El último rally de Lancia

Lancia-emblem-640x480

Poco a poco se va extinguiendo la luz de Lancia, una emblemática marca italiana que alguna vez se vendió en Colombia y que los iniciados en el tema del automovilismo recuerdan por su participación en el Mundial de Rally, por sus impactantes diseños entre los años 50 y 80 y por las prestaciones de algunos de sus principales modelos, una síntesis entre belleza y rendimiento que muy pocos fabricantes generalistas han sabido igualar. Hoy en día, Lancia yace en la trastienda del Grupo FCA, fabricando un solo modelo, el Ypsilon, de venta exclusiva en italia y bajo el rótulo de “fashion city car”, que poca justicia le hace a un nombre que fue deseado por generaciones en todo el mundo durante el siglo 20.

vincenzo-lancia

Vincenzo Lancia, fundador de la marca en 1906

Fulvia, Stratos, Beta, Delta, Thema, son apellidos que llevaron los Lancia más recordados. Con la llegada del siglo 21 y la reorganización en el Grupo FIAT-Chrysler, la decisión fue convertirla en una marca de nicho, orientada a una especie de lujo a la italiana, incluso remarcando modelos de la filial norteamericana para tratar de colocar carros de Chrysler en Europa con el nombre Lancia, en una clara puñalada a 111 años de historia, pues una van como la Voyager o un voluminoso sedan como el 300C, nada tenían que ver con la orientación que alguna vez tuvo la fábrica fundada por Vincenzo Lancia en 1906. Naturalmente, el proyecto fracasó y solo ayudó a empujar la crisis.

Lancia-Ypsilon-2016-01

El Ypsilon, unico modelo actual de Lancia en producción

Las más recientes noticias sobre Lancia, tras uno de los tantos planes de negocio presentados por el grupo, es que Lancia está desapareciendo de Europa. “Es una marca sin futuro en el grupo”, ha dicho Sergio Marchionne, CEO de FCA. Sus páginas web han sido apagadas en los países del viejo mundo, a excepción de Italia. Allí se ofrece un modelo denominado Ypsilon, un urbano de grácil diseño, amplio equipamiento y animado por motores TwinAir y MuliJet de origen FIAT. El carro pretende ser Premium pero claramente se ha quedado a mitad de camino. Si bien es más costoso que sus rivales (Nissan Micra, Toyota Yaris, Suzuki Swift), no logra hacer el hueco esperado entre los clientes y por eso, al final de su vida comercial, será descontinuado y con él, se irán al recuerdo un siglo y monedas de historia.

la-familia-lancia-los-mitos

Pero dejemos atrás las dos últimas décadas, las del declive pavoroso, y vayámonos mejor a recordar aquellos años dorados de la marca turinesa, cuando entre los años 60 y 90 expandió sus fronteras más allá de Italia con modelos que hoy en día van adquiriendo notoriedad en el mercado de vehículos de época gracias a particulares soluciones mecánicas y de diseño que le aseguran un merecido lugar en la historia:

Fulvia Coupé

big_thumb_a9a53d82e5b858b2e3b14b2635e6b444

Pietro Castagnero, el diseñador de la casa, se inventó un soberbio dos puertas derivado del impersonal sedan lanzado en 1963. Para 1965 mostró en el Salón de Turín un modelo de líneas sencillas pero con un magnetismo que invitaba a disfrutar de la carretera. Incluso, en la propia marca se animaron a participar en los rallyes europeos, ganando el Mundial en 1972 en las manos de Simo Lampinen, Harry KällströmSandro Munari y Amilcare Ballestrieri.

1970_Lancia_Fulvia_HF_1600_005_7722

El Fulvia Coupe tuvo en sus inicios un curioso motor V4 1.3 de 80 caballos “bialbero”, diseñado por Zaccone Mina, que resultaba muy rápido para los estándares de ese entonces. El HF fue una versión con 88 caballos y piezas de la carrocería en aluminio, que subió hasta 101 HP en 1967 y tuvo su pico de línea con la edición 1600 HF de 114 caballos en 1968 y con caja de cambios de 5 velocidades. Esta es la versión más buscada hoy en día por los coleccionistas

Beta / Montecarlo

Lancia-Beta-Spider-(2)

 

En 1973 el Beta remplazó al Fulvia, con carrocerías sedán, coupé, hatchback y un precioso Spider diseñado por Pininfarina, con motores hasta de 130 caballos y producido en las instalaciones de Carrozzeria Zagato en Milán con una tirada total de 9.390 unidades, lo cual lo hace muy cotizado hoy en día.

103836_Hommage_a_Sergio_Pininfarina

Entre 1975 y 1982 se puso en venta el Montecarlo, un coupé y Targa de motor central y tracción trasera creado por Pininfarina. En estados Unidos se le denomino Scorpion, pues ya Chevrolet tenía un modelo registrado con el nombre Montecarlo. A Colombia llegaron varias unidades, importadas por el representante Corauto.

Stratos

lancia_stratos

La estrella de los rallyes en los años 70 sin lugar a dudas fue el Stratos. Un coupe de diseño futurista con luces ocultas creado por Marcello Gandini para Carrozzeria Bertone y que parecía sacado de una película de ciencia ficción. Solo se hicieron 492 unidades de calle. De hecho, llevaba el motor central V6 2.4 de 190 caballos procedente del Ferrari Dino. Para el WRC se le hormonó con 280 y hasta 480 caballos con turbo. Dominó a placer el Mundial de la especialidad en donde se llevó el trofeo  entre 1974 y 1976 en las manos de Sandro Munari.

1098323-15361

El Lancia Stratos es uno de los automóviles de competición más legendarios y triunfadores en al historia de los rallyes pues muchas unidades de calle se adaptaron para correr en equipos privados y por lo menos en 5 de los 10 años de la década de los 70  fueron dominados por el Stratos.

037 Rallye / Stradale

1982lanciarally037stradale1

Fue el sustituto del Stratos para comienzos de la década de los 80. Estaba montado sobre el Beta Montecarlo y debutó en el espectacular Grupo B, el de los autos más exigentes y con mayor potencia en la historia del WRC. Hubo 200 unidades de calle denominadas Stradale. La lista de pilotos que le dieron brillo a este automóvil con motor central 2.0 turbo incluye a leyendas de la talla de Walter Röhrl, Markku Alén y Miki Biasion

Delta  HF Integrale 16V

1024_delta_hf_integrale_evo_club_italia

El Lancia más conocido en los rallyes es tal vez el Delta en todas sus variantes. Llegó al WRC en 1987  para implementar la tracción total al Grupo A ante la prohibición del Grupo B por su peligrosidad. La Versión HF tenía el motor turbo de 165 caballos,  la Integrale ponía 185  y la 16V subía la caballería a 200. En manos de Miki Biasion, Markku Alen, Didier Auriol y Juha Kankkunen se hicieron imbatibles en el Mundial hasta 1992, un récord aun vigente, al ganar 46 rallyes en 6 años. La versión más espectacular del Deta fue conocida como Evoluzione, con una apariencia más ancha y robusta y el motor llevado a 215 caballos. Varias unidades de calle, producidas entre 1992 y 1995, ruedan en nuestro país

Thema 8.32

lancia-thema-ferrari-p_1440x655c

El Thema era un precioso sedan deportivo que podía montar un motor turbo de dos litros diseñado por el legendario ingeniero Aurelio Lampredi o un V6 de tres litros de origen Alfa Romeo, lo cual lo equiparaba a los sedanes premium de finales de los años 80. Algunos ejemplares llegaron al país para servir como vehículos de representación para el Ministerio de Defensa en 1988. Entre 1992 y 1994 se ofreció comercialmente para el mercado particular.

Ferr001

Pero sin duda el más deseado fue el 8.32 que incorporaba un motor V8 de 3 litros y 32 válvulas de 215 caballos proveniente del Ferrari 308 Quattrovalvole. Era el sedan de tracción delantera más rápido de su tiempo con 237 km/h de velocidad punta y sus acabados estaban a la altura de sus equivalentes más costosos. Cueros cosidos a mano, maderas, climatizador bizona y los asientos y reposacabezas eléctricos. Se comercializaron 3.537 unidades entre 1986 y 1991.

 

 

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>