Ferrari, 70 años de Cavallinos. Parte V: la nueva era

Montezemolo-Ferrari-990x660

Luca Cordero di Montezemolo, remplazo de Enzo en la dirección de Ferrari

El siglo 21 toca las puertas de la fábrica en Maranello. Nuevos retos para satisfacer a un público más entusiasta y adinerado. Los niveles de producción van en aumento pues la demanda desde mercados en crecimiento como el Medio Oriente, China y los nuevos ejecutivos de internet en Silicon Valley comienzan a mover la registradora. Todo parecen ser risas y ríos de leche y miel en la compañía dirigida ahora por Luca Cordero di Montezemolo, antiguo colaborador de Enzo Ferrari. La Scudería  gana todo lo que encuentra en manos del Kaiser Michael Schumacher y ya es hora de un nuevo y poderoso supercar.

Continuar leyendo

Ferrari, 70 años de cavallinos. Parte IV: caja de cambios

enzo-ferrari-portrait

Enzo Ferrari, momentos antes de la presentación del F40 en 1987

 

En 1986 a Enzo Ferrari le quedaban dos años de vida, y la fábrica que él fundó pronto cumpliría 40. Para celebrar este aniversario y sabiendo que el fin estaba cerca, Il Commendatore quiso dejar su legado, su conocimiento y su experticia en un superdeportivo nunca antes visto, un antes y un después del automóvil de ensueño. Con las fuerzas que le quedaban, soltó esta sentencia lapidaria: Nuestros clientes se quejan de que nos hemos ablandado, de que producimos coches demasiado confortables. Precisamos de un auto para los más entusiastas, los que sólo demandan prestaciones puras, no un laboratorio para el futuro, no un carro que parezca de Star WarsMe da igual si los paneles de su carrocería están mal ajustados y tienen grandes huecos. Quiero que su conductor pise el acelerador a fondo y se cague en sus pantalones”. El equipo de Maranello, a la cabeza de Nicola Materazzi en el apartado mecánico y Leonardo Fioravanti en el diseño, se inventó entonces el F40.

Continuar leyendo

Ferrari: 70 años de cavallinos, parte 1. “Mis motores tienen alma”

170011-cor-970x495

Enzo Anselmo Ferrari (1898-1988) nunca tuvo la valentía suficiente para ser un buen corredor de autos. En su época, se necesitaba de una sangre especial para arriesgar al vida en cada curva, en cada recta, sin apenas medidas de seguridad a excepción de un rudimentario casco y unas gafas para no empañar la visión , además de sus habilidades al volante. Al nacido en Modena lo que le interesaba verdaderamente era aprender todos los secretos mecánicos de las máquinas que impulsaban esos bólidos y así lo hizo, cuando a los 23 años entró a Alfa Romeo como mecánico probador  y en media década ya era el jefe preparador de la escudería que reinó en las pistas con los mejores pilotos y técnicos de los años 20. Pero vendrían otros tiempos, otras guerras y movimientos que lo llevarían a fundar, hace 70 años y muy a su pesar, la fábrica de automóviles más carismática de todos los tiempos. Esta es esa historia.

Continuar leyendo

Maserati: 100 años bajo el tridente de Neptuno

maseratis-centennial-logo_100448353_l

El jueves primero de diciembre de 1914, con Europa en guerra y unas perspectivas no muy halagadoras económica y socialmentemente hablando, un joven mecánico y aficionado a las carreras de automóviles abría en la ciudad de Bologna, en la Emilia-Romagna italiana, un pequeño taller de reparaciones y preparaciones para competencias a motor. Se llamaba Alfieri Maserati, tenía 26 años, era hijo de Rodolfo y Carolina, su hermano mayor, Carlo, ya había diseñado algunos motores monocilíndricos y se especializaba en la atención de motores Isotta-Fraschini, marca ya desaparecida pero que en ese entonces dominaba gran parte de la competición en la zona europea y que los hermanos Maserati ya habían pilotado en diversas competencias. Alfieri pasaría doce años en esas junto con sus seis hermanos hasta que en 1926 el primer Maserati con el logo del tridente de Neptuno, monumento tradicional de la Piazza Maggiore de su ciudad, pisó las calles bolognesas. Pasen a conocer entonces, la historia de una de las marcas con mayor palmarés en los deportes a motor. Antes que Ferrari, antes que Lamborghini, antes que Audi y Porsche, Maserati exisitió y dominó los podios sobre la faz de la tierra.

Continuar leyendo