Así se defendieron 4 ciclistas de un robo en el cerro Pan de Azúcar

  • Diego Arias sufrió un intento de robo en el sendero que va de la torre del incendio hacia el cerro Pan de Azúcar. Foto para ilustrar. Crédito: Santiago Mesa Rico
    Diego Arias sufrió un intento de robo en el sendero que va de la torre del incendio hacia el cerro Pan de Azúcar. Foto para ilustrar. Crédito: Santiago Mesa Rico
Juan Diego Quiceno | Publicado el 06 de diciembre de 2018

“Hace 20 años recorro ese sendero. Uno es muy cabeciduro, porque es la tercera vez que me intentan robar, pero siendo sincero, ahora sí tengo temor de volver”. Así responde Diego Arias cuando se le pregunta qué va a hacer después de que el pasado domingo 2 de diciembre, en horas de la mañana, cinco hombres intentaran robarle bicicletas y pertenencias a él y a tres acompañantes en el camino que va de la torre del incendio hacia el cerro Pan de Azúcar.

El hecho se presentó alrededor de las 9:30 de la mañana. Arias, de 37 años, hombre consagrado a la bicicleta que participó de la última edición del Clásico EL COLOMBIANO, se vio sorprendido cuando un hombre con capucha y una escopeta salió del monte y lo increpó. “Me decía que me quedara quieto y le diera todo. Me preguntó que cuántos éramos, y yo le dije que íbamos 20 y que viera qué hacía con nosotros”.

Mientras él respondía al primero, cuatro sujetos más, portando machetes, salieron a su encuentro. “A uno le escuché decir: uy, esta bicicleta es de las buenas, esta si aguanta”. Efectivamente, Arias había invertido, hacía menos de cuatro meses, poco más de 4 millones de pesos en un cambio de bicicleta. Pero él no era el único ciclista en problemas. Según su testimonio, dos presuntas víctimas más estaban allí retenidas por los hombres.

Detrás de Diego fueron llegando sus amigos. “Uno de ellos se lanzó contra el que tenía la escopeta. En la pelea, ésta se desarmó. Yo al ver eso, me le tiré a otro y un compañero más empezó a lanzarle piedras al resto. Ellos intentaron responder, pero al ver que nosotros nos defendimos salieron corriendo hacia el monte, en dirección a Manrique la Cruz y Manrique la Honda”, señala.

En esta oportunidad el robo no se llegó a consumar en su totalidad. De hecho, y debido a la reacción de sus amigos y la propia, Diego Arias perdió “solo” su billetera y los documentos personales que había en ella.

“Ya hice las respectivas denuncias. Yo en ese momento, presa del desespero, me fui en búsqueda de los ladrones a ver si encontraba la cédula. En el camino por el que se fueron encontré un morral donde tenían varios celulares. Dos de esos resultaron siendo de las personas que tenían retenidas cuando nos intentaron atracar a nosotros. No encontré mis documentos”.

Diego finaliza su relato hablando de su hijo de 13 años, a quien comenzó a impulsar en el deporte. “Yo agradecí no estar con mi hijo. No le he contado todo lo que pasó, pero si queda uno sin ganas de llevarlo y de volver”.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección