Chevrolet Onix 2016: Buscando señal

índice

Conectividad, la palabra de moda por estos días. Un vehículo moderno ahora debe estar en ruta con la red, tener conexión WiFi, multimedia, 4G, en fin, que su conductor y pasajeros no pueden viajar “offline” mientras se desplazan. Son las exigencias de la vida moderna. Ya los fabricantes  se han dado cuenta y los modelos de gamas superiores vienen dotados de un arsenal tecnológico que nos acerca  a esa realidad virtual cotidiana con la que tanto soñamos en el siglo 20. Pero la noticia que hoy nos ocupa es la llegada de un modelo de la gama media que promete “conquistar a los Millenials”, es decir, aquellos nacidos entre 1981 y 1996  y que no conocen el mundo sin internet ni interactividad. Eso, y que además ocupan el 21% de la población y cada vez adquieren mayor poder adquisitivo Se trata del Chevrolet Onix, que llega de Brasil a pelear un lugar en la gama de los 44 a 50 millones, una de las más disputadas del mercado nacional y, dentro del portafolio de la marca, a ubicarse entre el Sail y el Sonic. Veamos qué tiene para mostrar.

bd30f7637ff55768516e3d0cf105f844

Después de hacer presencia en Argentina y Brasil, el Onix llega al cuarto mercado más importante de Latinoamérica, el colombiano. Es un hatcback que viene a vérselas con otros “5 puertas” de la categoría como el Renault Sandero, el Kia Rio, el Suzuki Swift, el Volkswagen Polo o el Hyundai i25. Es desarrollado y  producido en la planta que tiene General Motors en Gravataí, la mayor subsidiaria de la compañía  en Suramérica y una de las 3 operaciones más importantes de GM en el mundo. En 2015 el Onix colocó 125.931 unidades solo en Brasil.

9a2b4472835a3fd728f8c9b5ba68280f

Para atraer al segmento poblacional para el que fue pensado, desde Chevrolet dicen que el Onix presume de un diseño moderno, con persiana cromada, luces blue mask con acabados en ice blue y rines bitono de 15 pulgadas.

2015-chevrolet-onix-asientos-tela-648x316

En el interior, encontramos sillas traseras abatibles que aportan  1020 litros de capacidad en el baúl, volante con controles de audio y velocidad de crucero, centro de información con detalles del funcionamiento del vehículo en tiempo real, técnicas de conducción y plataforma Chevystar MyLink con  21 servicios en interfase a través de una pantalla táctil de siete pulgadas. Soporta música en MP3, Aux In, USB, Bluetooth, fotos, videos y otros contenidos multimedia. Sincroniza contactos, hace uso de manos libres y tiene acceso a Apps como Tunein y Stitcher. Las puertas abren y cierran desde el celular y pueden visualizarse alertas de velocidad, estacionamiento y geolocalización en caso de que se haya prestado el automóvil.

chevrolet-onix-automatico-4

El motor es el SPE/4 de 1.4 litros, 97 caballos y 126 Nm de torque a 2.800 revoluciones. La caja es la Hydramatic secuencial de seis velocidades con mandos Active Select. En seguridad, lo usual de la gama: frenos ABS con EBD, doble airbag, cinturones de seguridad delanteros con ajuste de altura,  servicio de monitoreo en rutas y servicio de emergencia en caso de accidentes.

20160129-CHEVROLET-ONIX-ANTICIPO-02

El Chevrolet Onix está disponible en los tonos: gris cielo, plata sable, negro, blanco galaxia y rojo pimienta, con un precio de lanzamiento desde $44.990.000.

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>