¿Café o tinto?

tinto_cafe_coffeenton

Varias han sido las discusiones en cuanto al término “tinto”, para referirse a una taza de café negro, en algunas zonas de Colombia. Pero ¿es correcto su uso? ¿se confunde con el vino?

Escribo desde lo personal cuando defiendo el modismo “tinto”, para normbrar una taza de café negro, no muy espesa, producto de métodos filtrados o de un percolado (greca). Lo qué no parece lógico es que, en Colombia, recibas un café con leche cuando se pide un “café”.

El origen de este artículo, que estaba en mora de escribir, se aceleró con una discusión en redes sociales con el periodista gastronómico, Lorenzo Villegas; el instructor de Barismo, Andrés Ruiz Márquez y otros lectores más. Lorenzo, con razón, defiende el uso del “tinto”, para referirse al vino “oscuro”; a lo cual, Ruiz, en defensa del tinto dice: “Creo que llego el momento de definir nuestra identidad, llevamos algunos años copiando procedimientos extranjeros. Usamos métodos y prácticas de baristas de países consumidores y con razón. Me sueño el día en que desarrollemos conocimiento, nuestras formas, nuestros métodos, nuestra propia identidad. Porque merecemos tomarnos nuestro mejor café y conocerlo mejor que otros. Hace poco escuche a una BARISTA principiante decir que alguien le critico un procedimiento (eso no se hace así). Seguramente porque en otra parte no se hace así. Ella le preguntó, por qué no se puede? La respuesta sin fundamento técnico fue: “Porque no se puede”. Solo -copiar pegar-. Llegó la hora de desarrollar una fuerte cultura propia de consumo de café”.

El debate sigue abierto, lo cual nos invita a encontrar el origen de este modismo. Una breve búsqueda en el oráculo del Internet, nos puede arrojar escasas luces: “Durante mucho tiempo nuestros abuelos y padres tomaron una mezcla de cafés, que era muy económica y que incluso cuando subió de precio se rendía con agua. Ese es el origen de la palabra tinto”, Ana Sierra Restrepo, coordinadora ejecutiva del Programa Toma café. El Mundo.com. Y del http://es.wiktionary.org/wiki/tinto Etimología: del latín tinctus1 , y este participio de perfecto de tingere, del protoindoeuropeo *teng-2 . Compárese tintatintura.

Hay más citas que nos pueden dar luces al respecto, pero, en mi opinión, defiendo el modismo en discusión como uso lingüístico que nos lleva a nombrar a nuestra bebida, ya que se trata de un “agua teñida” (no debe leerse como un peyorativo), pues, a la final eso es un filtrado, un agua que extrae del grano molido, algunos sólidos que la “tiñen”.

Ahora, como país que no es vinícola, así hayan algunos cultivos; sí es cafetero y nuestra cereza (grano de café en la planta) vive algunos procesos que podrían ser análogos al proceso de la uva. Más interesante aún es hablar de un perfil “vinoso” o “avinado”, para referirse a un perfil de taza con fragancia y sabores a frutos rojos, frutos maduros, uvas; que hacen que nuestro “tinto”, sea nuestro “vino”. Ver: ¿Tenemos café-vino en Antioquia?

Creo que, como invita Ruiz Márquez: “Llegó la hora de desarrollar una fuerte cultura, propia, de consumo de café”. Agregaría que, llegó la hora de buscar cuál es nuestro método, llego la hora de defender la “Olla”, como uno de ellos; llego la hora de aceptar el uso de la panela como nuestra miel; llegó la hora de llevar a equilibrio nuestra autoestima nacional.

Foto: Cartago, Valle.

1 comment

  1. oriongpos   •  

    El año pasado pude hacer el barrido de las cafeterias especiales en Londres. Incluso propuse mi candidatura, por pura curiosidad, para un puesto de barista junior durante las noches. La experiencia me dejo boquiabierto: no les interesaba si yo sabia acerca de cafes de origenes especiales o si buscaba compartir con el cliente acerca de la catacion. Lo unico importante era cumplir con los estandares universalizados sobre la debida forma de preparar, en un tiempo record, un espresso o un cafe latte. Sobre todo este ultimo ya que es la bebida que mas se promociona [pues se han dado cuenta que la mayoria de los clientes no tienen la mas minima idea ni interes en saber mucho sobre cafes, pero eso si, pagan muy bien si les hacen el bendito muñequito del arte latte, y poder mostrar a sus amigos una foto en instagram] y la que da mejor rentabilidad. No cumpli con el modelo necesitado de Barista.

    Lo que mas me dejo atonito fue el hecho de una ausencia total de algo que no se si sea solo colombiano, al momento de tomarse el tinto : la conversada. Ahora que estoy de nuevo por Bogota, tuve la grata sorpresa de reencontrarme con un vendedor ambulante de tinto, el cual habia ya hecho mencion hace dos años, en un post de este mismo sitio web [http://www.ecbloguer.com/carlosmunera/?p=9531#comments] Puedo ahora asegurar a cien por ciento, que no cambio por nada en el mundo el tinto que este vendedor prepara a 500 pesos [preparado con todas las normas del arte y de BPM], por un cafe de 3,30£ libras, asi digan que fue preparado por un campeon barista de inglaterra, en una cefeteria de renombre internacional y hecho con la mejor seleccion y ensamblaje de cafes del mundo.

    No se si tengamos un método 100% nuestro, habria que investigar, pero si se que me he convertido en un insurgente contra esa elitizacion del cafe, creada por fabricantes de maquinas espresso, importadores de granos y mercachifles de leche. Estoy totalmente de acuerdo con la defensa de la “Olla”, de la panela como miel, del filtro en tela a la usanza de los abuelos.

    Atte: El AntiBarista [este sobrenombre no quiere decir contra los baristas, sino contra el molde que se quiere imponer como modelo]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>