Prueba MINI 5 Puertas Cooper: Felices los cuatro.

unnamed

Cada vez que en MINI presentan un nuevo modelo uno se pregunta a qué público pretenden llegar y si cada segmentación atrevida que hacen será tan exitosa. Pues ya se ha comprobado que no, con la salida de producción de modelos como el Paceman, el Roadster y el Coupé. Pero sí le han dado al blanco con opciones como el Countryman y ahora, creemos, que podrá funcionar este 5 puertas, que, pese a tener unas dimensiones mayores que el “original” de tres puertas, conserva el sabor propio que debe tener un MINI del siglo 21: Diversión, sensaciones racing, potencia, estabilidad y un look muy conseguido con cierta practicidad.  Lo mejor de este carro, la posibilidad de acomodar con mayor solvencia a cuatro personas y el nuevo motor turbo 1.5 de 3 cilindros con 136 caballos, una verdadera joya de los tiempos modernos.

unnamed

Este 5 puertas es 16 centímetros más de largo que el MINI de 3 puertas. Aunque está homologado para transportar a 5 pasajeros, es mejor no abusar de la paciencia de nuestros acompañantes y resulta preferible acomodar bien a dos personas atrás aprovechando los 4 centímetros más de espacio para las piernas y no incomodar a tres. Eso sí, con los asientos delanteros totalmente corridos hacia atrás, este espacio tiende a reducirse considerablemente.

Mini-Cooper_5-door_2015_800x600_wallpaper_9e

Alrededor de los asientos hay lugar para botellas y en los respaldos delanteros hay espacios para revistas y folletos. Entre los asientos posteriores hay moldes para acomodar vasos o botellas de pequeña capacidad (menos de medio litro).

unnamed

Con 278 litros de capacidad, el baúl es 67 litros más grande que el MINI tradicional (1295 litros con asientos abatidos), es decir, acomoda bien tres o cuatro maletines o una maleta grande y dos morrales o el mercado de una pareja sin hijos. Las sillas traseras son abatibles 60/40 y tienen anclajes Isofix y Top Tether para sillas infantiles.

Mini-Cooper_5-door_2015_800x600_wallpaper_99

La cabina destaca por la percepción de calidad que transmiten sus materiales y porque no abandona la sensación de “estuche” que tienen los MINI. La superficie vidriada pequeña y la posición baja de los asientos permanece incólume, aunque el aumento de dimensiones brinda comodidad conservando el feeling propio y especial de estos automóviles. De todas maneras, el tamaño de la cabina en su parte delantera es idéntico al modelo de 3 puertas. Los asientos, en combinación tela / cuero, sujetan bien por a su vocación racing  pero no son muy recomendables para personas de contextura voluminosa a lo ancho por los contornos laterales tan justos.

Mini-Cooper_2015_800x600_wallpaper_c8

En marcha, el carro es pura diversión gracias al propulsor TwinPower Turbo de tres cilindros y 1,5 litros oriundo de BMW. Arranca muy bien y el enganche del turbo es suave pero contundente. Los 136 caballos empujan con fuerza sin ser aparatosos, aumentando la sensación de seguridad y control que ya transmite el auto en toda condición. No hay riesgo alguno haciendo adelantamientos ni transportando el cupo completo de pasajeros. Los ingenieros han logrado además, conseguir que el habitual tableteo del motor de tres cilindros no sea una molestia en este caso. El sonido es un ronroneo que no llega a molestar ni a inducir una mala sensación. También han conseguido que la vibración sea mínima. Es casi imposible distinguirlo de un motor de 4 cilindros.

unnamed

La dirección reacciona de manera rápida y obediente, las ayudas electrónicas actúan solidariamente con las peticiones del conductor y no son nada intrusivas, eso sí, respetando las leyes de la física. Con este motor, el Cooper se recupera sin contratiempos a cualquier velocidad y viaja de manera más rápida y contundente que casi todos sus rivales.

unnamed

La caja de nuestra unidad de prueba era la automática de 6 velocidades con posibilidad de llevarla en modo Sport, que endurece la suspensión (aun más), la dirección y hace los cambios más rápido. Las relaciones se desgranan con soltura y de manera precisa y casi imperceptible en todos los tipos de manejo, haciéndola verdaderamente “adpatativa”, no como otras que venden con ese nombre pero son ejemplo de torpeza y falta de reacciones (Y no me hagan hablar más).

Mini-Cooper_S_2015_800x600_wallpaper_f9

Tiene también el modo Mid y el modo Green, que hace una conducción más “eficiente”, incluso, al desacelerar deja la caja en neutro para ganar impulso. No sentimos que se afectara notáblemente la potencia y las sensaciones en este modo. Por lo tanto, es la opción de manejo más recomendable.  El consumo se situó en la prueba de 350 kilometros en 39 kms / gal. (Tiene sistema Start / Stop desconectable).

unnamed

La suspensión sigue siendo dura y seca pues la carrocería “cae” muy fuerte en baches y rizados, en parte por el corto perfil de las llantas (Pirelli PZero 205/45 R17), aunque no es tan acusada la sensación como en su hermano de tres puertas. Cuando el asfalto se encuentra en óptimo estado la sensación de seguridad y confort hacen del carro un vehículo muy divertido y seguro. Las ruedas, Run Flat, no suenan tan acusadamente como en otras versiones. En este MINI pueden hacerse viajes de buena distancia con relativa comodidad. Remarcable, como en buen MINI, la estabilidad superlativa en curva y unos frenos muy bien ajustados.

unnamed

El equipo de seguridad es completo, como corresponde a un carro de este precio, 6 airbags y capó que se levanta ligeramente para amortiguar golpes a los peatones en caso de atropello, control de estabilidad y frenos con todas las asistencias actuales. La versión probada añadía el techo de cristal doble con una hoja corrediza, climatizador bizona, iluminación ambiental, luces LED con sensor, sistema de acceso y arranque sin llave, pantalla multifunción y sensores de parqueo con cámara de reversa. Con todo este equipo el precio se sube a 127 milones de pesos (gracias al dólar a $2.500)

Conclusión

unnamed

El MINI 5 Puertas Cooper se sitúa a caballo entre la practicidad y la diversión en su manejo gracias a su tamaño y a las bondades de su propulsor, para el que 136 caballos son más que suficientes para moverlo con soltura y presteza, aunadas a una economía de combustible muy conseguida para lo que es capaz de hacer el carro. Si el 3 puertas nos parece muy pequeño y el Countryman muy grande, aquí esta el 5 puertas, en el que incluso podemos acomodar otros dos acompañantes sin que lleguen mareados o aburridos gracias a que ahora hay un espacio pensado para ellos, para que los 4, sean felices, como en los amores de lejos.

 

 

 

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

1 comment

  1. Jois   •  

    Excelente blog…acabo de comprar un Mini Cooper S Chilli Conected, después de 2 semanas siento ruido dentro de las carteras de las puertas (será porque los vidrios no tienen marco?)…también siento olor como a humo de escape cuando el aire acondicionado estando en recirculacion hace como un refresh del aire de la cabina (tal vez ingresa aire del tráfico de afuera)..me gustaría conocer tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>