Tres universidades evitaron cierre de la Corporación para Investigaciones Biológicas

  • Por 46 años la CIB ha mantenido su trabajo científico, de investigación, reconocido en el orden internacional y con aplicaciones en el campo de la salud. FOTO juan antonio sánchez
    Por 46 años la CIB ha mantenido su trabajo científico, de investigación, reconocido en el orden internacional y con aplicaciones en el campo de la salud. FOTO juan antonio sánchez
Por josé f. loaiza bran | Publicado el 04 de agosto de 2016
en definitiva

El aporte de 2.000 millones de pesos de parte de la U. de A., la UPB y el Colegio Mayor de Antioquia permitirá que la CIB continúe con el desarrollo de sus proyectos científicos.

Una inyección de 2.000 millones de pesos le permitirá a la Corporación para Investigaciones Biológicas —CIB— continuar con los proyectos de investigación que comprometen a la entidad hasta 2017. La Universidad de Antioquia, la Universidad Pontificia Bolivariana y el Colegio Mayor de Antioquia aportaron los recursos para superar la crisis que amenazaba con el cierre.

“Cuando iniciamos la campaña ‘Unidos por la CIB’ teníamos la convicción de encontrar una respuesta solidaria, enérgica y razonable para llevarla a buen puerto. Hoy podemos decir con satisfacción y agradecimiento que el apoyo incondicional de todos la ha salvado”, señaló el director científico, Pablo Javier Patiño.

La noticia asegura la continuidad de proyectos de investigación en tuberculosis, dengue, micología y el área agropecuaria, trabajos comprometidos hasta diciembre de 2017. Además, que se mantengan las labores para 60 investigadores, 25 personas en prestación de servicios y seis más en el área administrativa.

Socios aumentan su parte

Para superar la crisis, la Universidad de Antioquia aportó 1.000 millones de pesos y quedó con una participación del 42,5 por ciento, la UPB y el Colegio Mayor de Antioquia aportaron 500 millones de pesos cada una, lo que llevó su participación al 22,5 por ciento en cada caso.

“Ese dinero lo aportarán desde este mes en 15 cuotas. Serán 132 millones de pesos por mes”, explicó el director del CIB, Diego Miguel Sierra. Adelantó que continuarán percibiendo recursos por el arrendamiento de parte de su sede y la venta de servicios con la IPS y el fondo editorial.

Colciencias también aprobó 500 millones de pesos para el fortalecimiento de la CIB, y Bancolombia concedió una tregua de seis meses en los pagos de un crédito.

“Tendremos que rediseñar la CIB para que siga siendo una entidad de investigación, pero que encuentre la manera de no enredarse en lo económico para que dentro de dos años no estemos en las mismas”, advirtió Sierra. Según la nueva gobernabilidad, la junta directiva decidirá cambios en la estructura, apuntando a lograr la sostenibilidad.

Hace tres meses, la CIB lanzó un llamado de auxilio ante una situación económica insostenible, atravesada por la crisis del sistema de salud y la reducción de recursos para sus proyectos. En ese momento los compromisos financieros pasaban de 5.000 millones de pesos, al tiempo que a la entidad le adeudaban alrededor de 300 millones por servicios prestados en salud.

Hasta 2014 la CIB contaba con 4.500 millones de pesos para investigación, el 85 por ciento de estos recursos provenientes de Colciencias. Para 2015 ese presupuesto se redujo a 2.300 millones y este año la previsión era alcanzar al menos 600 millones de pesos.

La Corporación fue fundada en 1970 por los doctores Ángela Restrepo, William Rojas y Emilio Bojanini, entre otros, con el apoyo de las universidades de Harvard, New Orleans y Texas, instituciones de las que fueron egresados.

Contexto de la Noticia

Desde adentro Entre todos sí podemos

Ángela María Restrepo
Cofundadora del CIB


Darse cuenta de la forma tan generosa como tantas entidades oficiales, instituciones públicas y privadas, así como personas solidarias, amigos, exalumnos y compañeros han sentido como propio nuestro sufrimiento ante el posible cierre de la Corporación para Investigaciones Biológicas, obliga a mi más profundo reconocimiento. Es emocionante sentir el efecto directo de la palabra solidaridad, gracias a la cual nuestra institución, —que ya es de todos— sobreviva y mire con confianza hacia el futuro.

José Fernando Loaiza Bran

Contador de historias refugiado en el periodismo. Familiar, ávido de explicaciones y apasionado por la vida, porque no se pierda toda en lo accesorio. Redactor Área Metro.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección