A la defensa de la Olla, como método y otras críticas

Orión GPS, es un permanente navegante del mundo físico y virtual al que no conozco más que su movida interactividad en este blog y en mi cuenta de Facebook, pero su amplio comentario me pareció importante publicarlo como artículo crítico de las recientes prácticas en torno al café especial y a las tiendas especializadas. Los dejo con él, enviándole, nuevamente, mi invitación a un café cuando pase por Antioquia. Su colección de fotos o re-publicaciones es maravillosa.

cafe-chiquinquira3

Por Orión

El año pasado pude hacer el barrido de las cafeterías especiales en Londres, incluso, propuse mi candidatura -por pura curiosidad- para un puesto de barista junior durante las noches. La experiencia me dejó boquiabierto: no les interesaba si sabía acerca de cafés de origen, especiales o si buscaba compartir con el cliente la catación. Lo unico importante era cumplir con los estándares universales sobre la debida: forma de preparar en un tiempo record, un espresso o latte, sobre todo este último ya que es la bebida que más se promociona. Se han dado cuenta que la mayoría de los clientes no tienen idea ni interés en saber sobre café, pero, eso sí, pagan muy bien si les hacen el “bendito muñequito” del latte art, para mostrar a sus amigos en Instagram. No cumplí con el modelo necesitado de Barista.

Lo que más me dejó atónito fue la ausencia total de algo que no sé si sea solo colombiano, al momento de tomarse el tinto: la conversada. Ahora que estoy de nuevo en Bogotá, tuve la grata sorpresa de reencontrarme con un vendedor ambulante de tinto, del quien ya había ya hecho mención hace dos años, en un post de este mismo sitio web carlosmunera Puedo ahora asegurar un ciento por ciento, que no cambio por nada en el mundo el tinto que este vendedor prepara a 500 pesos [preparado con todas las normas del arte y de BPM], por un café de 3,30£, así digan que fue preparado por un campeón barista de Inglaterra, en una cafetería de renombre internacional y hecho con la mejor selección y ensamblaje de cafés del mundo.

No se si tengamos un método 100% nuestro, habría que investigar, pero sé que me he convertido en un insurgente contra esa elitización del café, creada por fabricantes de máquinas espresso, importadores de granos y mercachifles de leche. Estoy totalmente de acuerdo con la defensa de la “Olla”, de la panela como miel, del filtro en tela a la usanza de los abuelos.

Atentamente: El Anti-Barista [Este sobrenombre no denigra del barista, sino de ese molde que se quiere imponer como modelo de élite].

Foto: Café móvil en Chiquinquirá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>