Papá, me cabe una tortilla más. Cuanto se debe dejar comer demás.

tortilla-988986_1920

tortilla-988986_1920Una noche de esta semana la cena fue de acuerdo al gusto de Isabel. A pesar de que no ha sido una fanática del huevo, si le gusta la tortilla de huevo. Es uno de sus desayunos favoritos, también se sirve en otros tiempos de comida de acuerdo a la disponibilidad y sobre todo al deseo de Isabel. Nosotros como padres debemos moldear el hábito con rutinas y disciplina, pero en este proceso también debemos sacar provecho de las preferencias y gustos de los niños para poder brindar un aporte nutricional adecuado acorde a las necesidades individuales relacionadas con la edad y la etapa de crecimiento.
¿Cuál es el límite para permitir que se repita un plato o que se agregue más comida? Continuar leyendo

Yogur

Una de las recomendaciones para cualquier persona que quiera llevar una alimentación saludable debe incluir el yogur.

Esta bebida milenaria es una fuente adecuada de calcio particularmente y ofrece beneficios de tipo digestivo a los consumidores. Las ventajas digestivas se deben a la presencia de bacterias necesarias para la producción del mismo, pues estas ayudan a regular la flora intestinal. Para las personas que tienen intolerancia a la lactosa, el yogur es una alternativa como fuente de calcio, ya que la mayoría de pacientes con intolerancia al consumir estos productos no presentan síntomas.

El yogur es una bebida popular y hay un sinnúmero de presentaciones como son aquellos para bebes, con fibra, con probióticos, con fitoesteroles, sin azúcar, bajos en grasa, con fruta, bebibles y cuchareables. Hay para cada gusto y necesidad. Es importante tenerlo dentro de la dieta ya que se convierte en una alternativa de bebida diferente a aquellas con alto contenido de azúcar, amén que brinda saciedad y evita el exceso de ingesta de otros alimentos. Cabe destacar que es un alimento que también aporta proteína, tan necesaria para el crecimiento de nuestros hijos.

El tamaño si importa

Me perdonan por ser reiterativo en el tema de la saciedad, pero como ya lo he dicho antes, es un concepto muy particular que depende de diferentes variables, y si no aprendemos a manejarlas, en el futuro tendremos problemas con la alimentación de nuestros hijos. Problemas como el sobrepeso, la obesidad y trastornos de la conducta alimentaria, así como dificultades en llevar una alimentación saludable. Para adquirir el concepto propio de saciedad en la infancia temprana es esencial la lactancia materna. Está demostrado por diferentes estudios, que aquellos bebes que reciben lactancia materna tienen más elaborado su sentido de saciedad. La alimentación por medio del seno materno exige más actividad de los niños, tienen que realizar mayor fuerza en la succión y luchar por su alimento, diferente a aquellos que reciben biberón algunas veces con bocas muy anchas que no permiten alcanzar el tiempo necesario del paso de la información de la distensión del estómago al cerebro y sentirse lleno. Entonces al llegar el momento cuando ya se siente lleno, el niño ha comido mas de lo requerido, esta sobrealimentado y esta situación produce un aumento del tamaño del estomago y con el tiempo hay una mayor capacidad gástrica. El tener un estomago cada vez mas grande va a requerir de mayor cantidad de alimento para saciarse, lo que va a terminar en sobrepeso y obesidad.

Una vez comienzan con la alimentación complementaria es de suma importancia comenzar a manejar las cantidades que debe recibir el bebé, y poner especial cuidado en no insistir demasiado en el ofrecimiento de la comida, pues como en el caso de los que reciben lactancia de formula exclusiva se pueden llenar más de la cuenta y producir como lo mencioné una mayor capacidad gástrica. A continuación veremos en la tabla los promedios de la capacidad gástrica de las diferentes edades que se deben tener en cuenta para las cantidades que debemos ofrecer en cada tiempo de comida y respetarlo para que nuestros hijos tengan la satisfacción de tener el logro de consumir lo que hay en el plato y que no tuvo que ser obligado a comerlo. Ellos mismos van construyendo sus límites.
Respetémoslos.

Capacidad gástrica = (Peso (g) -3)/ 10  
Edad Capacidad (mL)
Neonato 10 20
1 Semana 30-90
2-3 Semanas 75-100
1 Mes 90-150
3 Meses 150-200
1 Año 210-360
2 Años 500
10 Años 750-900
16 Años 1500
Adultos 2000-3000
Adaptado de Moulews&Ramsay, 1998