Los carros también tienen su cementerio

  • Los carros también tienen su cementerio
  • Los carros también tienen su cementerio
  • Los carros también tienen su cementerio
  • Los carros también tienen su cementerio
Por Vanesa restrepo | Publicado el 26 de agosto de 2018
32.724

vehículos inmovilizados tiene Medellín en sus cinco patios: Secretaría de Movilidad.

No hay tumbas, ni flores, y nunca hubo un sepelio, pero es un cementerio. Tiene casi 20.000 “cadáveres” que nadie visita y que recorrieron las calles de Medellín, incluso, desde los años 70 cuando la ciudad estaba llena de buses, de automóviles Renault 4 nuevos, pocas motos y ningún vagón del metro.

Aunque está en zona rural de Girardota, el “cementerio” es el patio de carros más grande de Medellín. Allí pararon todos los automotores inmovilizados por infracciones o accidentes, y que nunca reclamaraon sus dueños.

Ocho fueron retenidos en los años 70 por agentes que ya seguramente gozan de buen retiro, o del descanso eterno —nadie lo sabe con certeza— y otros 251 sirven de hogar a mosquitos, mariposas, ratas y zarigüeyas desde los años 80. Hay 1.531 vehículos inmovilizados en los años 90 y que desde entonces han soportado cada rayo de Sol y cada aguacero que ha caído sobre el Valle de Aburrá.

En estos 30.000 metros cuadrados se puede encontrar casi cualquier modelo de automóvil: lujosos, como un Mercedes Benz 190E con los vidrios abiertos, un casco y un portabicicletas dentro; o el Mazda 6 sin bomper y con un CD de salsa relegado al silencio en una silla; o una montaña entera de Renault 4, Renault 12, Tico, Mazda 323, Toyota Prado, carros de trasteos, buses de servicio público y uno que otro taxi de esos que la gente llama “zapaticos”.

Según la Secretaría de Movilidad, cada día son inmovilizados unos 40 carros, de los que se reclaman 38; y 125 motos de las que se reclaman 105. Eso quiere decir que cada día entran a los patios dos carros y 20 motos con alta probabilidad de ser abandonados.

Pocas llantas tienen aire, casi ningún elemento metálico se escapa al óxido que se extiende como una mancha y apenas se percibe el olor a gasolina: tras tantos años las propiedades combustibles se perdieron.

No es el único
La Feria de Ganados de Medellín también tiene un cementerio como vecino: el patio Aurelio Mejía, parqueadero de 3.713 motos y 352 carros, casi todos más recientes —y en mejor estado— que los de Girardota.

Las motos están repartidas en las graderías de lo que alguna vez fue un teatro al aire libre y en las escaleras de acceso a los cerros. A las más afortunadas, el azar las dejó en viejos baños y bodegas, donde el Sol y la maleza no las tocan.

Aquí el óxido no es el rey, pero sí lleva una cruzada por dominar el territorio. Se lo ve asomar en las cadenas de las motos, subiendo por los retrovisores en busca de los manubrios, sillas y motores.

Este, si se quiere, también es el patio de moribundos: vehículos que pasaron más de tres meses en los patios de Los Colores, Caribe y La Regional (otros tres de la Secretaría de Movilidad de Medellín) y que aún no han sido reclamados.

En algunos casos, contados, los propietarios aparecen y vuelven a la vida. Pero si cumplen un año, su destino está trazado: formarán una nueva montaña de carros en los 10.000 metros cuadrados que próximamente se le añadirán al patio de Girardota.

Entre las historias que se repiten en el sitio está la de una mujer que meses atrás llegó buscando una moto Suzuki. La había vendido hace algunos años, pero nunca hizo el traspaso, y ahora a ella le aparecía una multa y enorme deuda con la autoridad de tránsito.

Para hacer nuevos trámites, la mujer pagó $4 millones por derechos de patio, grúa y las multas del bien que seguía a su nombre. Al final, su consuelo fue sacar el vehículo y vender las partes que aún funcionaban como repuestos.

El problema

Esos cadáveres oxidados se han convertido en un problema para la ciudad, que cada año gasta varios millones de pesos en arriendos y seguridad para mantenerlos, y que no puede deshacerse de ellos porque la ley aún no le da las herramientas para hacerlo.

María Patricia Zúñiga Campo, subsecretaria Legal de la Secretaría de Movilidad de Medellín explica que aunque el país tiene una Ley de Patios (Ley 1730 de 2014) que busca descongestionar los sitios, autorizando la chatarrización de los vehículos abandonados, hay vacíos que han impedido tomar acciones.

“En diciembre de 2014 y diciembre de 2015, con base en la ley, publicamos en la prensa los listados de 12.315 vehículos que estaban aquí. De ellos logramos declarar en abandono 6.061, pero no los hemos podido chatarrizar porque aún quedan deudas que nos impiden cancelar las matrículas y no podemos dejar con vida jurídica un bien que ya no existe”, dice.

Muchos de los impuestos que adeudan los propietarios de esos vehículos, explica Zúñiga, son recursos de entidades como el Departamento y otros municipios, y para cancelar la matrícula —documento requerido para la chatarrización— es obligatorio que ellas expidan el paz y salvo.

A eso se suma que muchos de los vehículos están decomisados desde antes de que se creara el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt. En esos casos, para identificar quiénes son los propietarios, es necesario recurrir a secretarías de tránsito de todo el país. “Con los carros se puede saber de qué ciudad son, porque la placa lo dice, pero con las motos la tarea es compleja porque todas dicen simplemente Colombia”, agrega.

Y la cosa se puede complicar más. Si el dueño del vehículo ya falleció, la Secretaría debe contactar a los herederos, determinados o indeterminados, para avanzar con el proceso.

Si el carro o moto está implicado en un accidente con lesionados o víctimas, debe mantenerse en los patios hasta que las autoridades judiciales así lo definan; y si es objeto de algún embargo, tampoco puede ser cancelada su matrícula hasta que el proceso civil termine.

Usuario, el responsable

Fabio Giraldo, abogado experto en normas de tránsito, explica que en Colombia se inmovilizan carros, por ejemplo, cuando ocurre un accidente y hay personas lesionadas o menores de edad implicados, cuando hay estado de embriaguez o no se portan los documentos. “Pero es claro que el responsable de que el vehículo sea inmovilizado es el ciudadano”, dijo.

Y el perjuicio es precisamente para él. Por cada día que un automóvil pasa en los patios, el propietario debe pagar, en Medellín, $24.752 más $182.784 que cuesta la grúa. Por motos la tarifa diaria de patios es de $12.376, más $61.999 de grúa.

“Mucha gente termina abandonando su moto precisamente por la plata, porque en muchos casos la deuda supera el valor del bien: además de los valores mencionados, en algunas multas (las catalogadas en el Código Nacional de Tránsito con el numeral D) es obligatorio pagar el parte para sacar el vehículo”, agregó.

Y la cuenta puede subir si la infracción está relacionada con seguros (Soat), pues el ciudadano deberá renovarlo para volver a circular.

Mario Ramírez, subsecretario de Control de la Secretaría de Movilidad de Medellín, recomendó a los usuarios mantener al día los papeles y cumplir con las normas de tránsito para evitarse el dolor de cabeza de una inmovilización.

Encuentre el próximo martes en www.elcolombiano.com un video sobre los cementerios de carros y los problemas que generan en la ciudad.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? propuesta para cambiar ley

La Secretaría de Movilidad entregó al Mintransporte, en septiembre de 2017, una borrador de proyecto para regular los vacíos de la Ley de Patios. El objetivo es lograr que los vehículos sin dueños identificados se puedan declarar en abandono a nombre de persona indeterminada y que cada ente territorial defina un trámite para el saneamiento contable de deudas por impuesto de rodamiento, semaforización, parqueadero y grúa de los vehículos en proceso de declaración de abandono. Ministerio no ha respondido.

Vanesa Restrepo

Periodista. Amo viajar, leer y hacer preguntas. Me dejo envolver por las historias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección