FÚTBOL AFICIONADO EN PASADO

alvaro-galeano11OTRA COMO ESTÁ …. PREMIO DIVINO
Por Álvaro Galeano, Maryland, USA [algagil@hotmail.com]
-La historia de nuestras Selecciones Antioquia no dejan de ser apasionantes, pero muchas veces las pasamos con afán; eso me valió un jalón de orejas por parte de un integrante de la famosa Antioquia 1967, campeona en Armenia; me he limitado a los de mas figuracion y entonces hoy trabajamos con el recuerdo de todos sus miembros en esa gesta que identificó definitivamente la primacía del futbol paisa, así en algunas etapas haya caído en bajones, mas por lo directivo que por lo futbolístico.

 

-La plana directiva de Antioquia 1967 era todo un lujo: el jefe de delegación lo fue el doctor Antonio Mesa Escobar, decano de la Facultad de Química Farmaceútica de la U. de A. y presidente de la liga por varios períodos. El médico, nuestro gran amigo Ernesto Escobar Meneses, ortopedista, que además fue destacado en el fútbol y terminó jugando para Bomberos en la B. El árbitro designado fue Octavio Sierra que luego sería de primer nivel en el fútbol profesional, solo le quedó faltando el dirigir en un mundial de mayores, aunque lo hizo en el Mundial juvenil de Chile. En esa época se viajaba con periodista invitado y correspondió a don César Giraldo Londoño, en esa época muy compenetrado con el fútbol aficionado.

-En la parte técnica del equipo paisa, su director técnico Rodrigo Fonnegra Mira, un adelantado para la época, con preparación en el exterior, creo fue el primer colombiano graduado en la AFA, con un gran ojo para seleccionar, con calor humano para ser además de amigo, padre de sus dirigidos; además también jugó en el fútbol antioqueño y lo conocí con el equipo de Ingenieria y Construcción; ganador de torneos del baby fútbol con Maltica, director de otros equipos, creo Selecctone entre ellos, hasta llegar a dirigir al Medellín  con buena campaña y al Atlético Quindío; después se dedicaría a la industria de implementos deportivos con su empresa Wing que aun existe a pesar de la recesión. Su hermano Roberto era el utilero y masajista, estuvo como tal también en el fútbol profesional y en algunas selecciones Colombia. Me contaba Rodrigo Castañeda que estando en Buenos Aires en Copa Libertadores con el DIM, Roberto se paso de copas y llorando decía que quería irse para la casa; Jairo Tapias le dijo, “pero hombre, estamos en Buenos Aires” y Roberto le contestó: “yo cojo el bus de La Toma”.

-La nómina de jugadores era un lujo y pica la nostalgia: Los arqueros, Fabio Zapata, todo un señor, estuvo por Quindío, Millonarios y Once Caldas; en el fútbol aficionado había jugado para Pilsen y terminó en Fabricato. Jorge Arboleda que creo algún día pudo estar en una Colombia juvenil y Roberto Vasco, el titular indiscutible, con recorrido profesional por Pereira, Medellín, Magdalena, Bucaramanga, técnico del Nacional como encargado, del Tolima y hoy trabaja en inferiores de los verdes.

-En defensa estaba Mario Sierra, un pequeño y fuerte jugador, rápido y rendidor, jugó en Vicuña, llegó al fútbol de arriba con el Medellín y luego alguna oportunidad con el Nacional; disipado en su vida , falleció relativamente joven. Rodrigo Angel, parecía nacido en año bisiesto, pues jugó varios torneos juveniles; dueño de su puesto como marcador de punta, su mejor época fue en Haceb. Álvaro Sáenz, tímido, en la cancha era un gladiador, llegó al Quindío, Pereira, América Y Medellín, hoy vive en Francia, es cuñado de Javier Tamayo. Porfirio Pérez, se destacó en la U. de A., además allí se graduó como Fisioterapeuta.

-Como defensores centrales y sobresalientes todos, Orlando Marín, el de Bello, el que salto al profesional con Nacional, estuvo en Medellin y pasó por Once Caldas; en la Liga jugo para Fabricato. Su hermano Alonso pintó bien, estuvo en una Colombia, goleador que no pudo ratificar sus condiciones y terminó pronto. Gustavo Herrera, lo recuerdo jugando para Nacional, de grandes condiciones técnicas, creo recordar que fue a Millonarios. Iván Bustamante, mi memoria lo ubica en Apolo, jugó en el fútbol profesional para Nacional y que alguien me diga si no estuvo en el Kinder de López Fretes en Pereira, que duda tan berraca.

-La linea de volantes tenía talla internacional: Hugo Gallego, talento, técnica, inteligencia, un técnico en el campo, de el ya hemos hablado. José Bernardo Pérez, cuando esta selección ya jugaba en el plantel profesional del Nacional, ya había enfrentado a Sivori con el Napoli de Italia y este torneo le valió ir a la Selección Colombia Preolimpica. Hernán “Píndolo” Vélez, que fue de Vicuña, de Pilsen, tenía una clase especial y una caricia en cada toque a la pelota; muy rápido la vida le endosó una diabetes que le quitó la vida. Francisco Calle, me quedo con la gana de saber si este era “Cachucha” y que jugó para Nacional.

-Los delanteros eran también cosita buena. Esteban Velásquez, puntero derecho de una velocidad y técnica extraordinaria, ayudado por la constitución física, demasiado garetas lo que le recortó su vida deportiva muy rápido cuando representaba al país en los Preolimpicos de 1968; saltó de Peñarol de La Toma al Nacional y rápido al profesional; llenaba la cancha Marte cuando con Peñarol se jugaban la vida en la B; su médico Escobar Meneses, jugando para Bomberos, padeció su calidad. Su hermano Elkin Velásquez también estuvo en esta selección, rápido al Medellín, a los seleccionados nacionales, Once Caldas, Pereira; un cáncer de hígado terminó con su vida, que era inmenso jugador este Elkin Velásquez. León Soto, un muchacho de La Floresta, creo jugó para Vicuña, era puntero derecho, falleció muy joven.. Raúl “El Hacha” Álvarez, tomó con poca seriedad lo del fútbol, a pesar de haber tenido oportunidades en ambos equipos de la ciudad, dotado de gran técnica y pasta goleadora, fue mas amigo de la diversión; gran compañero, todo un humorista, animaba cualquier concentración; jugó en Vicuña, hoy se dedica al transporte y dicen que su hija es la mejor bailarina de tango que hay en Medellín, valga la cuña. Fernando Villa, muy poco amigo de las barras futboleras, de bajo perfil, igualmente se destacaba por los potreros de la Floresta y así llegó al Vicuña, a la selección y al Tolima, además estuvo en nómina del DIM profesional; su hijo pintó bien, jugó para Nacional, algunas Selecciones Colombia, pero fue asesinado algunos años atrás, Juan Guillermo Villa era su nombre. Orlando Mesa, de la dinastía de los Mesa, goleador excelso, seleccionado por Colombia, le hizo gol a Brasil en el Maracaná, de largo recorrido en el fútbol colombiano. Javier Tamayo, palabras mayores en la crónica deportiva por todo lo que fue, por la cantidad de equipos y selecciones que integró y por su vida de carasucia; en la historia del fútbol colombiano tiene su lugar y en memoria de la gente es inolvidable. Manuel Zapata fue un caso especial, goleador en la liga con Everfit, con Polinal, le valió ser llamado a esta selección y cuando parecía que iría mas lejos, la vida le tenía una prueba gigante que solo con el tiempo se podría superar, lo logró pero ya era tarde para volver; hoy empresario de la mecánica, recorre las canchas y en la carreta de Darío Montoya, entre chistes y recuerdos, rumia su nostalgia, eso si, sin rencor. Ramiro Álvarez es el hijo del mejor arquero en la historia de los que pueden recordar 6 o 7 décadas del fútbol colombiano: Carlos Álvarez; su hermano también salió campeón con Antioquia en 1962. Ramiro jugó varias temporadas con el DIM , con buen número de goles.

-No puedo olvidar al asesor de Rodrigo Fonnegra, lo fue Hernán Taborda, que había sido un buen jugador en Everfit y que luego con Alejandro Carrillo, llevarían la Selección Antioquia a salir segundos detrás de Tolima en Girardot 1968. Son muchos pues los nombres para asociar en las discuciones con otros compañeros y asi ampliar la memoria de algo tan grande como el fútbol aficionado de Antioquia. Como dice el tango… Otra como esta volverá….pero cuando!
[Álvaro "Polaco" Galeano]

4 comments

  1. Daniel REstrepo   •  

    DE LOS ÁNGELES: POR CRÓNICA DE ÁLVARO GALEANOCon esto se me vino a la cabeza la seleccion Antioquia creo que del 91. Infortunadamente y apezar de ser mas joven, no tengo la prodigiosa memoria de Don ALvaro, y lo que recuerdo es que fue la ultima que dirigio Juan Jose Pelaez. El poder de convocatoria fue grande, y el Atanasio no se lleno, porque no habilataron las tribunas populares, cuando se jugo la final con Bogota (Diciembre 1). Ese año ANtioquia fue campeon y creo, con gran temor a equivocarme que fue una de las ultimas, si no la ultima que en realidad atraia y arrastraba gente a los partidos.
    Daniel Restrepo, 35 Años, USA-Los Angeles

  2. alvaro galeano   •  

    DE MARYLAND: DE ÁLVARO PARA DANIEL POR FÚTBOL AFICIONADO EN PASADO
    Daniel, en 1991 Antioquia salio campeón del SUb 23 con la dirección técnica de Jairo Rios, ese que hoy es técnico de Haiti.
    Cuando la final con Bogotá, el dia que la gente rompió las puertas de sol porque Arturo Bustamante no quiso hacer caso de habilitar toda la boleteria, Antioquia ganó 1-0 con un golazo en el ultimo minuto de tiro libre del Chicho Serna, que era un desconocido suplente y que entró faltando unos minutos. Eso fue en enero de 1987 y el equipo lo dirigia Willian Borja. Creo que a eso te referias”,
    Álvaro Galeano, Maryland, USA [algagil@hotmail.com]

  3. Daniel REstrepo   •  

    DE LOS ÁNGELES: PARA ÁLVARO GALEANO
    Don Alvaro gracias por su respuesta. Pero estoy casi seguro que era una Sub-19. Si mal no estoy hay estaba Wilson Danovis Muñoz.
    Daniel Restrepo, 35 años, Los Angeles-USA

  4. franco cocucci   •  

    DE BUENOS AIRES
    Siempre llora cuando juega en Racing de carhue hizo un penal cuando ni bien la agarro llora cuando terminó”, Franco Cocucci, Alvear, Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>