Cuándo iniciar la dieta complementaria

Como lo comenté en un artículo anterior la decisión para iniciar la alimentación complementaria estuvo marcada por la reducción de la producción de leche materna, la cual no alcanzaba para los requerimientos de Isabel. Está claro que si la producción de leche materna se reduce, esta se puede cambiar por leche maternizada de origen comercial (leche de tarro). No solo la reducción en la producción de la leche es una señal para introducir cambios en la dieta, sino que se deben observar otro tipo de cambios que me permitan decidir cuándo comenzar a dar la alimentación complementaria.
Hay que tener en consideración la madurez física y sicológica del bebe para tomar la decisión de iniciar la dieta complementaria. En los primeros meses existe el reflejo de extrusión, es decir, que todo lo que llega solido a la boca del bebé, este lo rechaza hacia afuera y solo permite el ingreso de líquidos. Hasta que no desaparezca este reflejo no se puede iniciar el destete. Entre los 4 y los 6 meses se aprenden destrezas orales y de movimientos gruesos que consiste en transferir alimentos sólidos de la parte anterior de la lengua hacia la parte posterior. Para las destrezas motoras, el signo de madurez se da cuando el bebé se puede sentar independientemente  y mantener el balance mientras comienza a utilizar las manos para alcanzar y tomar objetos. En este punto se encuentran listos para iniciar la alimentación complementaria aunque falta la coordinación mano boca que permite alimentarse así mismo, por lo tanto requiere de nuestra ayuda.
Desde el punto de vista sicológico el pequeño de 6 meses manifiesta su deseo por la comida abriendo su boca, inclinándose hacia a delante para indicar hambre y al inclinarse hacia atrás, voltearse y cerrar la boca fuertemente para manifestar su desinterés por seguir comiendo o para indicarnos que esta saciado. Es increíble como nosotros como padres vamos identificando este lenguaje no verbal y empezamos a entender lo que Isabel nos quiere decir. Es importante estar muy atentos a estas situaciones, ya que la alimentación complementaria con alimentos sólidos es una alimentación forzada para ellos que depende de los alimentadores y podemos llevar a una sobrealimentación de nuestros hijos que deriven en una obesidad. Es así como se recomienda incentivar la independencia en la alimentación para que los niños nos indiquen cuando es suficiente. Esta independencia se logra brindando alimentos que pueda tomar el bebé en sus manos, tomar sorbos de una taza, sostener el tetero por si solos y controlar el tiempo de alimentación para que se aprenda a autorregular, no dedicarse por largos periodos hasta que acabe la comida.
Resumiendo, un bebé se encuentra listo para una dieta solida cuando sostiene la cabeza y ha desaparecido el reflejo de extrusión. Ojo, la introducción de una alimentación con alimentos sólidos no indica que se terminó la lactancia materna, pues este tipo de dieta no cumple con todos los requisitos de nutrientes, especialmente con la distribución calórica proveniente de los macronutrientes.

4 comments

  1. Laura Botero   •  

    Hola Sandro, me encanta tu blog.!!! Una gran ayuda para mi.
    Quisiera algunos consejos sobre la alimentación de Abril, mi bebé de seis meses y medio.
    Ella tomó leche materna hasta hace una semana. Desde hace un mes se complementa con fórmula y hace tres semanas le doy papillas.
    Tengo dudas respecto al tipo de sólidos que le debo dar. Le di papaya, le encantó, le di puré de zanahoría, le encantó, pero cuando le dí papa pero no le gustó, ni criolla ni nevada.
    ¿Qué hago? He estado tentada a darle sopa normal pero me da susto. Con qué otro vegetal podría ensayar. Cómo actuar si no le gusta la comida “salada”… porque veo que le gustan más las frutas.
    Además me voy de vacaciones y como estaré en un hotel, sin acceso a una cocina, no sé si es remendable darle compotas.
    Ojalá me ayudaras con estas dudas que tengo y, de verdad, no me están dejando dormir.
    Un saludo. Laura!!!

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Hola Laura.
      La situación que tiene que ver con el gusto es muy particular e individual, uno considera que no hay prevenciones ni aversiones a los alimentos, en los niños pequeños, a los cuales ellos nunca han tenido exposición, pero puede pasar que se reciba más fácil cierto tipo de sabores y texturas que otros.
      Abril esta en un proceso de aprendizaje y es un ser único y por lo tanto va a manifestar sus preferencias. De todas formas se sugiere iniciar con papa criolla y más adelante en un mes tal vez dar la papa capira, esta, por tener alto contenido de almidón puede ser la causa del rechazo de Abril, ya que su textura es pegajosa y esto molesta su paladar. Te sugiero que combines la papa criolla con la zanahoria, también puedes comenzar a darle ahuyama que tiene un sabor dulce que es la tendencia de Abril. Otros vegetales que le puedes ofrecer son espinaca, alverja, habichuela. Recuerda una a la vez durante tres días para identificar alergias y en la medida que tolere le puedes mezclar los diferentes vegetales. Por el riesgo de anemia por deficiencia de hierro, en las papillas también puedes agregar carne tipo hígado o pollo licuados y darle la leche siquiera media a una hora después de recibir esta papilla, para que pueda absorber el hierro de la carne. No te inquietes Laura que Abril si va a comer alimentos salados.
      No le inicies sopa hasta los siete meses y que sean caldos sin preservantes, no de cubo. Las compotas son una alternativa para las salidas, aunque no mis predilectas. Existe en el mercado un producto que es un centro de nutrición, que sirve para preparar alimentos y esterilizar aunque a mi parecer es muy costoso. De todas formas en los hoteles si hay acceso a las cocinas y si hablas con el encargado te pueden ayudar con la preparación de los alimentos de Abril.
      Espero que ahora si duermas.
      Un abrazo.
      Sandro

      • Laura Botero   •  

        Muchas gracias Sandro, muy útiles tus comentarios.
        Voy a seguir experimentando de acuerdo con estas recomendaciones. Si, vi el centro de nutrición pero es muy caro, mi mamá diría que es “pecado”… je je.
        Seguiré atenta a todos tus post.
        Un saludo, Laura

  2. Jorge Ortiz   •  

    Muy interesante e instructiva to columna, Sandro. Si los lectores se dieran cuenta del beneficio recibido al adecuar su dieta y el ejercicio a su diario vivir, no solo vivirian mas tiempo sino que disfrutarian de mas calidad de vida y experimentarian anos dignos de ser vividos.

    Un abrazo,

    Jorge Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>