Caravana Centenaria y el silencio de los medios (Daniel Carvalho, hincha rojo)

*Introducción. “Por sugerencia de María Victoria Zapata le hago llegar este breve texto donde los hinchas nos preguntamos por qué los medios de comunicación deciden ignorar las más bellas y pacíficas iniciativas de la hinchada roja.
La Caravana Centenaria tuvo lugar ayer domingo, previo al partido. Se hizo de manera organizada, con el aval de las autoridades de la ciudad, de manera coordinada con el DIM y con el apoyo de Pilsen. Acudimos más de dos mil hinchas para acompañar al equipo del hotel al estadio.
Le recuerdo don Alfredo que el DIM estaba en la posición #13. En otro lugar, en otra hinchada, no habría ninguna razón para celebrar, pero la hinchada del DIM es así. ¿Por qué esto no se muestra?
EL SILENCIO DE LA PRENSA DESPUÉS DE LA CARAVANA
“Si la Caravana Centenaria del DIM hubiera sido el escenario  de peleas entre combos, vandalismo y saqueos,  la prensa conservadora y los vecinos de la Villa de Medellín  estarían a los gritos con indignaciones colectivas  sobre los males que crea la pasión por el fútbol en la sociedad (quizás estén esperando a ver cuántas comparendas de tránsito  arrojan las sagradas máquinas cívicas, para lanzar aullidos de espanto).

Pero el entusiasmo de la gente que hizo posible esto  no es valorable por la prensa. A la prensa no le interesa mostrar valores cívicos en los jóvenes. No les interesa comentar  que por un gusto al fútbol los muchachos se hacen intérpretes de instrumentos, o se unen en amistad y solidaridad aún siendo diferentes, todo por valorar el lugar  que tiene en la sociedad algo que creen que los representa.

Los valores presentes en algo tan simple y subvalorado,  demuestran un potencial que a nadie le conviene valorar porque  lo conveniente es decirnos que somos brutales y necios, lo conveniente es decirnos que estamos divididos y que somos estúpidos por naturaleza, para mantenernos sometidos a la inferioridad moral que el Brujo de Otraparte llamaba: “Complejo de hijueputa.””Silvio José Bolaño