Cometélo todo

En la consulta es frecuente encontrar padres y familias enteras angustiadas por los gustos alimentarios de sus hijos. Más que los gustos son los cambios de los hábitos alimentarios, es decir, aquellos que solían comer todo tipo de alimentos comienzan a rechazar algunos de ellos. En este tipo de circunstancias es importante descartar la presencia de alguna enfermedad y no pasarla por alto. La presencia de enfermedad queda descartada por un crecimiento adecuado de los niños, donde se encuentren dentro de los rangos saludables en las tablas de ganancia de talla y peso.
Existen tres estadios en el desarrollo en los que se puede presentar alteraciones en la adaptación de los hábitos alimentarios. El primero se presenta en los 2  primeros meses de edad, si no se presta atención al desarrollo del balance y desarrollo de los ritmos de alimentación, sueño y eliminación de los bebes, desencadenado por falta de contacto con los cuidadores y padres. El segundo se da entre los 2 y 6 meses de edad cuando empieza una mayor interacción del bebé con el medio y la falta de atención de parte de los padres y cuidadores para suplir las necesidades de alimentación y sueño también altera el normal desarrollo de los niños impidiendo una buena adaptación psicosocial que deriva en alteraciones digestivas como vómito, diarrea y poca ganancia de peso. Los dos primeros casos se dan especialmente por falta de habilidades de los padres y unas condiciones económicas precarias. La tercera etapa se da entre los 6 meses y los 6 años de edad y se conoce como la etapa de separación e individualización.  Los niños se hacen conscientes de las necesidades fisiológicas y las diferencia de las afectivas. Las alteraciones de separación se presentan por la necesidad de los pequeños por su autonomía y la dificultad de los padres para dársela.  En la medida que aumenta la ansiedad de los padres por la alimentación de los hijos, los niños quieren ganar más independencia y la manifiestan manipulando a sus padres.
Los casos más comunes son los niños que no se quieren sentar a la mesa, tienen aversión a diferentes texturas de los alimentos o mezclas de los mismos o se resiste a ser alimentado. A continuación unos puntos a tener en cuenta, pues las manifestaciones de esta etapa son más frecuentes de lo pensado y se pueden presentar de una manera sutil.

Establecer horarios de comidas, esta rutina permite tener claro los tiempos de comida
Restringir líquidos. El consumo exagerado de líquidos produce sensación de saciedad y al momento del tiempo de comida no va a tener apetito.
Ofrecer primero sólidos. Evita que se llene con cualquier tipo de líquido que tiene menos nutrientes que la comida sólida.
Raciones pequeñas. Es mejor que nuestro hijo pida que le sirvamos más comida a tener que botarla a la basura.
Refuerce conductas positivas e ignore las negativas. Ayuda a que los niños busquen cada vez nuestra aprobación por las actitudes adecuadas.
Tiempo de alimentación 20 a 30 minutos. Dedicar un tiempo exclusivo para comer ayuda a crear un ritmo.
Disminuya las distracciones durante la comida. Comer en ambientes adecuados y tranquilos sin distracciones permite una mayor concentración en los actos que se están realizando y crea conciencia de la alimentación.
No forzar. Nunca forzar porque genera rechazo y aversiones.

10 comments

  1. alejandra maria mejia deossa   •  

    Buenos dias Dr. me gusta mucho su blog y lo felicito. Le escribo porque nos tiene preocupados un sobrino èl tiene 4 años pero la dificultad es que no come casi sòlidos, generalmente se alimenta de làcteos pero para que se tome una sopa o se coma una carne es un problema; pensamos que era algo gàstrico pero el gastroenteròlogo descartò cualquier problema, lo que nos preocupa es que prefiere no comer para tomar làcteos y no sabemos que repercusiones pueda tener eso màs adelante.
    Gracias.

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Es muy importante que coma sólidos, ya que si persistimos en brindarle una dieta líquida nunca lograremos cambiar el hábito y tendrá algunas repercusiones en su salud como una desnutrición por carencia de algunos nutrientes.

  2. gloria patricia cossio   •  

    doctor tengo una niña de 8 años que pesa 33 kilos me mantiene muy triste porque ella maneja mucha anciedad, cuando esta desayunando ya esta preguntando que le voy a dar de almuerzo, y de algo y asi sucesivamente todo el tiempo esta pensando en comida no se como manejarle esto, le pido me oriente muchas gracias

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Cordial saludo.

      Es un caso que amerita dedicarle tiempo en una consulta medica.

  3. sandra   •  

    Buenas tardes doctor siempre estoy muy atenta a su informacion, le pregunto tengo un niño de 25 meses desde los seis meses de edad ha estado bajo peso para su edad pero el niño come bien y es muy activo se le han realizado muchos examenes para validar si tiene algo que haga que no aumente mucho de peso pero todos sus examenes salen buenos, ademas es de muy buen comer pero me preocupa que el niño entra al baño a defecar en 2 o 3 ocaciones por dia y hace mucho en cantidad sera que acaso esto es lo que no deja que el niño aumente de peso?. quedo atenta a su opinion. y segun usted que alimentos le podria brindar con mayo frecuencia para que aumente.
    gracias.

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Hola.

      Lo más importante es que sus examenes esten normales, el hábito intestinal no afecta el peso así que no hay motivo de preocupación.
      Soy de la posición que no se debe forzar el aumento de peso, pero es posible hacerlo brindandole alimentos con alta densidad cálorica, es decir, en el mismo volumén dar más calorias, y esto se logra agregando queso, mantequilla de maní, salsa de chocolate, arequipe a las comidas.

      Lo mejor es no forzarlo y si estar pendiente que tenga una buena alimentación.

  4. Paulina Barrero   •  

    Hola Doctor! estoy muy pendiente de sus articulos porque tengo una bebe de 1 año y sus recomendaciones son valiosas. Ahora mismo lei su articulo sobre recetas y veo que no me he equivocado en el menu que le llevo; ojalà y nos siga colaborando con màs opciones alimenticias y consejitos.
    Dios les de buena salud a usted, su esposa y su hijita. Muchas gracias .

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Muchas gracias por los comentarios.

  5. Nohora Castaño   •  

    Buenas tardes Doctor. Siempre leo muy atenta sus articulos.
    Si pudiera titular este comentario le pondria ¡AYUDA!
    Mi hija tiene 16 meses. Hasta hace 7 dias la lactaba.
    Desde los 3 meses ella hizo alergia a la proteina de la leche de vaca por lo cual yo deje de consumir todos los aalimentos que para ella generaban alteraciones.
    Hoy en dia mi hija come DE TODO y con mucho apetito.
    Las semana pasada me diagnosticaron neumonia. Mi hija debio irse a vivir a la casa de mis papas para que no se contagiara y nos dejamos de ver durante 4 dias. Los medicos me dijeron que despues de eso la podia seguir lactando, no habia contraindicacion con los antibiotico, sin embargo yo senti durante el tiempo que no la lacte que “recobraba fuerzas”, y decidi dejar de lactarla.
    Con mi esposo habiamos acordado que la lactancia la haria hasta los 2 años pero sinceramente siento desde que no la lacto que recobre mis energias.
    Me siento un poquito culpable y mi esposo esta molesto conmigo x abandonar la lactancia.
    Mi interes, despues de narrarle toda esta historia, es que me asesore sobre informacion medica para demostrarle a mi esposo que puedo no seguirla lactando, mas cuando ella come de todo y con muy buen apetito. ASi mismo agradcerle sus comentarios objetivos
    Gracias

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      El tiempo de lactancia recomendado por la Organización Mundial de la Salud es de mínimo 6 meses hasta los dos años, dependiendo de la sitruación geográfica y la situación socioeconómica de la familia. No es lo mismo vivir en Londres que en Africa subsahariana. En Africa se recomienda la lactancia por más tiempo, en los paises occidentales entre 6 meses y 1 año de edad, de ahí en adelante no le va a proporcionar mayor calidad de alimento a su hija. Usted tiene razón de no lactar más, maxime que la niña come una dieta variada y de todo tipo de alimentos. Si revisa los articulos sobre lactancia materna y los enlaces que tengo en los blogs que tratan el tema encontrará más información. Mire el de programación fetal por ejemplo y busque los articulos del Dr. Alan Lucas quién es autoridad en nutrición pediátrica. Espero que sea de ayuda y sigo atento a sus comentarios. Muchas gracias.
      Fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>