lunchbox-41973_1280 (1)

Se acaban las vacaciones y comienza de nuevo el año escolar. El gran dolo r de cabeza para los padres que tenemos nuestros hijos en el colegio, es definir la lonchera escolar. Cada año por esta época y al inicio de los calendarios escolares, aparecen siempre los artículos sobre la lonchera saludable y cuáles son las alternativas que disponen los padres para la preparación de la comida para llevar a la escuela.

Existen varios modelos como son los ofertados por los restaurantes escolares donde suponemos que hay una oferta adecuada. Estas minutas están orientadas por personal calificado en el área de la nutrición. El problema puede surgir cuando hay necesidades particulares de los niños como es el caso de condiciones de salud específicas donde se deba hacer control de la ingesta de alimentos o de particularidades de la dieta que se deban cumplir.

En las entidades oficiales también existen minutas, pero estas parten de la base de carencias nutricionales en la mayoría de los casos y los niños con situaciones particulares tampoco se podrían ver beneficiados de estos programas.

Están también los padres que quieren diseñar las loncheras de sus hijos y se enfrentan al dilema de proporcionar una alimentación balanceada. Quieren que los productos sean naturales, que se garantice el consumo por parte de los niños, que cumplan con las necesidades nutricionales de los pequeños y que sea económico. En realidad no es muy complicado cumplir con estos requisitos aunque creamos lo contrario.

Aquí llegamos entonces a las recomendaciones de cada año. Incluir una fruta, agua y una proteína como leche y/o derivado lácteo. No debemos avergonzarnos por incluir productos procesados como galletas o en general un producto de paquete, pues en última instancia estos nos facilitan el diseño de la lonchera y el cumplimiento de todos los requisitos antes mencionados.
Los excesos son extremos y debemos buscar el equilibrio. No todo tiene que ser natural ni tampoco ultra procesado. Tenemos que encontrar el punto medio que nos brinde las mejores opciones.

En realidad no es complicado ni exigente el diseño de la lonchera escolar, solo buscar el sentido común, brindar los nutrientes necesarios para un desarrollo adecuado de los pequeños y que sea de su gusto.

La arepa de chócolo y sus encantos

IMG_20171026_141636

La afinidad por algún tipo de alimento se va construyendo poco a poco, son el contacto con el mismo y las experiencias las que moldean nuestro gusto. Isabel tiene periodos de querer. Esta vez arepa de chócolo. Al desayuno y a la comida, todos los días. No lo podemos percibir como malo, al contrario ayuda a establecer y definir la aceptación de un ingrediente o alimento, además que con la combinación de otros ingredientes, podemos construir una dieta balanceada.

La arepa la podemos acompañar de queso y así se complementa con una proteína, además como bebida acompañante se puede tener algo energizante como un chocolate o agua de panela. Igualmente se le puede agregar grasa representada en la mantequilla y de esa forma esta un buen desayuno para comenzar el día.

“El maíz es fuente de carbohidratos, fibra, vitaminas B1 y B3 así como de Fósforo y Magnesio”

El maíz es un cereal originario de América, México específicamente desde hace unos 8000 años. Se encuentra en todo el mundo y es el cereal de mayor producción. Existen alrededor de 300 tipos diferentes y es la base de la alimentación de muchos pueblos latinoamericanos. En Colombia su consumo es en forma de arepa y existen alrededor de 70 clases diferentes.

El maíz es fuente de carbohidratos, fibra, vitaminas B1 y B3 así como de Fósforo y Magnesio. Es versátil y permite el acompañamiento de otros alimentos. Su contenido de fibra es bueno para la salud del colon mejorando su tránsito. Las vitaminas son necesarias para un buen funcionamiento del sistema nervioso, de igual forma ayudan los minerales contenidos en el maíz, que incluso son necesarios para la prevención de algunas condiciones metabólicas. Su preparación es fácil y su valor económico no es elevado por lo que se convierte en un producto básico de la dieta. Es un alimento libre de gluten por lo que sirve para personas con intolerancia e esta proteína o personas celiacas.

Continuar leyendo

Que se debe comer: ¿la sopa o el seco?

soup-570922_1920

“Que al menos se tome la sopita”

Cuando los niños tienen problemas con el consumo de alimentos y son selectivos en su escogencia o tienen una ingesta baja, viene la frase de las madres y abuelos que dicen: “que al menos se tome la sopita”. Con esta práctica se busca al menos brindar tranquilidad a nosotros los cuidadores, pues debemos cumplir nuestro deber de garantizar los alimentos de los pequeños a nuestro cuidado.

“Si te comes la sopa vas a crecer y serás fuerte como Popeye”

La sopa tiene un componente educativo en el imaginario de las personas, dado que es uno de los alimentos o plato que siempre tenemos como estrategia para persuadir a los niños para que coman con este tipo de sentencias.

Alimento, educación, valor nutricional o gastronómico

Ahora si veamos estos puntos para tener en cuenta. Considero que cualquier producto que nos aporte energía y que provenga de una fuente natural, es un alimento. No se puede despreciar de ninguna manera el consumo de nutrientes que son necesarios para un crecimiento adecuado, un desarrollo especifico y la adquisición de competencias necesarias para una vida saludable.

El componente educativo no se puede quedar solo en los argumentos que tienen que ver con la persuasión para comer. Es lógico que si el niño come adecuadamente va a crecer, pero no tiene que ser solo la sopa. Cualquier alimento le va ayudar a alcanzar ese propósito. De todas formas brindar información con argumentos sólidos explicando los procesos de alimentación y como estos ayudan a un desarrollo sano van a ser importantes en el proceso de construcción de hábitos saludables. Debemos educar sin acudir a amenazas.

Cuando tengo que evaluar la sopa siempre digo que tiene un valor gastronómico inmenso. Valoró la calidad del cocinero por las sopas que prepare. Pero tampoco se puede descartar su valor nutricional. Es tal vez una de las formas como se puede introducir a los niños en el mundo de las verduras. De todas formas es uno de los primeros platos que comemos cuando se inicia la dieta complementaria. La sopa tiene diferentes nutrientes de acuerdo a los ingredientes utilizados, pero no puede ser el único alimento. Una dieta balanceada debe ofertar todos los nutrientes y en la sopa no vamos a encontrar todos. Entonces no nos podemos quedar tranquilos si solo se tomó la sopita.

Los vegetales desde el inicio

breakfast-21707_1920

Una de las principales preocupaciones de todos los padres es que sus hijos consuman vegetales. Es bastante común que lleguen buscando consejería para que les enseñe a sus hijos a consumir vegetales. Como ha sido una constante en este Blog siempre he dicho que el ejemplo se convierte en la mejor estrategia para incentivar el consumo de alimentos. Los niños imitan todo lo que nosotros hagamos.

En primer lugar cuando se comienza la dieta complementaria una vez se inicia el destete desde mi punto de vista es bueno incluir los vegetales para que sea una de las primeras experiencias en cuanto al gusto para lograr moldearlo e incluirlos dentro de la dieta de los bebes.

Las madres siempre se ven embargadas por la duda de cómo preparar una lonchera saludable para sus hijos y la inclusión de vegetales en la misma se vuelve una alternativa adicional para que ellos mejoren su alimentación y accedan a productos más saludables. Las zanahorias conocidas como “babies” pueden hacer parte de estas loncheras, algunos pueden aceptar el tomate y el pepino entre otros.

Continuar leyendo

La comida saludable es costosa?

watermelon-846357_1920

Si el concepto de comida saludable está representado en los cereales de moda como la quinua e ingredientes que solo se consigue en las tiendas especializadas, probablemente si es costosa.

Muchos padres privan a sus hijos del consumo de frutas, aduciendo el alto costo de las mismas. Colombia es un país localizado en el trópico y con todos los pisos térmicos, que permiten disponer de una amplia variedad de frutas y verduras, con cosechas que se dan en corto tiempo y que por lo tanto no tienen por qué encarecer su costo. Si bien el mercado de la oferta y la demanda regula el precio, el consumir productos de temporada es una estrategia para acceder a productos económicos y saludables.

En todos los barrios hay proveedores de frutas y verduras, y si se compara el costo de un banano frente a un paquete de una colación dulce, la fruta va a tener un valor inferior. Por eso debemos acercarnos a estas tiendas o a los distribuidores como son las plazas de mercado y con seguridad encontraremos las frutas a un menor precio y al alcance de todos.

No todos los colegios, tanto públicos como privados tienen una oferta saludable o no dan opciones que sean adecuadas para los jóvenes. Al entrevistarlos en consulta siempre dicen que en las cafeterías solo encuentran productos con altas calorías provenientes de la grasa y el azúcar, no hay oferta de agua y por lo tanto terminan haciendo elecciones dentro del menú que no favorecen el control de peso. Como vimos en agua para la vida se debe incentivar el consumo de agua por encima de cualquier otra bebida. Es así como debemos orientar a nuestros hijos para que tengan el consumo de agua como un hábito. La potabilidad del agua en nuestra región hace que su consumo sea seguro, y por lo tanto se puede obtener de la llave en la escuela o se puede llevar desde casa en un recipiente para su transporte como un termo. No tiene calorías y es barato.

Es necesario moldear los hábitos e ir cambiando las preferencias nutricionales, si optamos por la vía fácil de darle dinero a nuestros hijos para que hagan la elección de su alimentación fuera de casa, probablemente no escogerán las más saludables, pero si les brindamos información, hablamos con ellos acerca de sus preferencias y juntos elegimos, se podría mejorar ostensiblemente su nutrición.

No podemos pensar que lo saludable es costoso. Tenemos que informarnos bien y hacer compras inteligentes. Hoy día hay tiendas cercanas con productos saludables en promoción que nos sirven de alternativa, tenemos que mirar las cosas sencillas que nos brindan una alta calidad de vida.

La comida saludable no es costosa.

La mala leche

lactancia

Recientemente, por medio de una paciente, me enteré de un problema en lactancia materna que es bueno conocerlo para poder solucionarlo. Se trata del exceso de lipasa en la leche materna. La lipasa es una enzima que tiene como función  metabolizar las grasas presentes en la leche. El exceso de esta enzima provoca alteraciones en la leche que terminan alterando su sabor. La lipasa produce un efecto de saponificación de las grasas que hace que está presente un sabor rancio que potencialmente produciría rechazo en la alimentación del bebe lactante.

Lastimosamente si la alteración del sabor es muy marcada y el rechazo también, esta leche se podría malograr. Sería muy triste además de un gran desperdicio tener que desechar tan valioso líquido. Por eso es importante realizar una prueba de la leche de manera temprana durante el proceso de construcción de un banco de leche.

Continuar leyendo

Papá, me cabe una tortilla más. Cuanto se debe dejar comer demás.

tortilla-988986_1920

tortilla-988986_1920Una noche de esta semana la cena fue de acuerdo al gusto de Isabel. A pesar de que no ha sido una fanática del huevo, si le gusta la tortilla de huevo. Es uno de sus desayunos favoritos, también se sirve en otros tiempos de comida de acuerdo a la disponibilidad y sobre todo al deseo de Isabel. Nosotros como padres debemos moldear el hábito con rutinas y disciplina, pero en este proceso también debemos sacar provecho de las preferencias y gustos de los niños para poder brindar un aporte nutricional adecuado acorde a las necesidades individuales relacionadas con la edad y la etapa de crecimiento.
¿Cuál es el límite para permitir que se repita un plato o que se agregue más comida? Continuar leyendo

123