El aterrador caso del presunto violador linchado en Altavista

  • FOTO CORTESÍA
    FOTO CORTESÍA
ESTEFANÍA CARVAJAL RESTREPO | Publicado el 03 de octubre de 2017

La furia de la comunidad de Altavista tuvo que ser controlada con los gases lacrimógenos del Esmad: los habitantes de ese corregimiento del occidente de Medellín no querían soltar a un hombre acusado de violar a su propio sobrino, un niño de cinco años.

Los hechos ocurrieron a las 11:30 de la noche del lunes en un apartamento ubicado en la calle 19 con carrera 88, en el barrio Buenavista del corregimiento. Cuando los policías del cuadrante 39 llegaron al lugar para tratar de llevarse al presunto violador, la familia del menor y los vecinos ya lo tenían acorralado.

El abuso habría ocurrido el domingo 1 de octubre, cuando el niño le dijo a su mamá que le dolía al momento de orinar y le contó que su tío -un hombre de 40 años- lo tocó en los genitales y le había metido su pene a la boca.

Lea aquí: En septiembre, dos niños murieron por maltrato y abuso sexual en Antioquia

De inmediato, la mujer se fue para el búnker de la Fiscalía y denunció al tío del niño por abuso sexual. Luego llevó a su hijo a la Clínica SURA del centro comercial Los Molinos, donde la médica que examinó al menor pudo constatar que no tenía signos de abuso sexual violento en la zona perianal. También le tomaron muestras para los exámenes de laboratorio.

Un día después, cuando los vecinos del sector y la familia del niño se enteraron de lo que había ocurrido, una muchedumbre llegó a la casa del presunto violador con la intención de hacer justicia por mano propia.

Una muchedumbre armada con piedras y palos persiguió al hombre por todo el barrio durante más de media hora, y sólo los gases lacrimógenos y las bombas de aturdimiento del Esmad pudieron controlar la asonada.

Cuando el gentío se dispersó, los policías capturaron al hombre y se lo llevaron para la Fiscalía. Así se escuchó la asonada en la ladera occidental de Medellín:

Niños colombianos, en riesgo

En septiembre, dos niños murieron en el Área Metropolitana por maltrato y abuso sexual: uno en el barrio Cristo Rey de Medellín y otro en la vereda La Palma de Girardota. En ambos casos, los presuntos homicidas son familiares de los menores.

Según el director de Medicina Legal, hasta el pasado 19 de septiembre se habían registrado 32 homicidios de niños en Colombia: nueve fueron cometidos por la madre, seis por los padrastros, cuatro por los padres, tres por los hermanos, tres por los primos y tres, por otros familiares.

De acuerdo con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, cada día 48 niños son maltratados y abusados en Colombia. El 10 % de los casos reportados ocurren en tierras antioqueñas.

Contexto de la Noticia

Estefanía Carvajal Restrepo

Soy periodista del área digital de El Colombiano. Si la vida no me hubiera arrastrado hasta el periodismo, tal vez habría sido bailarina.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección