Meritage: en instancia internacional

  • Los desarrolladores del complejo inmobiliario Meritage, en Envigado, demandaron a Colombia ante un tribunal de arbitramento internacional. Sus pretensiones iniciales valen US$250 millones. Laudo tardaría de 3 a 5 años. Le contamos. FOTO Manuel Saldarriaga
    Los desarrolladores del complejo inmobiliario Meritage, en Envigado, demandaron a Colombia ante un tribunal de arbitramento internacional. Sus pretensiones iniciales valen US$250 millones. Laudo tardaría de 3 a 5 años. Le contamos. FOTO Manuel Saldarriaga
Por Germán jiménez morales | Publicado el 29 de agosto de 2018
Infografía
Meritage: en instancia internacional
en definitiva

Los promotores de Meritage contrataron a los abogados Pierre-Richard Prosper y Timothy J. Feighery para llevar a Colombia a un tribunal de arbitramento ante la CIADI, del Banco Mundial.

Los promotores del proyecto inmobiliario Meritage -cuya construcción a cinco minutos del peaje de la variante Las Palmas, en Envigado- quedó paralizada desde el 3 de agosto de 2016, acudieron a un tribunal de arbitramento internacional para que tres árbitros decidan la suerte de esta obra que, en solo ventas, movería del orden de medio billón de pesos.

Según lo estableció EL COLOMBIANO, los desarrolladores estiman sus pretensiones en un valor preliminar de 250 millones de dólares. Para lograr que el Gobierno Nacional les reconozca esa suma, los abogados de los demandantes tendrán que probar su teoría: que Colombia, y en particular la Fiscalía, se equivoca cuando promueve la extinción de dominio al lote sobre el que se venía levantando Meritage.

Los inversionistas presentaron la demanda el 17 de agosto de 2018 y, a partir de ese momento, corren 90 días durante los cuales el gobierno de Iván Duque y los promotores norteamericanos podrían lograr un arreglo directo.

Meritage es un proyecto de 36 locales comerciales, 144 apartasuites y 116 casas y su lote terminó envuelto en un lío mafioso. Quien dice ser su propietario, Iván López Vanegas, denunció que le fue arrebatado por el narcotraficante alias “Perraloca”. El hecho, sin embargo, no apareció en los certificados de tradición del inmueble ni en los análisis que hizo la Fiscalía por petición de los promotores de la obra, a fin de detectar su relación con investigaciones penales o trámites de extinción de dominio.

Derecho internacional

A compradores reunidos ayer en el auditorio del Museo de Arte Moderno de Medellín, dos asesores legales estadounidenses les explicaron que de no conseguirse esa conciliación entonces entraría en acción el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

Este es un organismo del Banco Mundial, que busca arreglar las disputas relativas a inversiones internacionales. Según recordaron, Colombia y Estados Unidos lo acogieron para tal propósito en mayo de 2012, cuando suscribieron un acuerdo de promoción comercial. En gruesas líneas, el CIADI tiene la ventaja de que trata a los inversores con los más altos estándares del derecho internacional, amén de consagrar que no se harán expropiaciones sin el debido proceso y sin pagar las compensaciones que sean debidas.

De acuerdo con las normas propias de este tipo de justicia, cada una de las partes en conflicto debe escoger un árbitro y estos dos son los encargados de seleccionar al tercero, que oficia como presidente.

Timothy J. Feighery, socio de la firma Arent Fox, de Washington, precisó ayer que la disputa arbitral solo la puede entablar un inversionista de Colombia o de Estados Unidos contra el gobierno del otro Estado. El mecanismo de resolución de conflictos es costoso y, según sus datos, el laudo puede tardar entre 3 y 5 años.

Durante la charla, representantes de los inversionistas extranjeros les manifestaron a los compradores de buena fe en Meritage, que el gobierno colombiano abusó de la figura de la extinción de dominio y que eso también ha perjudicado a los inversionistas. Por ello, consideraron que a través de un proceso arbitral internacional se podría lograr una solución rápida y eficaz.

El argumento que se intentará probar en ese tribunal, es que se ha violado la ley de extinción de dominio; que la Fiscalía cometió una infracción al afectar los intereses de los compradores de buena fe; que a estos inversores se les habría violado su derecho a un debido proceso; y que las acciones del ente acusador extendieron sus nocivos efectos a otros proyectos que la constructora norteamericana tiene en Colombia.

De buen recibo

Que los promotores de Meritage hayan acudido al respaldo legal de dos abogados norteamericanos con “pergaminos”, cayó bien entre los compradores del proyecto.

Bajo reserva de su nombre, uno de ellos manifestó que “este es un pool de abogados que no son ningunos pintados en la pared. El hecho de que sean expertos en el tema de la extinción de dominio nos genera una buena impresión y también nos inspira confianza. Es un proceso lento, pero seguro”.

Previa solicitud de mantener su identidad en el anonimato, una mujer le dijo a EL COLOMBIANO que la reunión le dejó un buen sabor. Ella, según contó, se ilusionó en 2013 con el proyecto, al ver la hermosa maqueta que se exhibía en el centro comercial El Tesoro.

A finales de 2013 adquirió un apartasuite, de 138 metros cuadrados. Por la cabeza llegó a rondarle la idea de vender su consultorio, a fin de pagar casi de contado el inmueble y, de esa manera, acceder a un descuento. Por fortuna no lo hizo. De los 638 millones de pesos que vale su apartasuite, alcanzó a entregar el 60%, o sea casi 383 millones de pesos. “Conocí a muchas personas que para comprar en Meritage vendieron su apartamento y se fueron a pagar arriendo”, manifestó esta inversionista, la misma a la que, según el cronograma de obra, le entregarían su inmueble en marzo de 2017.

Por su parte, el vocero de los promotores de Meritage les aseguró a los compradores que “ni los hemos dejado ni los vamos a dejar solos”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis extinción de dominio, en vilo

Por solicitud de la Fiscalía, un juez especializado estudia el proceso de extinción de dominio del lote sobre el que se venía construyendo Meritage, en Envigado. En mayo de este año el juez determinó que el ente acusador no presentó adecuadamente el caso, pues no identificó todos y cada uno de los predios que involucra el desarrollo del proyecto inmobiliario.

La Fiscalía corrigió su error y volvió a presentarle la solicitud al juez. El caso entró a reparto y, de nuevo, le tocó al Juez 2. Este proceso está en la fase de notificaciones.

Voceros de los constructores reiteraron ayer en la reunión con los compradores que los jueces no les han reconocido a estos últimos el carácter de compradores de buena fe. Sin embargo, dijeron que eso no importa en el proceso arbitral. En sus palabras, “la justicia colombiana nos falló y por eso vamos a una corte internacional”.

Germán Jiménez Morales

Periodista y escritor. Diplomado en información económica y financiera, Geopolítica y finanzas para no financistas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección