Cuanto debe comer?

Esa es una pregunta frecuente, hasta donde debemos poner un límite. Pueden nuestros hijos comer lo que quieran? Es prudente dejarlos comer un solo grupo de alimentos en cantidades ilimitadas? En su etapa de crecimiento cual alimento es infaltable? Todos estos interrogantes surgen incluso cuando los niños tienen una ingesta adecuada. Al referirme como adecuada es que cumplen con sus tiempos de comida (desayuno, almuerzo y comida) y comen algún tipo de alimento entre comidas.

Para empezar creo que la respuesta más acertada a los interrogantes es el equilibrio. Con equilibrio quiero decir que si debemos poner un límite a todos los grupos de alimentos. Si solo come dulces, vamos a condicionar problemas de salud como el sobrepeso, desnutrición por falta de los otros grupos de alimentos que son fuente de vitaminas, minerales y otros nutrientes. Como signos de deficiencia encontramos en los órganos y tejidos diferentes señales como sequedad en los ojos, pelo seco, desprendible y con falta de color, uñas quebradizas y en forma de cuchara, los ángulos de la boca rajados, encías irritadas y sangrantes, lengua lisa, hinchada y dolorosa, piel seca y descamativa. 

Nuestros hijos no son transparentes como para permitirnos conocer hasta qué nivel se encuentra su estómago lleno, pero por su edad se puede determinar más o menos cual es su capacidad gástrica. Que al año es de de unos 350 ml, a los dos años de 500 ml y de ahí en adelante va aumentando lentamente hasta llegar a 900 ml a los diez años de edad. Este valor de capacidad gástrica es en promedio y los valores expresados son los máximos. De ahí radica la importancia de no dar líquidos abundantes antes de las comidas, pues esto va a ocasionar saciedad y disminución de la ingesta de sólidos.

Todos los grupos de alimentos son indispensables en la nutrición y de un aporte de todos se logra la buena salud y se garantiza el crecimiento y el desarrollo adecuados. Analizando cada grupo vemos entonces que los carbohidratos son necesarios como aporte de energía y estos deben ocupar una gran parte de las calorías diarias y lo aportan las frutas, arroz, papa, panes, galletas, cereales en general. Las grasas son fundamentales en el buen desarrollo del cerebro y la producción de hormonas y la regulación de la temperatura corporal además de proteger el organismo  y estas preferiblemente deben provenir de fuentes vegetales y se incluyen también en la preparación de los alimentos, están entre otros los aceites vegetales y el aguacate. Importante no abusar de productos fritos para evitar el sobrepeso. Por último quiero hacer énfasis en la proteína pues es primordial en la fase de crecimiento. Revisando la literatura médica se encuentra que en los primeros años se necesita 1.5 gramos de proteína por kilogramo de pesoy que a partir de los dos años de edad es de 1.0 gramos de proteína por kilogramo de peso. Es decir que para un niño de 12 kilogramos su requerimiento de proteína es de 12 gramos al día. Para ilustrar mejor cuanto corresponde a un gramo de proteína esta la siguiente tabla.

 

Alimento

Gramos de proteína

100 gramos de carne res o cerdo

20

1 muslo de pollo

23

1 pechuga de pollo

30

1 huevo

6

1 rebanada de jamón

6

1 salchicha

5

100 gramos pescado

15

1 taza de Leche

8

1 rebanada de queso

6

1 taza de yogur

5

1 taza de frijol

19

Continuar leyendo

Dulce Tormento

Llega la fiesta de los niños y debemos estar alerta por el posible consumo exagerado de dulces. Este año Isabel participará de la fiesta, pues ya tiene 17 meses e interactúa bastante con su entorno y de esta manera tiene un mayor disfrute de las actividades que se desarrollan a su alrededor. La costumbre alrededor del día de los niños ha estado ligada a la pedida de dulces y en este sentido quiero alertar a los padres para evitar problemas de salud relacionados con esta festividad frente al consumo de dulces y los mitos que existen al respecto.
Referente a los mitos se cree que el consumo de dulces está asociado a la aparición de parasitosis intestinal. En primer lugar no todo dolor abdominal significa la presencia de parásitos intestinales y puede ser más bien resultado de un consumo exagerado de dulces, los cuales pueden ocasionar síntomas intestinales además del dolor con aumento de deposiciones (diarrea), tragar aire puede igualmente ocasionar distensión abdominal con el aumento del tamaño del estómago, todo los anteriores se pueden confundir con la presencia de parásitos. De todas formas compartir los alimentos entre los niños sin tener una adecuada higiene de manos puede ser foco de transmisión de infecciones entre ellas las intestinales.
La ingesta aumentada de carbohidratos simples como los confites, gomitas, chicles, chocolates y bombones son causa de caries dental, cuando no existe una buena higiene oral. El consumo alto de estos productos junto con la presencia de bacterias en la boca (estreptococo mutans) y una saliva espesa y ácida lleva a esta penosa enfermedad. La caries dental es una enfermedad que puede tener varias consecuencias entre ellas una desnutrición. El dolor y la pérdida de piezas dentales pueden afectar una alimentación adecuada llevando a la malnutrición y el deterioro del crecimiento y desarrollo adecuado de los niños.

Los niños son personas inteligentes y en tal sentido tenemos que negociar con ellos la cantidad de dulces que se puede consumir, es decir, establecer límites al respecto y si es del caso administrar el botín de dulces recaudados durante su excursión con los amigos. Con los bebes como Isabel por obvias razones los adultos tenemos mayor control. Hay que tener cuidado con los bebes para no dar dulces que puedan causar ahogamientos, es igual para cualquier pequeño, y por eso debemos estar vigilantes y en presencia durante su consumo.
Recomiendo ofrecer frutas como alternativa, preparar gomitas caseras con fruta natural para el reemplazo de los dulces.Utilizar menos azúcar en la preparación de los dulces caseros. No utilizar los alimentos y en especial los dulces como premio o castigo. Tratar que el consumo de dulces se de alrededor de las comidas para garantizar el lavado de dientes y así evitar la caries dental.

Triqui, triqui

Los niños que no crecen

 

 

 

 

 

 

Revise esta tabla para valorar el crecimiento de sus hijos.

Edad Aumento de talla
Recién nacido 48- 52 cm
1er mes Aumenta 4 cm
2o mes Aumenta 3 cm
3º al 6º mes Aumenta 2 cm/ mes
7º al 12º mes Aumenta 1 cm/ mes
Primer año Aumenta 18 a 25 cm (2cm/ mes)
2º año Aumenta 10 a 13 cm (1 cm/ mes)
3º y 4º año Aumenta 6 a 8 cm (0.5 cm/ mes)
5- 12 años Aumenta 5 cm por año
Adaptado de Velásquez OJ. Pediadatos. Tablas, formulas y valores normales de laboratorio. Health Book`s Editorial. 2ª Edición, Medellín 2007

Es emocionante ser testigo del crecimiento de nuestros hijos. Además de sus adelantos sicológicos, en donde, cada vez se presenta mayor comunicación y donde cada día nos sorprenden con sus nuevas habilidades, están también los cambios físicos que son notorios. Aquellos familiares que no frecuentan regularmente a Isabel se sorprenden de “como ha crecido” y para mí que la veo diariamente me parece que esta igual de pequeña. Como estas son percepciones subjetivas, es importante acudir a las consultas de crecimiento y desarrollo con su Pediatra para valorar precisamente como se está dando el aumento de peso y talla relacionado con su edad. Para este propósito existen las tablas de crecimiento avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde se determinan los patrones de crecimiento saludable. Las medidas se deben hacer de manera regular para poder detectar alteraciones oportunamente y leer los resultados a la luz de la clínica, es decir, evaluar la presencia de enfermedades infecciosas o de otro tipo que hayan alterado por ejemplo el apetito y en este sentido estén afectando la ganancia de peso y talla. El peso es más sensible que la talla, y la falta de ganancia en esta se debe investigar con mayor profundidad. La falla en el crecimiento conocida como falta de medro es una condición de desnutrición severa y pobre crecimiento identificado en los tres primeros años de vida. El pobre crecimiento es resultado de que el niño no toma alimentos, no se le ofrecen o no está reteniendo las calorías necesarias. Las causas se clasifican en orgánicas y no orgánicas. La primera hace rferencia a una condición clínica que produce una ingesta, absorción o utilización de nutrientes inadecuada. La segunda sugiere una alteración en el comportamiento psicosocial.

Continuar leyendo

Preparación para la Programación Fetal

Ya se discutió la importancia de la Programación Fetal como factor determinante en la prevención primaria de enfermedades cronicas no transmisibles que incluye la diabetes, la hipertensión, la obesidad y ciertos tipos de cáncer además de otras enfermedades como lo son los problemas alérgicos.

Cuando una pareja decide quedar en embarazo se deben preparar ambas partes desde un tiempo prudencial previo para llegar con el mejor estado de salud. Tenemos entonces que conocer con antelación el Indice de Masa Corporal (IMC) de ambos con el fin de conocer si hay problemas de peso, es decir, si hay bajo peso, peso saludable, sobrepeso u obesidad. La fórmula del IMC se obtiene de dividir el peso en kilogramos sobre la estatura (talla) en metros al cuadrado:

IMC= PESO (Kg)/ TALLA (m2)   Ejemplo: Mujer de 60 Kilos con 1.65 de estatura tiene un IMC= 60/1.65X 1.65= 22.03

IMC menor 18.5 18.5- 24.9 25- 29.9 mayor 30
Clasificación Peso Bajo Peso Saludable Sobrepeso Obesidad

Si estamos frente a un peso bajo, se puede presentar infertilidad y si se da el embarazo, la madre no tendrá suficiente reservas para aportar a su bebe para que este crezca saludable. El estado nutricional, el peso y la talla de la madre son determinantes y se correlacionan con el peso y la talla al nacimiento. Entonces aquellas futuras madres que tengan un peso bajo, deben buscar la asesoría profesional para la ganancia de peso. Como recomendación se debe aumentar la densidad calórica de los alimentos, esto es en el mismo volumén o cantidad al que está acostumbrada a comer, debe aumentar el aporte calórico. Esto se consigue por ejemplo consumiendo queso adicional en las comidas, tomar alimentos gratinados, agregar aderezos con aceites, consumir dulces como postres, utilizar las cremas de chocolate para untar, la mantequilla de maní, en fin hay deliciosas alternativas para ganar peso incluyendo el yogurt que ahora viene en pequeñas porciones bebibles. Recomiendo además consultar para definir deficiencias y encontrar aquellos suplementos nutricionales que sean adecuados para cada persona.
Las mujeres que tengan un peso saludable no tienen ningún inconveniente en iniciar el embarazo, pero si es fundamental el consumo de acido fólico, esto no solo aplica para las mamas de peso saludable, sino para cualquier embarazo, pues su consumo evita la aparición de defectos del desarrollo del tubo neural del bebé. La recomendación es tomar este suplemento en capsulas 3 meses antes de buscar la gestación, ya que su requerimiento es fundamental en las 8 primeras semanas de embarazo. Se puede aumentar el consumo de trigo, naranja, vegetales verdes, leguminosas y carne que son ricos en acido fólico, aunque se absorbe muy bien el que viene como medicamento.

Continuar leyendo

Cuando la diarrea se vuelve crónica

Hace un mes Isabel presento un cuadro infeccioso viral que comenzó con una fiebre alta durante unos tres días seguido por un brote en la piel y acompañado de este inicio con diarrea. La diarrea se define como el aumento del número de deposiciones diarias y a cambios en su consistencia. En el caso de Isabel se cambio su hábito intestinal con más de tres deposiciones diarias y a una consistencia liquida. La tarea que reviste mayor importancia frente a el diagnostico de la diarrea es la hidratación adecuada de los niños. Siempre se debe ofrecer sales de rehidratación oral, idealmente las que vienen preparadas comercialmente, pues estas garantizan los volúmenes y concentraciones adecuadas de electrolitos. No es recomendable la utilización de bebidas gaseosas o bebidas deportivas, pues estas tienen altas concentraciones de azúcar y pueden agravar la diarrea al absorber el agua del intestino. La recomendación acerca de la hidratación es ofrecer las sales de rehidratación después de cada deposición diarreica en pequeñas cantidades no mayores a 10 ml cada minuto con el ánimo de reemplazar el líquido perdido y garantizar la tolerancia a este líquido. Es de suma importancia no suspender la alimentación de los pequeños, pues si dejamos progresar la diarrea y le aunamos a esto la desnutrición por la suspensión de los alimentos, va a ser difícil su recuperación pronta y puede dejar secuelas. Se espera una pérdida de peso leve y por lo tanto debemos estar alertas a las pérdidas de peso mayores de 1 kilogramo y consultar oportunamente al pediatra para prevenir problemas futuros.

Cuando las deposiciones diarreicas se prolongan por más de 15 días, se considera una diarrea crónica. En esta situación es importante suspender la lactosa, que puede ser una causa de empeoramiento de la enfermedad y es así como a Isabel le comenzamos a dar leche de fórmula sin lactosa, de igual manera se necesito la utilización de probióticos con el objetivo de restablecer la microbiota (flora) intestinal. En situaciones de diarrea crónica el aumento de las deposiciones barre con las bacterias que son habitantes normales del intestino y necesarias para la defensa y absorción de nutrientes. Existen en el mercado diferentes productos para restablecer esta microbiota (flora) intestinal, pero se debe consultar con el especialista la cantidad y el tiempo de administración de este medicamento. Como en el mercado también existen derivados lácteos con este tipo de bacterias no nos debemos confundir y administrarlos a los niños porque los contienen, pues como mencione anteriormente se tuvo que suspender la lactosa en el caso de Isabel. Hay quienes prefieren no suspender la lactosa para una reintegración pronta a la dieta previa a la enfermedad, pero esto como es una controversia médica, ya depende de la preferencia del médico la suspensión o no de la lactosa. Una de las deficiencias que hay en nuestro medio es el Zinc, el cual también se utilizo como reemplazo en la enfermedad de Isabel. Está demostrado científicamente que la utilización de este suplemento es beneficioso para la reducción del tiempo de la diarrea y la recuperación intestinal en niños mayores de 6 meses.

 Al parecer después de este evento Isabel quedo con una intolerancia a la lactosa, pues al ofrecerle de nuevo una leche con lactosa volvió a presentar diarrea. La intolerancia a la lactosa es una de las deficiencias enzimáticas que se presenta con mayor frecuencia y comienza desde la infancia como en el caso de Isabel. Esta se caracteriza por la ausencia de lactasa, la enzima encargada de digerir el azúcar de la leche (lactosa). Los pacientes con deficiencia deben consumir una dieta libre de lactosa para evitar los síntomas intestinales que esta produce.

Hábitos saludables desde la primera infancia

Cuando se revisa la reciente Encuesta de la Situación Nutricional (ENSIN 2010) encontramos que el 34.6% de la población nacional tiene sobrepeso y el 16.5% tiene obesidad, comparado con la encuesta anterior, el aumento fue de 5.3 puntos.  Cabe destacar que se presentan conductas de riesgo alimentario, es decir, dejan de comer o utilizan algún producto para perder peso un gran número de personas. Entonces hay consciencia de los problemas derivados por el sobrepeso, pero no existe una orientación adecuada para su manejo y tampoco existen unos hábitos saludables que ayuden a evitar estas situaciones. Sobresale también que las dietas complementarias (alimentación diferente a la leche materna) son deficientes en frutas y verduras, que deberían ser la base de este tipo de alimentación inicial. Esto lleva entonces a que las personas no ingieran frutas y verduras en la edad adulta y por lo tanto hace las dietas deficientes y convierte a las personas propensas al sobrepeso y la obesidad, así como a la desnutrición. Resalto también de la ENSIN 2010 que el 20% de la población consume gaseosas diariamente y el 20% de la población igualmente consumimos más de un producto de paquete diariamente. Esto nos demuestra nuevamente los malos hábitos alimentarios que existen en el País. Para terminar la población es cada vez más sedentaria y el 62% de los jóvenes dedican diariamente más de dos horas en videojuegos y/o ver televisión.
Los hábitos de vida saludable se construyen durante toda la vida. Nunca es tarde para cambiarlos, pero es en la primera infancia cuando la mente es más plástica y permite adaptar los nuevos hábitos de una manera más sencilla.
Como vimos en la ENSIN 2010 los colombianos complementainiciamos mal la dieta complementaria y no incluimos las frutas y verduras, es entonces ahí donde debemos cambiar para brindar la mejor nutrición a nuestros hijos. Incluir las verduras, las frutas y los cereales como parte de la dieta complementaria es crucial. Se debe empezar con rutinas desde pequeños para el baño, rutinas para la hora de dormir y para la ingesta de alimentos, esto es, respetar los horarios de comida y hacerlo en ambientes propicios para la misma, es decir, en el comedor sin otras distracciones que afecten el tiempo y la dedicación al consumo de alimentos.
Continuar leyendo

Frutas, verduras y algo más

El pasado fin de semana me embarque con un gran amigo en una tarea titánica, enseñar a los niños a comer frutas y verduras. La idea nació en la consulta médica, pues es una queja frecuente de los padres de familia, la poca ingesta de frutas y verduras de sus hijos. Igualmente hay médicos que identifican las deficiencias como la Doctora Alicia Cortes al valorar el iris de sus pacientes y los remiten para mejorar sus hábitos alimentarios.

Yo recuerdo muy bien en mi infancia que acompañaba a mi madre en la preparación de las verduras, en esos tiempos había que desgranar, las arvejas, limpiar las habichuelas, picar la zanahoria porque no existían los productos congelados. Acompañar a mi madre en la realización de esta tarea me brindo la oportunidad de tener un contacto directo con los alimentos y la curiosidad de probarlos, permitió que se consolidará una costumbre de comerlos crudos y de incluirlos en nuestras dietas sin mayor problema. Personalmente considero que nuestros hijos actúan por imitación y son sus referentes los que deben promocionar la ingesta de estos alimentos. Si damos ejemplo en casa al consumir frutas y verduras, si hacemos comentarios buenos acerca de las bondades del sabor de los alimentos y de la exploración de los mismos, tal vez estaremos iniciando un viaje tranquilo sin peleas ni pataletas por “tener” que consumir un producto saludable. Los pequeños son receptivos, inquietos y curiosos, exigen mucho de nuestro tiempo y dedicación y no podemos desfallecer en el intento de brindarles la mejor nutrición posible.

De acuerdo a la ENSIN 2010 (Encuesta de Situación Nutricional) no hemos cambiado nada, antes hemos empeorado en cuanto a los malos hábitos de vida. Se rescata algunas acciones que tienen que ver con la desnutrición, pero estas por ser más dramáticas, más no menos importantes, ameritan la atención de las autoridades. También mejoramos en lactancia materna.Pero perdimos cinco valiosos años sin hacer nada por mejorar. Las entidades educativas, las empresas, nosotros mismos somos responsables junto con las autoridades quienes tenemos esta gran responsabilidad en estas lamentables cifras.

Los resultados del taller fueron inicialmente buenos, es decir, logramos que al menos la mitad de asistentes probaran frutas y verduras en diferentes preparaciones y aceptaran su sabor. Es labor de sus padres continuar con el proceso. El chef Hernán Montoya y yo estamos complacidos con los resultados y estamos retados para mejorar cada día más y ayudar a quienes necesitan de nuestro apoyo.

Un abrazo a todos.