificios, para aumentar el número de habitantes en esta zona céntrica.

Françoise Coupé, presidenta de la SMP, reconoce que el desarrollo fue acelerado y en ese camino se cometieron errores como la destrucción de viviendas y estructuras patrimoniales.

“Ahora hay grandes esfuerzos por salvar lo poco que queda, pero más allá de eso es que la gente se acerque y conozca el centro, que haya voluntad para eliminar la estigmatización de este lugar”.

Cambios de La Candelaria

Con la llegada de los años 80, el fenómeno del narcotráfico marcaría el destino de los habitantes de este lugar. El aumento en la inseguridad y los atentados terroristas obligaron a muchas personas a irse del sector.

Carlos Vélez, jefe del equipo de comunicaciones de Bellas Artes, indicó que “muchos se fueron con sus familias a vivir a El Poblado, solo hasta finales de los años 90, el sector fue reactivado con la construcción de escenarios artísticos y la construcción de nuevas viviendas cercanas a la Placita de Flórez”.

Si bien el sector sigue siendo residencial, los espacios han sido aprovechados para el comercio y las corporaciones artísticas. Es el caso del Pequeño Teatro, organización que llegaría a La Candelaria en la década de 1980 y luego de 40 años aún permanece como un lugar abierto a la comunidad para el desarrollo y promoción de la cultura.

Andres Moure, director académico de este teatro y habitante de La Candelaria, considera que es el mejor lugar para vivir por la facilidad de acceder a servicios y espacios que ofrece la ciudad.

“La movida cultural en esta parte de Medellín es impresionante, la gente está aprovechando estos espacios para el desarrollo y la creación artística”, agregó Moure.

La Candelaria se ha convertido en un referente de ciudad y sus habitantes continúan en pie de lucha para eliminar la estigmatización y salvaguardar las zonas patrimoniales que alberga este punto del Centro de Medellín.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Aumento de inquilinatos

Françoise Coupé, presidenta de la Sociedad de Mejoras Públicas, realizó una investigación acerca del aumento de estos lugares en el Centro de Medellín, debido al riesgo que este fenómeno puede representar para la conservación del patrimonio arquitectónico. Los hallazgos del estudio permitieron identificar tres causas fundamentales: la descomposición familiar, el desplazamiento intraurbano y rural, y actualmente la llegada masiva de venezolanos y la informalidad en el empleo.

Daniel Quintero Mesa

Periodista en formación de la Universidad Luis amigó. Me gusta leer, escuchar y redescubrir lugares que el tiempo y las personas han olvidado.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección