Renault Koleos 2017: equipo titular

E3 VERSION - 18-INCH ARGONAUTE WHEEL RIMS - LEDS SWITCHED ON

Ya está entre nosotros la segunda generación de la SUV tope de línea de la casa francesa, un modelo nacido originalmente bajo el lápiz de Samsung hace 10 años y que llegó a Colombia en 2009. Desde entonces ha sufrido un par de cambios faciales y se ha equipado con algunas versiones especiales que la han mantenido más o menos vigente en el mercado nacional. Ahora,  este modelo con genética de tres nacionalidades, coreana, francesa y japonesa, desembarca en las vitrinas de Renault en el país con otra vestimenta y algunas mejoras que pasamos a detallar a continuación.

4dda31e0d303965f3c8d466fb9a9a075

Con grandes cambios exteriores, que recuerdan al actuales Megane y Talisman (Con el que comparte plataforma) que se venden en Europa, la nueva K0leos llega al país desde la planta de Renault Samsung Motors en Busán, Corea Del Sur. Una de las innovaciones más destacadas de este modelo es el asistente automático de parqueo “Hand-Free Parking”, con 12 sensores que detectan y miden el espacio disponible, mientras los neumáticos giran automáticamente en tanto el conductor controla la velocidad del vehículo con los pedales. Este sistema ofrece las opciones de parqueo en paralelo, perpendicular y diagonal.

Equipamiento

5095ef2399f754f0fce2a188ebc3a78d

Incorpora también la apertura de baúl manos libres, que permite, con un movimiento de pie debajo del parachoques, abrir la puerta del baúl sin necesidad de presionar ningún botón. El infotainment está a cargo del sistema R-Link 2.0 con GPS incorporado y cámara de reversa en una pantalla táctil tipo tablet de 8.7″ (versión Intens). También existe la posibilidad de personalizar el ambiente interior con cinco combinaciones de colores y cuatro estilos de tablero: Eco, Sport, Confort y Neutral. Esto es algo francamente inútil, pero muy llamativo para muchos clientes.

642da445fff8ba637b866aef8f7500a4

Nuevo en la Koleos es también el Sistema de Monitoreo de Presión de Neumáticos (TPMS) y del modelo anterior se hereda el audio Bose®, el techo panorámico eléctrico, la tarjeta de encendido manos libres y el botón Start/Stop. Las luces traseras tienen efecto 3D, hay  rines de 17” para la versión Zen y de 18” diamantados para la versión Intens, con faros LED y DRL (Day Running Lights). La cojinería es en cuero con asiento del conductor operable eléctricamente.  El baúl puede albergar 542 litros, ampliables a 1.700, con asientos traseros abatibles en proporción 1/3-2/3. Si lo comparamos con sus competidores, es igual a la Nissan X-Trail, pero inferior al de la Honda CR-V (589), la Outlander (550) y la Rav4 (547). En la altura al piso (21,3 cms.) sí supera a sus rivales.

36c73a05e56121e67a23903bbd3a6b70

En el apartado de seguridad, hay 6 airbags: dos frontales, dos laterales de cabeza / tórax y dos de cortina.  Control de Estabilidad (ESP) y Asistencia de Arranque en Pendiente (HSA), sensor de punto ciego por medio de un testigo en el retrovisor y dos puestos Isofix en los asientos laterales traseros.

Motor

decf3ae8c1e613cf446534e5188449e5

Para la Koleos 2017 se ofrece un unico nivel de motorización, con el 2.5 de 16 válvulas y 170 caballos oriundo de Nissan. Tiene función  Eco-Mode que, según la marca, hace que el motor se adapte a un régimen de consumo reducido de combustible hasta de un 10%. La caja es nueva y también la pone Nissan. Es la CVT X-TRONIC con 7 velocidades en modo manual, que ojalá haya superado las no muy buenas sensaciones del mecanismo anterior, que le restaban brillo y emoción al motor.  La transmisión 4X4 es exclusiva de la versión Intens, con tres modos de operación: 2WD, Auto y 4WD Lock.

Precio

8f46132daf5b823dd4cf1c6d0be87652

La edición Zen 4X2 CVT está disponible desde $102.900.000, y la  Intens 4×4 CVT desde $117.900.000. Hay seis colores para la carrocería: Blanco Universal, Azul Meissen, Rojo Marrón, Ultra Silver, Negro Metálico y Gris Metálico.

 

 

 

 

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>