Prueba BMW X2 sDrive 20i: la hermana bonita

BMW-X2-2019-1280-01

Otra prueba, otro SUV, se pregunta uno cuando va por el X2 para pasar con él algunos días de test. Y es que de 10 pruebas que podemos llegar a hacer, más de la mitad corresponden a este tipo de carrocería, en todos los tamaños y motorizaciones, pero empacadas en la misma vocación: un carro alto con algunas cualidades para transitar por vías no asfaltadas, aspecto de camioneta y la polivalencia propia de estos vehículos. En resumidas cuentas, una fórmula que ha resultado ganadora en todo el mundo pues este es el segmento de moda y no parece cercano el fin de su crecimiento. Las marcas Premium han detectado la voracidad del mercado por estas opciones y ahora engordan su portafolio con SUV en todas sus gamas. En el caso de BMW, tenemos seis camionetas (ya casi siete con el inminente arribo de la X7) para escoger según tamaño, motores y presupuesto y cada una con enemil opciones. La más reciente, la X2, pasó por nuestras manos y este sabor nos dejó.

BMW-X2-2019-1280-4a

Lo primero que hay que decir es que el X2 parece el menos SUV de los BMW, de hecho la marca lo llama SAC (Sports Activity Coupé), pero no nos vamos a enredar ahora con términos nuevos. Su aspecto, medio coupé pero de cinco puertas, más crossover, se diferencia bastante de sus hermanos pues es más robusta y musculosa, con una figura marcadamente enfocada hacia lo sport.  No es un diseño para nada anodino, de hecho, es el más moderno y diferenciado en el portafolio de la marca en la actualidad. Así se ve solo mirándola de frente o atrás, con sus inmensas luces LED, donde la agresividad de sus líneas le da un toque decididamente desenfadado y juvenil. El logo de BMW en el paral C es también una reminiscencia a aquel “Tiburón” E9 de los 70.

BMW-X2-2019-1280-07

No se ve tan alto como debería verse un SUV, aunque tiene un despeje al suelo interesante. No se ve tan “común” como el X1 ni tan “familiar como los X3 o X5 ni tan “robusta” como un X6. El X2 es diferente a todos. Tiene de todos un poco pero una personalidad propia y desmarcada. Y eso llama bastante la atención en la calle, como pudimos comprobarlo.

¿Y cómo es él?

BMW-X2-2019-1280-8a

La unidad probada venía con el acabado M Sport X, con rines de 19 pulgadas. El interior presenta un tablero convencional y afin a la mayoría de modelos de la marca, sin sorpresas,  con dos relojes análogos en el cuadro de instrumentos , computador de consumos y distancias, pantalla rectangular táctil de 8,8 pulgadas con agradable interfaz coronando la consola central, volante M de centro redondo, tres radios, acentos metálicos y mandos de telefonía, control crucero con función de freno y mediciones varias. También lleva paletas para operar la caja de cambios Steptronic de ocho marchas de manera semiautomática.

BMW-X2-2019-1280-9d

Una gran diferencia con el interior de las demás SUV que arman en BMW la constituyen los asientos, grandes, voluminosos y contorneados. Forrados además en alcántara Micro Hexagon y con pespuntes en blanco. Ocupan mucho espacio visual pero su comodidad es indiscutible, así como la sensación de agarre cuando se le exigen prestaciones y comportamientro en curvas a este carro. Pese al área que ocupan estas sillas, la zona para piernas y cabeza no se ve afectada y cuatro personas viajan con muy buen confort. Como dato curioso, la misma tela de los asientos forra el interior del techo, que tiene una superficie acristalada de buen tamaño.

BMW-X2-2019-1280-a3

Otro aspecto en el que el interior de la X2 hace un guiño coqueto y fresco es la iluminación ambiental, que se puede configurar a voluntad, como en los MINI o algunos Mercedes-Benz. Los materiales de la cabina son de primer nivel, con superficies blandas y bien rematadas en general.

BMW-X2-2019-1280-c1

Aunque ya se ha anunciado un futuro X2 M35i, por ahora  se comercializa la versión con tracción delantera sDrive aunada al conocido propulsor TwinPower Turbo de dos litros, cuatro cilindros, visto ya en las series 1, 2, 3, 5 y X1, X3 y X4. Es uno de los más difundidos entre los modelos de la casa muniquesa por su equilibrio y capacidades de operación. Es un motor que sirve para todo. El peso del X2 en vacío es de 1.535 kilogramos, el maletero acomoda 470 litros, tiene portón de apertura automática y hay bastantes huecos para acomodar botellas, documentos, monedas, celulares y reproductores de música.

El X2 está montado sobre la plataforma común que tienen el X1, el Serie 2 ActiveTourer y el MINI Countryman. A Colombia  llega en versiones Diesel (xDrive 20d con tracción total) y con el propulsor a gasolina de 192 caballos, 280 Nm y la caja doble embrague recientemente estrenada por la fábrica, pero solo en tracción delantera. Según ficha técnica hace el 0 a 100 en 7,7 segundos y alcanza 227 km/h. El precio de la unidad probada es de $139.900.000

¿Y cómo se mueve?

BMW-X2-2019-1280-0d

La posición de conducción es buena, pues tiene múltiples reglajes y pese a la superficie acristalada con algo de recorte, la visibilidad no tiene reproches. El motor entregauna respuesta adecuada para sacarlo de la inmovilidad y una vez se activa el turbo, a unas 1.300 vueltas, el X2 ofrece una actuación destacable sobre la media del tráfico y asegura movimientos precisos en maniobras de sobrepasos, aceleraciones en recta o al abordar pendientes. Esta unidad de potencia es muy elástica y se adapta fácilmente al tránsito urbano y no desmerece para nada en carretera abierta, logrando cruceros altos con una reserva de de fuerza de sobra.

BMW-X2-2019-1280-15

A pesar de tener las llantas con unos aros de 19 pulgadas, las imperfecciones del camino no son tan notorias, pues la suspensión adaptativa se acomoda bien a cada circunstancia y el manejo en curvas es una de las principales bondades de esta configuración. Es muy ágil y obediente aunque al exigirle mayor potencia o acelerar en las salidas, el tener la tracción adelante puede generar algún susto por una falta de agarre inicial que obliga a tener cuidado con la respuesta del acelerador.  En rectas, el comportamiento es como el de un automóvil, estable, reactivo y con sensación de robustez y dominio general. La dirección es dócil y comunicativa, sin ruidos ni vibraciones.

BMW-X2-2019-1280-a0

Ya hemos visto en otros artículos la eficacia de la caja Steptronic de ocho marchas, sin duda una obra maestra de BMW, pues es una de las mejores que hemos manejado. Ahora nos presenta una unidad de doble embrague que, sinceramente, no desmerece en nada con la anterior de convertidor de torque. En el modo Sport es una delicia manejarla en modo manual por la inmediatez y precisión de su accionar y para andar calmadamente entre el tráfico es perfecta por la suavidad y eficacia con la que realiza su trabajo.

BMW-X2-2019-1280-74

Un punto que me parecio muy destacable es el de la capacidad de retención de los frenos. El pedal es directo y el trabajo de mordazas y discos inmediato. Ofrecen una sensación de seguridad alta y están muy bien calibrados. De alguna manera subsanan la pérdida de agarre al acelerarla a fondo y nos pueden salvaguardar de algún percance, aunque los controles de estabilidad y tracción también actuan de manera comedida en estos casos.

En consumos, notamos un gasto cercano a los 30 kilómetros por galón, pues la exigimos bastante en todas las inclinaciones de terreno y practicamente no le dimos  respiro en el tiempo que estuvo con nosotros.

Conclusión

BMW-X2-2019-1280-66

Este BMW X2 entra inicialmente por los ojos. Su estética juvenil y moderna, algo asiática pero sin perder la clase teutona, nos remite a un concept car, trazando la que tal vez sea una línea de diseño en algunos modelos futuros mientras llega la electrificación definitiva, con su look más futurista aun, pero de dudosa belleza. En esta versión sDrive 20i la potencia del TwinPower Turbo 2.0 resulta a veces superior a la capacidad de agarre de sus ruedas delanteras y es aquí donde no debíó abandonarse la propulsión trasera o definitivamente adoptar la tracción total. La suspensión adaptativa la hace muy llevadera ante las imperfecciones del camino, el chasis se comporta  dócil y obedientemente, la caja es un dechado de eficacia y los frenos la detienen sin ninguna afugia.  Es un SUV que poco se parece a sus hermanos de sangre, no tiene la “torpeza” de otros SUV y es algo así como “la hermana bonita” entre el X1 y el X3, y sin duda ganará bastante clientela que busca montarse a un “camioneta”, sin tantas capacidades off-road pero con una pinta muy diferenciada.

 

 

 

 

 

 

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>