Otro lío de Babilonia: no tiene permiso de ocupación

  • El 30 de junio de 2018 fueron evacuadas 36 familias del edificio Babilonia, de Itagüí, Antioquia, por fallas en una de sus columnas. Expertos realizan estudios para definir el futuro de la obra. FOTO robinson sáenz
    El 30 de junio de 2018 fueron evacuadas 36 familias del edificio Babilonia, de Itagüí, Antioquia, por fallas en una de sus columnas. Expertos realizan estudios para definir el futuro de la obra. FOTO robinson sáenz
  • Otro lío de Babilonia: no tiene permiso de ocupación
Por germán jiménez morales | Publicado el 02 de julio de 2018
6.000

millones de pesos invirtió la firma Ruiz Sánchez y Asociados en Babilonia.

36

familias fueron evacuadas de ese edificio, el sábado, por fallas en una columna.

en definitiva

Incierta es, por ahora, la suerte de 36 familias que fueron desalojadas el pasado sábado del edificio Babilonia, en Itagüí, Antioquia, por deficiencias detectadas en una columna del inmueble.

Tanto el alcalde de Itagüí, León Mario Bedoya, como su secretario Jurídico, Óscar Muñoz, le afirmaron a EL COLOMBIANO que el constructor del edificio Babilonia (que fue evacuado el pasado sábado por deficiencias estructurales en una de sus columnas) podría ser sancionado por no tener el permiso de ocupación y el recibo a satisfacción de la obra.

“El constructor no nos ha acreditado el cumplimiento de ese requisito”, aseguró Muñoz, en referencia a la firma Ruiz Sánchez y Asociados, responsable de la edificación del inmueble con uso mixto (vivienda y comercio) y que, según datos de la Alcaldía de Itagüí, fue terminado en 2013, o sea en el gobierno anterior.

A esa omisión, denunciada por las autoridades locales, se sumó lo revelado por la administradora de Babilonia, Ángela Ramírez, en el sentido de que la obra no tiene red contra incendios.

“A la constructora nunca se le exigió la red contra incendios”, le respondió a este diario el constructor de Babilonia, Gabriel Jaime Ruiz. El empresario, que dijo tener cerca de 30 años de experiencia y que ha levantado más de 70 edificios, sostuvo que “no podemos mostrar lo que no damos nosotros”, en referencia al permiso de ocupación. “Si no estuviera ese permiso, cómo es que está habitado el edificio”, añadió el constructor, quien aseguró que “yo cumplí con todas las exigencias urbanísticas, los planos, el pago de los impuestos, etc.”.

Es de anotar que la autorización de ocupación de inmuebles es un requisito legal. El acta en que se consigna implica una doble certificación: que las obras se construyeron ceñidas a las licencias de construcción y que las mismas cumplieron con las normas de sismorresistencia, urbanísticas y arquitectónicas contempladas en el acto de reconocimiento de la edificación.

Evacuadas 36 familias

Ángela Ramírez, propietaria de un apartamento en Babilonia y administradora de la copropiedad, reportó que la obra tiene 36 apartamentos, de los cuales solo 8 son habitados por arrendatarios. También hay 5 locales comerciales, por cuya administración el constructor adeuda 36 millones de pesos, que se cobran por vía litigiosa.

La ocupación de las unidades de vivienda se hizo en 2015. En marzo de 2016 afloraron problemas de aguas en el sótano y fisuras en los apartamentos 505 y 604, que el constructor las arreglaba y en 4 meses volvían a aparecer.

Ella se quejó en la Alcaldía de Itagüí, en donde, dijo, la pusieron en un carrusel para que fuera a Control Urbanístico, Secretaría de Infraestructura, Medio Ambiente y Gestión del Riesgo. En una de las visitas, a finales de 2016, funcionarios del Área Metropolitana aseguraron que el constructor debería hacer unas verificaciones, de patologías y suelos, con un seguimiento constante de la municipalidad.

Los problemas siguieron. La administradora reveló que el embombamiento del revoque del apartamento 604 llevó a que el ingeniero contratado por la constructora ordenara quitar el revoque. “Vimos que el material de la columna se desmoronaba y que había varias varillas un poco dobladas. El calculista se alarmó y opinó que había que intervenir”.

La administradora recordó que el viernes, 29 de junio, el constructor inició los trabajos de repotenciación de la columna. Ese mismo día, en una visita de Gestión del Riesgo, de la Alcaldía, uno de los ingenieros mostró su sorpresa, pues se preguntó cuál era la base para hacer la repotenciación. Al observar que la columna estaba frágil, recomendó parar los trabajos.

Según la versión de Óscar Muñoz, cuando en una de esas inspecciones iban en el piso 7, de los 13 que tiene la obra, el ingeniero calculista que los asesoraba sorprendió a todos con una orden perentoria: “vámonos de aquí, desocupemos ya, porque la edificación no ofrece tranquilidad”.

Así, lo que inicialmente había sido una orden para una evacuación transitoria, de 48 horas, se convirtió, el sábado 30 de junio, en una evacuación por un tiempo indeterminado. A las carreras salieron unas 100 personas, de 36 familias que residían en Babilonia, y a las cuales la Alcaldía de Itagüí les otorgará un subsidio para arriendo, cercano a los 500.000 pesos, durante tres meses. Eso, dijo el secretario Jurídico, lo paga la municipalidad, “pero desde mañana mismo le estaré pasando la cuenta de cobro al constructor”.

Anuncios en internet indican que un alquiler en Babilonia, con administración, puede llegar a 1,3 millones de pesos. El patrimonio en riesgo es grande: en internet, se ofrece allí para la venta un apartamento, de 64 metros cuadrados, por 220 millones de pesos, negociables.

¿Qué sigue?

Mañana un calculista contratado por el constructor entregará un primer informe de cargas de la columna con fallas. Sin embargo, un análisis patológico más exhaustivo tomará dos semanas. El constructor está tranquilo. Considera que la falla es puntual .

Contexto de la Noticia

“No le vendimos un tapao a nadie”

Gabriel Jaime Ruiz Sánchez
Constructor del edificio Babilonia

“Yo soy el primero en querer saber qué arrojarán los estudios que hemos contratado. En el edificio Babilonia no se le vendió un tapao a nadie o una cosa mala. La obra se construyó bien, para que durara lo que estiman los ingenieros que debe durar. Por eso le doy la cara al problema”.

Así se lo manifestó a EL COLOMBIANO Gabriel Jaime Ruiz Sánchez, constructor del edificio Babilonia, que fue evacuado el pasado sábado, por fallas en una de sus columnas.

En ese desarrollo se invirtieron, según la misma fuente, unos 6.000 millones de pesos y los apartamentos de 36, 64 y 71 metros cuadrados se vendieron a razón de 1 millón 600.000 pesos por metro cuadrado.

En concepto de Ruiz Sánchez, “en el edificio Babilonia se presentó un fallo puntual en el sexto piso. Aparentemente, parece ser por una baja resistencia del concreto. Esperamos el análisis de patología, que iniciará este martes (3 de julio de 2018) la firma Análisis y Diseños Estructurales, y que durará unas dos semanas.

El empresario aseguró que en todo el tiempo que lleva como edificador es la primera vez que se le presenta un inconveniente de esta naturaleza. “Lo grave, anotó, es haber tenido que mover a 36 familias que no contaban con esta situación”.

Germán Jiménez Morales

Periodista y escritor. Diplomado en información económica y financiera, Geopolítica y finanzas para no financistas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección