Aquí no se come a la carta

cooking-1050254_1920Esa fue la sentencia de Isabel esta semana que me dejo bien impresionado. Repetir las rutinas, ser consistente en el discurso y ser congruente con los actos, va generando en el inconsciente aquellas respuestas que esperamos de nuestros hijos y en este caso en particular en la dieta, entendiéndose por dieta la alimentación que conforma la nutrición de una persona.  No creo que alguna vez haya dicho las palabras de “aquí no se come a la carta”. Pero Isabel ya las tiene bien definidas.

Esto no quiere decir que no podamos dar gusto a nuestros hijos en cuanto a sus preferencias gastronómicas, pero también debemos cuidar el presupuesto familiar. No siempre se puede comer fuera de casa en primer lugar. Tampoco podemos preparar una comida diferente para cada miembro de la familia, pues esto consume tiempo y en ocasiones no disponemos de mucho. En tercer lugar tenemos que aprender a valorar los alimentos por lo que son y especialmente en hacer consciente todo el valor que nos brindan. Los alimentos nos ayudan a crecer, son importantes para estar saludables al conferirnos defensas, al igual que nos ayudan a estar bien desde el punto de vista anímico.

Es mas, considero y así se lo manifiesto en consulta a los padres que tienen hijos selectivos para el consumo de alimentos, que siempre debe haber algo que le guste a uno en el plato que se va a comer. Continuar leyendo

¿A qué sabe la leche materna?

baby-1753205_1920

Muchas personas se preguntan cuál es el sabor de la leche materna y les da cierta vergüenza tratar de averiguarlo. A manera de broma, en mis charlas sobre lactancia materna, le he preguntado al Auditorio sobre quiénes han probado la leche materna y no obtengo muchas manos arriba. Es entonces cuando les digo que es una lástima que no los hayan lactado. Es importante conocer el sabor de la leche materna para comprender como se va desarrollando el proceso de lactancia de los recién nacidos particularmente en la aceptación o el rechazo.

La pregunta acerca del sabor se origina en la posibilidad que tiene la dieta materna en influenciar el sabor de la leche y por lo tanto la probabilidad de generar un rechazo de parte del lactante. En efecto la calidad de la leche materna cambia de una persona a otra y depende de variables como el periodo de lactancia, hora del día, tiempo de alimentación y por supuesto de la dieta materna. Frente a esta última es que existe mayor controversia, pero se ha aclarado con un estudio realizado en Dinamarca. En este estudio le dieron a las madres a tomar unas muestras con sabores diferentes y luego estos fueron medidos en la leche materna.

Los resultados obtenidos sí demostraron en efecto la presencia de dichas sustancias. La presencia de las mismas tuvo variaciones en cada paciente por lo que entonces no se puede ser categórico en suprimir cierto tipo de alimento durante este periodo de la vida. Depende de los síntomas que los alimentos produzcan como intolerancia o rechazo.

También se pudo definir en este estudio que después de ocho horas ya no estaba presente la sustancia, así que este es el límite de tiempo para considerar que si hay una sustancia que no queramos, después de este tiempo ya no va a estar presente.

La leche materna tiene alrededor de 200 componentes diferentes y estos son los que van a definir su sabor, desde el punto de vista bioquímico la leche tiene, además de proteína, un azúcar que es la lactosa, y esta le va a dar un gusto ligeramente dulce, por lo que es uno de los primeros sabores que vamos a encontrar en nuestra vida, y de ahí la relación que tenemos con los sabores dulces. En este mismo orden de ideas como  el sabor depende de la dieta de la madre, siempre recomiendo evitar comidas extremadamente condimentadas, el predominio de algunos ingredientes que sean fuertes y/o aquellos que particularmente no sean bien tolerados por la madre.

Y ya cocina sola.

Isabel_cocinando

En el desarrollo de las habilidades para una alimentación saludable es importante tener contacto con los alimentos desde temprana edad. Alguna vez les conté de la experiencia mercando con Isabel en la plaza de mercado. La gran cantidad de colores, olores y sabores son la mejor forma de conocer los alimentos y comenzar a aceptarlos.

La tortilla se ha convertido en uno de los platos favoritos de Isabel y ya que tiene siete años hemos decidido que sea ella su propia cocinera. Claro esta que desde hace ya algún tiempo la niña se ha acercado a la cocina en compañía de su madre y abuelas colaborando en la preparación de recetas sencillas como galletas de mantequilla, brownies y tortas. Es de suma importancia acompañar a los niños en estos procesos, pues las cocina es uno de los sitios de la casa donde se producen más accidentes. 

En los procesos de autonomía e independencia debemos brindarles toda la confianza posible pero de igual forma debemos estar atentos a los problemas que puedan surgir. Para evitar accidentes

  1. Estar siempre a su lado.
  2. Orientar sobre el uso de los utensilios.
  3. No dejar que manipulen el fuego o líquidos calientes.
  4. Usar utensilios que sean acordes a su tamaño y que no representen peligro.
  5. Explicar todas las acciones

La preparación de su comida hace que se adquiera una conexión con los alimentos y facilita su aceptación, permite que se experimenté mucho más y de esa forma se puede ampliar el abanico de ingredientes que acepten los niños.

¿Y el jugo vale como fruta?

smoothies-2253430_1920

Es increíble cómo se van instaurando los malos hábitos alimentarios desde la infancia. En la consulta de nutrición es frecuente encontrar personas que no consumen ni frutas ni verduras desde la primera infancia, y cada vez es más difícil para ellos iniciarse en el consumo de este grupo  de alimentos. Cuando se instruye a los pacientes acerca de la nutrición saludable, en donde deben alcanzar una ingesta diaria de 5 raciones de fruta y verdura siempre surge la pregunta: ¿Y el jugo vale como ración de fruta? La respuesta nos la da la Academia Americana de Pediatría (AAP), que se pronunció esta semana al respecto.

El Doctor Melvin Heyman con un grupo de colegas publicaron las recomendaciones de la AAP acerca del consumo de jugos. En resumen estas son:

1. Evitar por completo dar jugo a niños menores de un año de edad. Estos se deben alimentar con leche materna o de fórmula exclusivamente los primeros 6 meses de vida.

2. Si se va a dar jugo a un niño mayor de 6 meses de edad este se debe ofrecer en vaso, no en biberón.

3. Alentar el consumo de fruta macerada o en puré cuando se inicie la alimentación.

4. Después del primer año de vida el jugo es parte de una comida y debe ser 100% de fruta fresca.

5. Las cantidades recomendadas de acuerdo a la edad son:

  • 1 a 3 años máximo 4 onzas (120 ml)
  • 4 a 6 años de 4 a 6 onzas (120 ml a 180 ml)
  • Niños y adolescentes máximo 8 onzas (240 ml)

6. Nunca ofrecer jugo a la hora de dormir.

Estas recomendaciones están basadas en los riesgos que trae el consumo de jugo que son:

  • Trastornos digestivos (diarrea, distensión abdominal, gases)
  • Malnutrición (exceso o deficiencia de calorías)
  • Caries dental

Al alentar el consumo de frutas se está aumentando la cantidad de fibra en la dieta, lo cual es muy importante para la salud digestiva y para el control de peso por brindar saciedad. Además se están construyendo buenos hábitos. Por ultimo la AAP le recuerda a los padres que los niños al tomar leche y agua como fuentes de liquido alcanzan suficientemente para cubrir sus requerimientos diarios.

Desde hace mucho tiempo he coincidido con estas recomendaciones e Isabel no ha sido ajena a estas, de todas formas ella siempre ha tenido gran avidez por el agua como acompañante de sus alimentos y como bebida para disminuir la sed.

 

Papá, me cabe una tortilla más. Cuanto se debe dejar comer demás.

tortilla-988986_1920

tortilla-988986_1920Una noche de esta semana la cena fue de acuerdo al gusto de Isabel. A pesar de que no ha sido una fanática del huevo, si le gusta la tortilla de huevo. Es uno de sus desayunos favoritos, también se sirve en otros tiempos de comida de acuerdo a la disponibilidad y sobre todo al deseo de Isabel. Nosotros como padres debemos moldear el hábito con rutinas y disciplina, pero en este proceso también debemos sacar provecho de las preferencias y gustos de los niños para poder brindar un aporte nutricional adecuado acorde a las necesidades individuales relacionadas con la edad y la etapa de crecimiento.
¿Cuál es el límite para permitir que se repita un plato o que se agregue más comida? Continuar leyendo

Alerta Naranja- Como afecta la contaminación los alimentos

air-pollution-1016718_1280

Es increíble cómo cambian los tiempos y como los procesos educativos van generando cada vez mayor conciencia sobre lo ambiental y el cuidado que debe existir del medio ambiente. Isabel me pregunta y se pregunta con frecuencia cuando vamos a tener una alerta verde, que indique que los niveles de contaminación no existen en la ciudad. Esta pregunta me sembró la inquietud acerca de cómo afecta la contaminación ambiental de la ciudad los alimentos que consumimos.

En este orden de ideas debemos tener en cuenta diferentes aspectos y elementos implicados en la producción de alimentos. Los contaminantes más frecuentes son metales pesados como arsénico, cadmio, mercurio, plomo y aluminio. Estos, provenientes de la industria y la minería que hace vertimientos de estos elementos en aguas y suelos, o son residuos de diferentes productos como pilas o plásticos. Existen también contaminantes como bacterias y hongos que son responsables de infecciones.

En el caso particular de la contaminación ambiental y la presencia de material particulado en el aire, no se ha establecido aún cómo puede afectar la producción de alimentos. La presencia de plomo (presente en los combustibles) en el aire puede afectar la producción agrícola. Si bien es cierto que dentro del índice de calidad del aire (ICA) se mide además la presencia de bacterias y hongos que potencialmente podrían afectar la salud, esta situación se puede conjurar con el lavado adecuado de los alimentos previo a su consumo. Situación que no es efectiva cuando existen otro tipo de contaminantes como los metales mencionados anteriormente.

La relación contaminación-cáncer no tiene discusión, pero particularmente para aquellos de tipo respiratorio. Esto es, que los diferentes elementos presentes como hongos y bacterias, que si bien pueden producir cáncer se debe estudiar a fondo antes de emitir un concepto al respecto. Por lo pronto puedo decir que no representa un gran riesgo para cáncer, como si lo puede ser un mal hábito alimentario o una vida sedentaria que produzca sobrepeso u obesidad, los cuales si están relacionados directamente con esta enfermedad.

Continuar leyendo

¡Cómo duele crecer!

portrayal-89189_1280En días recientes Isabel ha vuelto a presentar dolores en los miembros inferiores particularmente y me dijo que si crecer era así de doloroso prefería no seguir creciendo. Se queja de dolor a nivel de las piernas y las rodillas principalmente. No es un dolor constante, es intermitente y no es de todos los días. Se presenta ocasionalmente y no está relacionado con ningún tipo de trauma. No presenta lesiones en las extremidades como moretones o enrojecimiento de la piel que serían señal de algún tipo de golpe o enfermedad. Continuar leyendo

Los dientes que se llevará el Ratón Pérez

IMG-20170420-WA0004

A Isabel por fin le llego el anhelado día de perder un diente. Nunca antes había visto tanta felicidad por la pérdida de un diente, pues uno como adulto quiere preservarlos para siempre. Por supuesto que la felicidad esta ligada a la tradición del cambio o trueque que hace el “Ratón Pérez” por los dientes. Mantener y preservar estas historias en la infancia y repetirlas como parte de una tradición en cualquier parte del mundo, pues en otras latitudes es el hada de los dientes la que viene por ellos, es  una gran oportunidad para implementar y/o reforzar las rutinas, en especial las que tienen que ver con el cuidado de la dentadura. Continuar leyendo