A PESAR DE LA ORQUESTA Y EL FRAC, QUEDAMOS SIN FIESTA. PERO QUÉ MÚSICOS

alvaro-galeano1Por Álvaro Galeano, Maryland, USA [algagil@hotmail.com]

  Como esta columna está para recordar, hagamoslo pues en ella encontraremos un grupo de jugadores que muchos no vieron y otros habían olvidado.

Para el año 1963, se alistaba una Selección Colombia que se suponía encontraría la clasificación para el Mundial de Inglaterra, ya habíamos hecho presencia en el anterior de Chile y ahora enfrentaríamos a los australes que venían de ser terceros en su mundial y a Ecuador, que para esa época podíamos mirarlos por encima del hombro. No imaginábamos que nuestro mayor enemigo estaba en casa, (aún no hemos podido eliminarlo), la envidia, el afán de poder y el desconocimiento de que lo primordial es el país y su afición. Al crearse la Fedebol con los clubes profesionales y las ligas más importantes del país, la Adefútbol que tenía el reconocimiento por parte de la FIFA y el grupo de dirigentes más nefasto para nuestro fútbol, impidió que la nómina oficial fuera la ya escogida y enviaron al matadero a una serie de buenos jugadores pero faltos de experiencia y organización, casi todos aficionados de la costa norte y quedamos por fuera de la Copa Mundo.

 Después de este preámbulo tan cansón, voy a desglosar la nómina que se quedó vestida para la fiesta; para ello, aprovecho de una excelente foto que Guillermo Ruiz Bonilla publicó en su libro “Colombia y su fútbol”. Veamos pues:

Orlando Marin, fabuloso defensor central  nacido en Manizales, se dio a conocer en el campeonato nacional de Medellín 1962; rápidamente pasó al fútbol rentado con el Once Caldas, Selección Colombia de Gabriel Ochoa para el Suramericano de Bolivia en 1963. Jugó buena temporada con Santa Fe, luego pasó a Millonarios; de gran técnica para desdibujar al delantero con pelota dominada, sin necesidad de golpearlo; de una bohemia subida y con tono ancestral; tenía una buseta que en los fines de semana llenaba de músicos merenderos; un dia en Pereira, tomando en una cantina compró un burro, lo montó en un camión y lo tuvo en el patio de la casa que no tenía solar; terminó su fútbol por 1970 regresando al Once Caldas; a causa de un problema circulatorio, le fue amputada una pierna; fue la vida del Barrio Vélez en los años 60.

Victor Pipa Solarte, jugador de brillantes temporadas en el Deportivo Cali de final de los 60 y comienzo de los 70, aparentemente tímido pero de gran personalidad en la cancha.

Hugo Marquez, natural de Barrancabermeja, llegó al Caldas desde su reaparición por 1961 y jamás se fue del cuadro albo; titular por mas de diez años, además de esta selección estuvo también en las eliminatorias de un torneo suramericano que ahora llaman Copa América. Bohemio, salsero, sufrió el abandono directivo y del mismo aficionado cuando mas lo ha necesitado. Son contados los jugadores con largas campañas en un solo club, recuerdo a Gilberto Osorio con Nacional, Héctor Canocho Echeverri con el DIM, Alejandro Brand con Millonarios, creo que Carlitos Rodriguez en Santa Fe, Reyes en el América, al igual que Gilberto Cuero, puedo estar equivocado.

Germán “Burrito” González, todos lo recuerdan, Cúcuta, Cali, Pereira y vuelta al Cúcuta en donde hoy trabaja con divisiones menores; clase por montones,jugador de varias selecciones nacionales.

Harvey Colonia fue un jugador de una época linda del futbol del Valle, época de Hugo Varela, Fernando Home; Harvey se destacó con el América de Cali y tuvo buenas campañas en el DIM, volante con gol, ya falleció.

Gilberto Osorio, ya lo mencionamos e hicimos crónica, nació para el fútbol de reconocimiento en el Nacional de Turrón, así se conocía el equipo que llegó a la primera de la liga y que le abrió las puertas a Gilberto para una carrera de mas de 15 años y que rubricó como técnico con Once Caldas, Cúcuta, Pereira y Nacional. Aun dirige en equipos de la liga, pero su asesor es Rodrigo Castañeda y así le va.

Fernando Sierra, ya fallecido, arquero longílineo que la gente decía que no veía de noche porque cargó con la cruz del famoso 7-2 contra Nacional; de buenas campañas con el DIM, tuvo que esperar mucho pues el Caimán Sánchez no se lesionaba; atajó para Santa Fe, Nacional, Bucaramanga, Cali; cuando se quedaba sin contrato volvía al futbol aficionado, especialmente a Coltejer.

Germán Castellanos, este es otro que pienso solo jugo y vivió para el Tolima, aunque talvez pasó por Santa Fe. Después de su retiro fue el preparador fisico del equipo pijao en la época de Marcos Coll, Severiano Ramos, Delio Gamboa y otros técnicos mas. Como jugador gozaba de tremendo disparo y de buena técnica.

John Jaramillo, productivo centro delantero de Fabricato, llegó a las Selecciones Antioquia y luego a la Colombia preolimpica del año 63; en el fútbol profesional, como jugador del Medellín, se acomodó a ser puntero derecho, el área habia que entregársela a los delanteros foráneos, pero así y todo, Jaramillo siguió cosechando goles, este bellanita que hace décadas se radicó en España.

Pedro Nel Castillo, una mole de cemento, un defensor que infundía miedo por presencia y fuerza, un señor fuera del campo; la mayor parte de su carrera la realizó en el América de Cali; en el exterior jugó para el Comunicaciones de Guatemala, donde luego se radicó por varios años.

Luis Carlos Paz, puntero derecho de fútbol alegre como su estilo de vida, habilidoso, rápido, con gol y solidario cuando había que marcar. Mundialista de Chile 62, jugo para América, Medellín, Santa Fe, Millonarios, Once Caldas, Tolima. En su mejor momento, realizó una gira con Racing de Argentina por varios paises de Centroamérica; el popular ” Curruche”, gozó de gran aprecio entre sus compañeros por su fino sentido del humor; en la cancha, fueron muchos los que lo padecieron.

Bernardo Valencia, paisa nacido en Manizales, criado en La Floresta, de los jugadores más recordados por los historiadores, hizo una época como crack no solo en el Deportivo Cali sino también en Nacional; fungió como técnico especialmente en el DIM; fue maestro en la cancha y profesor de academia; varias selecciones nacionales. En ratos de bohemia, es un desordenado libro de anécdotas; cuando lo llevan a los medios, es dominador de la audiencia; tanguero de ley.

Arturo Segovia apareció en 1962 en el campeonato de Medellin, era centro delantero al lado de otro buen jugador que fue con él al Tolima, Zera Zera y de un bizoño puntero derecho al mejor estilo del Robinho de hoy: Henry Toscano. Segovia luego sería el marcador con más vigencia en Millonarios y de larga presencia en seleccionados colombianos. Naturalmente también jugó para su Junior de Barranquilla. Recuerdo que en esa selección del Atlántico jugaba un marcador a quien le faltaba un brazo; en un partido, volió el muñón con el reflejo de detener un balón y el árbitro le cobró mano dizque por sospecha. Talvez algun apostador tipo Chilangas o Tabaco lo recuerden.

Hermán Aceros habia nacido en otro campeonato nacional en la ciudad de Medellin, pero de 1956; llegó con Santander a las órdenes de Pacho Carvajal y con un arquero de vieja y grata recordación, Elciario Gonzalez. Puntero derecho que maravilló con su plasticidad, después sería figura de Bucaramanga, Cali, Medellin, Millonarios y otros; también sería técnico de algunos cuadros profesionales y anotador en el famoso 4-4 con Rusia..

Heriberto Solis, arquero costeño de un buen número de equipos, de varias selecciones, de larga vigencia, pintaba como titular de esa selección. Ya falleció.

Finot Castaño, caldense, con una buena carrera en Millonarios en donde hizo valer su corpulencia y su violenta pegada al balón. Dueño del puesto como defensor central en lindas épocas campeoniles de Millonarios. No cuajó en su idea de ser técnico, pero le cabe el honor al lado de Hugo Gallego de haber salido campeones juveniles por primera vez con la seleccion Colombia en el año 1987 en Pereira. En ese torneo la gente iba dizqe a ver al “Lalo” Maradona, un tronquito y se perdian de admirar al flaquito que entraba por ratos y se apellidaba Cannigia.

Elías Rincón, el del Cúcuta del zoológico, con el burro, el culebro y el mico; no existian los partidos televisados y Rincón no pudo mostrarse mas, estaba lejos, en la frontera, pero sus condiciones le valieron esta escogencia.

Edgar Gaviria, el Chonto,  alto nivel de un fenómeno que nos dejó el año pasado. Igual debemos decir del mariscal Oscar López, señor de la cancha y de la vida y que también se adelantó pa esperar.   

Braulio Bolaños, creo recordarlo en el América, sus méritos tendría al ser seleccionado dentro de esta gran nómina.

No están en la foto pero también pertenecieron a la selección Jaime Salazar, otro de los que nunca cambió de equipo, siempre en el DIM, siempre presente en la nómina titular y lo más bonito, a pesar de ser defensor, jamás recibió expulsión; a pesar de su estatura , fue un excelente cabeceador. Vive en Medellín, siempre en La Toma de su alma.

Otros ya conocidos, la memoria es noble con sus recuerdos fueron Jorge Ramírez Gallego o Jorge Gallego como se conoció siempre, goleador de raza que hizo historia desde sus inicios en Millonarios al lado de Edison Angulo.. Delio Gamboa, con un apodo que le calzaba muy bien, “Maravilla” y con pasaporte de crack que lo identificó en sus años en Méjico. Joaquín Sánchez, de larga actividad en el Deportivo Cali, terminó su ciclo jugando para el Tolima del mismo Gamboa.

Efrain Castillo y Alfonso Cañón llegaban de la Selección Colombia que jugó el Suramericano Juvenil de 1964, de agridulce recordación. Dulce por el gran equipo que nos representó y agrio por la actitud arbitral que nos privó del derecho al título en el partido frente a Uruguay. Estaba también Uriel Cadavid, puntero de cualquier lado, potente pegada, mucho gol, velocidad y pavor a los marcadores tipo “Ñato” Ortiz, “Pelé” González, “Pequeca” Vélez y eso que no le toco Rubén ” Terra” Vélez.

Bueno, creo que vale como recuerdo, como documento en la historia de nuestro fútbol; los viejos, hagan memoria y cuentenle a los muchachos que siempre hubo muy buenos jugadores pero sin televisión e incluso sin la presencia de un mal que a veces se hace necesario, el de los empresarios . Ah, pero González, Jesurum, Bedoyas, Yunis y demas malos dirigentes, de esos, hubo siempre.  
[Álvaro "Polaco" Galeano]

6 comments

  1. Roberto Usme Motta.   •  

    DEL BARRIO SAN JAVIER: ABRAN SUS OJOS Y LEAN
    Sr Carreño, mis respetos. Así es, leer éstas notas de Álvaro Galeano Gil es pervivir a esas grandes figuras del pasado,unos años que pasaron demasiados rápidos y todavía disfrutamos de ellos. Álvaro: ¿Dirigentes malos? Los hay por montones, pero nada puede durar para siempre”,
    Roberto Usme Motta, 65 años, Urb San Michel, Barrio San Javier, hincha del DIM.

    Respuesta. Es inevitable: dirigentes siempre en el ojo del huracán. Sin embargo, me parece que eran mejor los de antes que los actuales.

  2. Daniel Restrepo   •  

    DE LOS ÁNGELES: POR COMENTARIO DE PHILIP
    Ahhhg, qué pereza. Este señor definitivamente me va a enloquecer con sus cuentos. Es que es muy berraco pa uno ponerse a imaginar a toda esa cantidad de gente que no tuve la fortuna de ver jugar. Que envidia hermano. Que ENVIDIA.
    Don Alvaro, gracias!!!
    Don Alfredini un saludo!!!
    Daniel Restrepo, 36 años, USA-Los Angeles

    Respuesta. En todas las épocas aparecen buenos futbolistas. Para los más jóvenes, hoy gracias a Internet, aparece la opción de hacer estos repasos para conocer la verdadera historia del fútbol colombiano.

  3. DE SANTA BÁRBARA: POLACO, DEFINITIVAMENTE RECORDAR ES VIVIR
    Todos esos jugadores que menciona Álvaro hicieron las delicias de una época que, si no fue la más brillante, al menos fue de un fútbol más limpio, menos influido por el negocio. Entre los jugadores que menciona Álvaro hubo algunos verdaderamente brillantes como Bernardo Cunda Valencia, Herman Cuca Aceros Delio Maravilla Gamboa, Jorge Gallego y Chonto Gaviria.
    Orlando Marín debe ser el mismo que jugó en Nacional de los puros criollos con Cunda Valencia y que también jugó en el DIM 72 de Ramaciotti. Cunda Valencia tuvo su etapa más brillante en el Cali de Pancho Villegas además de ser el Conductor de Nacional en varios torneos, si no estoy mal hasta 1970.
    Germán Burrito González hizo parte del zoológico del Cúcuta con el Palomo Ramírez, el Culebro Rojas y hasta el Mico Santander en aquel equipo de Omar Verdum y Julio Brucesi. El Burrito se consagró en El Cali, campeón de 1974.
    Gilberto Osorio merece una página completa por sus 15 años de titular y dueño de la banda izquierda del Atlético Nacional.
    Mi primo segundo Fernando Sierra, apodado El Bizco fue asiduo visitante de mi casa y todos los pelaos iban a ver al portero del DIM y a veces de Nacional; de familia acomodada, era todo un Dandy.
    Al Soledeño Arturo Segovia lo recuerdo con Millos y con el Junior. Tuvo su mejor momento en la selección del 75 con el Caimán Sánchez.
    Herman Cuca Aceros es otro que merece página. Todo un maestro, un 10 goleador o un 9 con dominio del balón, en Millos y en el DIM; también lo vi con el Bucaramanga Junto al Papo Flórez.
    Julio Édgar Chonto Gaviria, casi 20 años vigente desde que se inició en Nacional, luego su paso brillante por Millos hasta culminar en el América de Ochoa.
    Harvey Colonia y John Jaramillo jugaron juntos en el DIM de 1969.
    Hugo Márquez, eterno marcapuntas del Caldas de Chalo González, Velitas Pérez, Roberto Mirabelli y Núñez.
    Heriberto Solís, arquero del Junior y de la selección para los Panamericanos de Winnipeg y México 70.
    Delio Maravilla Gamboa merece un pedestal, inteligencia, dominio, velocidad física y mental y gol. Era imparable en el pique largo.
    Todos los demás que menciona Álvaro fueron figuras u obreros de un fútbol memorable e inolvidable.
    ¡Gracias Polaco!
    Miguel Robledo Restrepo, 54 años, Santa Bárbara-Antioquia. Hincha Verde desde 1964.

  4. alvaro galeano   •  

    DE MARYLAND: COMPLEMENTO DE ORLANDO MARÍN
    Gracias tordo por sus amables comentarios y los buenos complementos. Orlando Marín el que mencionaste es de Bello, jugó para Fabricato, Nacional, luego Medellín y terminó en Once Caldas. Fue un poco después de Marín el de esta selección que menciono y que es de Manizales. Aparte de extraordinario defensor central, su vida bohemia dejó un libro de anécdotas que algún día el espacio nos permitirá contar.
    Álvaro Galeano, Maryland, USA [algagil@hotmail.com]

    Respuesta. Las buenas historias, crónicas y anécdotas que cuenta Álvaro le tienen separado el espacio que necesite.

  5. HECTOR BEDOYA   •  

    DE USA: DE HINCHAS DESADAPTADOS
    Hola don ALFREDO. Me perdona la hinchada pero … edición.. vamos es por la copa ya lo verán chao”, Héctor Bedoya, hincha del DIM, Massachusetts

    Nota: Preferimos Héctor que se ocupe del equipo de sus amores. Eliminamas, con mucho respeto, las líneas dedicadas a la hinchada de Nacional.

  6. Vicente Nariozz   •  

    *El nacimiento de Heriberto Solis
    Para bien de la historia: Heriberto Solís NO ERA COSTEÑO, a pesar de su militancia en el Unión Magdalena y en el Atlético Junior: Solís nació en el Valle del Cauca y pasó también por el Cúcuta Deportivo y el Independiente Santa Fe, entre otros.

    Hasta la próxima
    Vicente Nariozz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>