DESDE EL RECUERDO: LA TERCERA ESTRELLA DE NACIONAL. 1976 Y ZUBELDÍA (III)

miguel-robledo1Por Miguel Robledo [miguelrobledo11@gmail.com]

Para 1976 casi todos los equipos se habían fortalecido. Millos con Juan Eulogio Urriolabeitia como DT y Miguel Ángel Converti y Carlos Della Savia.  Cali con El Pipo Rossi en el banco y Ruiz Moreno y César Lorea, luego Néstor Leonel Scotta  y El Junior con Varacka en el banco y Juan Ramón Verón en el campo (un aventajado alumno de la Escuela Zubeldía).

En agosto de 1976 Osvaldo Juan Zubeldía llegó con toda su sapiencia y bonhomía, aquellas que le permitieron hacer grande a un chico como Estudiantes de La Plata. Y llegó para quedarse. Vino acompañado del Preparador físico Carlos Alberto Díaz.  Y venía de ser Campeón Argentino  con San Lorenzo de Almagro en el Torneo Nacional de 1974, amén del Campeonato del 67 con Estudiantes y de sus tres Copas Libertadores y de su Intercontinental frente al Manchester United.
Los comienzos del torneo Finalización fueron difíciles para Nacional. El itinerario fue perder el primer partido de locales 0-1 con el Cali. Vencer  1-4 a Millos en Bogotá, empatar con Cúcuta y perder con Caldas de  visitantes, empatar 1-1 con el DIM y ganarle 1-0 al Junior para perder luego 3 – 2 con el Magdalena al vaivén de “la loca”, vencer al Santafé 1-0 y empatar 2-2- con el América, perder con el Pereira 1-2 y empatar 0-0 con el Quindío a domicilio para iniciar una seguidilla de seis triunfos, así:
Nacional 2 – DIM 1, Bucaramanga 0 – Nacional 3, Nacional 3 – Tolima 0, Nacional 2 – Millos 1, Cali 2 – Nacional 6, Nacional 3 – Cúcuta 0. Sendos empates 0-0 y 1-1 con Santafé y Caldas.
. y un inolvidable triunfo  6 – 0 frente al DIM con dos goles de Vilarete, dos de Castañeda y dos de Bóveda con arbitraje de Humberto Orestes Dellacasa aquel  4 de noviembre de 1976 y siempre nuestra pequeña banderita ondeando en popular.

El siguiente partido fue una derrota frente al Junior en Barranquilla, después de un invicto de 10 fechas que orgullosamente pude vivir de estadio en estadio por toda Colombia en aquella linda época de mi amada y lejana juventud.  Terminamos el torneo empatados en el primer lugar con Cali y Millos.

TORNEO HEXAGONAL
Un comienzo auspicioso con triunfo frente al Junior por 2 – 0. Luego una derrota en Bogotá 1 – 0 con Millos, un inobjetable 6 – 0 sobre el Quindío y un triunfo en Cali 2 – 4 que fue el que señaló la senda campeona.  Dos anodinos y conservadores empates 0 -0 frente a Millos y Quindío, para vencer el 16 de diciembre al Cali 3 – 0 en una noche inolvidable de Jorge Héctor Olmedo Méndez quien sirvió los tres goles, uno de ellos, una espectacular palomita de Eduardo Emilio Vilarete. 
Nacional llegó a la última fecha dependiendo de sí mismo  mientras que Millos tenía que vencer  al Quindío en Armenia y esperar a que Nacional y Cali empataran o perdieran. La tabla estaba así: Nacional y Millos punteaban con 12 (mejor gol diferencia para El Verde), Junior con 11 y Cali con 10 puntos.  Cali despachó 5-1 al Junior y Millos perdió con gol agónico del longilíneo Jorge Luis Bullic. Nacional Campeón y Cali segundo
19 de diciembre de 1976; más de 150 buses en Manizales  y miles de hinchas durmiendo en el prado del parque principal que por esos días aún no habían encementado. Más de 10.000 hinchas que colmamos el antiguo Londoño y Londoño. La tribuna de sur era un morro con capacidad ilimitada, lleno de banderas verdes.  Una ciudad y un público que nos atendieron gentilmente. Un Once Caldas gallardo y decidido, bajo el mando de Gilberto Osorio.  Formó con James Mina Camacho, Salvador López Quiceno, José Bautista Romero,  Pacho García y J.J. Restrepo;  Farid Perchy,  Álvaro Gómez y Sergio Antonio Cierra; Nelson Gallego, Osvaldo Marcial Palavecino y Antonio Ríos.  De mis recuerdos surge una palomita de Palavecino ante un centro de Sergio Cierra, magistralmente tapada por Navarro. 

Nacional por su parte tuvo a Raúl Navarro en el arco; Gerardo Moncada, Gilberto Salgado, Francisco Maturana y Jorge Ortiz; Eduardo Retat, Jorge Peláez (Eduardo Raschetti) y Jorge Olmedo;  Iván Darío Castañeda, Eduardo Vilarete y Ramón César Bóveda (Carlos Monsalve). Los goles fueron de Jorge Ortiz, m 17,  remate de media distancia que pegó en el cuerpo de Romero y de Eduardo Vilarete, m 44, remate de derecha  ante centro de Jorge Olmedo.  Arbitraje del uruguayo Ramón Barreto con Héctor Carvajal y Mario Canessa como Jueces de línea ante 17.000 espectadores. El retorno a Medellín fue apoteósico.
Nacional logró su tercera estrella ganando, gustando y goleando. Siendo un equipo con identidad, con mucha técnica y variantes de ataque. Con un virtuoso como Jorge Olmedo, el cerebro del equipo además de gran rematador y pateador de media distancia; un eximio cabeceador, quizá el mejor que ha dado Colombia, Eduardo Emilio Vilarete, dos punteros de raya, Castañeda y Bóveda que en muchos momentos de los partido se cruzaban para jugar a contrapierna y llegar al arco rival con diagonales. El sacrificio de Peláez, el liderazgo de Retat, la clase del Zurdo López gran líbero y de Maturana, el mejor stopper que se complementaban a la perfección, Unos marcadores de punta seguros en defensa y con buena proyección y un portero de lujo como Raúl Navarro. Como dicen los teóricos, un equipo táctico para no regalar espacios y copar al contrario y estratégico al momento de intentar variantes de ataque. Tal vez el mejor Nacional de todos los tiempos.
La ESCUELA DE ZUBELDÍA. Será el tema de una futura entrega.
Preparado por Miguel Robledo Restrepo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>