Audi A6 2016: Mejorando lo presente

Audi-A6_2015_800x600_wallpaper_02

Porsche Colombia presentó en simultánea las mejoras del Audi A6 y la nueva carrocería del deportivo TT, pero de este ultimo nos encargaremos más adelante. El A6 viene ahora con pequeñas mejoras en el motor, el equipamiento y el diseño. Además dice ser más liviano (hasta -80 kg.) que el modelo anterior gracias al continuado uso del aluminio en su construcción. También se ha mejorado apreciablemente la insonorización de la cabina gracias a los amortiguadores hidráulicos de los soportes.

Audi-A6_2015_800x600_wallpaper_0a

Este sedan mide 4,92 metros de longitud (7 cms. más de distancia entre ejes) y 1,87 metros de ancho, tiene 1,46 metros de altura, maletero de 530 litros, asientos abatibles 60/40 y una estilizada línea que no lo hace ver tan “seriote” ante su competencia, incluso, a veces es dificil distinguirlo a simple vista de un A4. Las potencias disponibles  en los motores TFSI 2.0 y V6 3.0 están en el rango de los 177 a los 300 caballos, todos con control de estabilidad ESP y los rines de 18 pulgadas. Las luces LED son opcionales, así como las cajas manuales de 6 velocidades, Multitronic de variador contínuo o S-tronic doble embrague de 7 marchas con levas en el volante y modo Sport y Drive (según versión), la tracción delantera o total (quattro con Torque Vectoring), la suspensión Adaptive Air y la dirección dinámica. Los precios para Colombia arrancan en $139,9 millones (2.0 TFSI).

Audi-A6_2015_800x600_wallpaper_0f

Hay multitud de opciones de configuración para cada A6 que se vende en Colombia. Desde inserciones en madera laminada con fresno de poros abiertos y raíz de nogal marrón oscuro, hasta asientos en cuero Milano, Valcona (S-line) o combinación tela / Alcántara, con funciones de ventilación y masaje pasando por un paquete de iluminación interior especial. De serie en todos los modelos está disponible el climatizador automático y el sistema de manejo MMI radio con opción a Touch y Head Up Display, pantalla de 8 pulgadas, servicios online de Google y Bang & Olufsen Advanced Sound System. El radio es Bose Sorround Sound System opcional comprende un amplificador de doce canales con una potencia de más de 600 vatios. Gestiona 14 altavoces, incluido un altavoz central y un subwoofer; La versión tope de gama, el Advanced Sound System de Bang & Olufsen, trabaja con dos amplificadores y un total de 1.300 vatios.

Audi-A6_2015_800x600_wallpaper_05

Las luces son halógenas con opción Xenón Plus y todos los modelos tienen el sistema Start / Stop, volante multifuncional, dos monitores y sistema Pre Sense Basic, dirección asistida electromecánica y ESP con bloqueo transversal electrónico para los modelos con tracción delantera y gestión del par individual para cada rueda (torque vectoring) para las versiones quattro.

Audi-A6_2015_800x600_wallpaper_07

En el exterior, la parrilla Singleframe tiene las esquinas superiores oblicuas, está pintada en negro brillante y se integra en el frontal de formas plásticas. Los faros parten de las esquinas oblicuas de la parrilla con un diseño cuneiforme que se ensancha hacia su parte exterior. Su borde superior está definido por el capó del motor. El borde inferior de los faros, por su parte, dibuja un contorno ondulado.

Audi-A6_2015_800x600_wallpaper_08

Audi dice que la construcción híbrida acero / aluminio mejora el reparto de cargas a los ejes, incluso la batería de instala en el baúl. Las piezas compuestas por perfiles de aluminio en el A6 son el travesaño del vano motor y los largueros transversales detrás de los paragolpes delantero y trasero. Las torretas de la suspensión en la parte delantera son piezas también de fundición de aluminio. El soporte integral detrás del tablero de instrumentos, la bandeja del maletero, la pared divisoria entre el habitáculo y el maletero, el larguero transversal del maletero, las aletas delanteras, las puertas y el portón del maletero, al igual que el capó del motor. Éste último integra un sistema de dos cerraduras.

Audi-A6_2015_800x600_wallpaper_11

En cuestiones de seguridad, todos los A6 incluyen 6 airbags y frenos ABS. La capacidad de arrastre es de 2.1 toneladas para las versiones más potentes (3.0 V6 TFSI). Todos vienen con un sensor de luz y lluvia, freno de estacionamiento electromecánico, asistente de arranque en pendiente y parabrisas insonorizante, apoyo lumbar con regulación eléctrica de cuatro posiciones. Una función de control vigila la presión de aire de los neumáticos. La luz de freno adaptativa advierte a los conductores que se aproximan desde atrás en caso de producirse una frenada de emergencia. Las carcasas de los retrovisores exteriores térmicos y con regulación eléctrica incorporan intermitentes LED. Cuatro pretensores de los cinturones, sistema integral de reposacabezas, cinco reposacabezas y anclajes Isofix para asientos infantiles en la parte trasera.

 

 

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>