En Ebéjico no saben cómo atenderán a población desplazada que llegó al municipio

  • La finca donde serán reubicadas las familias tiene una extensión de 1.040 hectáreas y está a más de una hora de distancia del casco urbano por carretera destapada. FOTO personería de Ebéjico
    La finca donde serán reubicadas las familias tiene una extensión de 1.040 hectáreas y está a más de una hora de distancia del casco urbano por carretera destapada. FOTO personería de Ebéjico
Publicado el 31 de octubre de 2017

Cuando llegó a la finca el Guzmanito, en el municipio de Ebéjico, Nora Valdovino pensó que había llegado la tranquilidad a su vida. Llegó desalojada de un terreno conocido como El Tamarindo, en el departamento de Atlántico, como víctima del conflicto armado, pero luego, ya en el municipio antioqueño se encontró con una finca cafetera alejada del casco urbano donde las máquinas para procesar el grano están sin motores.

Junto a ella hay otras 16 familias que están en la misma situación. Aunque valoran que tienen tierra donde trabajar, les preocupa el difícil acceso al pueblo y que a diferencia de lo que la Agencia Nacional de Tierras les había dicho cuando les mostraron el lugar a donde irían, no están dadas todas las condiciones, ni se articuló el trabajo con las autoridades locales para ocupar esos predios.

“El sitio nos agrada, pero bueno, no todo en la vida es fácil, uno tiene que aprender a sortear las dificultades. Pero sí creo que faltaron hacer esos enlaces con Alcaldía, colegios y hospital”, expresó Nora.

No hay recursos

El personero de Ebéjico, José Alejandro Hernández, manifestó que la Agencia Nacional de Tierras (ANT) apareció por primera vez en el municipio el 16 de octubre, sin ponerse previamente en contacto con las autoridades locales, junto a 16 representantes de parte de las familias que llegarían al municipio y las abandonó a su suerte.

“Rechazamos la forma como se trajo a esta población, como si fueran reses que vinieron a dejar a una finca aislada del casco urbano, sin las mínimas garantías que ellos necesitan”, aseveró el personero.

Agregó que no hay claridad sobre el número de personas que llegará a la zona. La ANT les adelantó verbalmente que podría tratarse de 30 a 45 familias que arribarán a la finca en un lapso de tres meses.

El alcalde Jorge Iván Vásquez calificó como una irresponsabilidad que no los hayan tenido en cuenta y afirmó que son muchas las preocupaciones que lo embargan porque ve difícil garantizar la calidad de vida a estas familias con los pocos recursos que tiene la administración.

“Los menores de edad aún no han llegado, pero el colegio más cercano no tiene cupos. Además, no hay ni un censo ni caracterizaron a la población para inscribirla en el Sisbén”, dijo el mandatario local.

La Personería y la Alcaldía de Ebéjico contactaron a la Gobernación de Antioquia, porque consideran que esto podría desencadenar en una emergencia humanitaria.

“Cumplimos con la ley”

El director de Tierras de la ANT, Javier Flórez, manifestó que están cumpliendo con la Ley 1448 de 2011 (Ley de Víctimas) y que luego de recibir el terreno, bajo la figura de extensión de dominio, lo priorizaron para estas personas.

“En septiembre recibimos la finca por parte de la Sociedad de Activos Especiales y para evitar invasiones decidimos entregárselo a estas familias provisionalmente mientras se tramita la adjudicación oficial de estas tierras”, afirmó.

Explicó que la misión de la ANT no es ocuparse de educación, salud y servicios, sino concentrarse en darles tierras a los campesinos víctimas del conflicto que carecen de ellas.

La entidad no sabe aún cuántas familias se quedarán de manera permanente en el predio, porque todavía no se ha definido el área de tierra productiva con la que contarán.

Nora Valdovino confesó que las provisiones alimentarias que trajeron les alcanzan para dos semanas. También le preocupa que el transporte para llegar al casco urbano es demasiado costoso y ni ella ni las otras familias tienen certeza si recibirán atención oportuna.

Contexto de la Noticia

Paréntesis ¿de dónde vienen estas familias?

Desde 1999 comenzaron a llegar familias desplazadas a los predios de la finca El Tamarindo, un terreno de 120 hectáreas ubicado sobre la vía La Cordialidad de Barranquilla, cerca de Galapa, Atlántico. Ellos, de buena fe, creían que las tierras eran baldías, pero en 2008 aparecieron personas que comenzaron a reclamar la propiedad de estas tierras y empezaron los desalojos. Como el lote fue declarado parte de la Zona Franca Internacional del Atlántico, el proceso de reubicación se hizo más fuerte. De las 135 familias que vivían en este terreno, entre 30 y 45 llegarían a la finca el Guzmanito de Ebéjico.

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección