Color, chivas y flores de Antioquia

chivas_feria_flores_coffeenton1a

 

El artista paisa, alista su pintura y sus pinceles para recrear su fiesta por la vida, el Sol, la luz y el ser, pues, su imaginario es expresión del alma y de lo que para él es importante. Engalana su medio de vida, transporte de vidas y del fruto del sudor de sus manos. La tierra da sus frutos, verdura, café y leche; y es enviada a mercados populares para que cada uno elija los insumos de otra fiesta: la comida; transformación de la tierra en alimento, alquimia que se integra al cuerpo.

Las chivas, patrimonio de color, nos identifica y nos deja saber qué somos: alegría y geometría sagrada.

chivas_feria_flores_coffeenton2a chivas_feria_flores_coffeenton3a chivas_feria_flores_coffeenton4a

El hombre, el café y los símbolos – Chivas y Flores

chivas_renault_feria_flores_coffeenton1

Quiénes somos, qué nos identifica, qué nos hace únicos, qué nos distancia de los demás animales. Observa uno la imaginería popular y se da cuenta que los símbolos son parte de la creación del hombre que nos separa del resto de naturaleza viva. Tomarnos un café y darle un significado más allá de los componentes estimulantes, para venir a convertirse en una excusa para el encuentro, para la socialización, para la contemplación. Entonces el café deja de ser bebida para ser un aglutinador, un pegamento social que nos une en torno a nosotros mismos, en torno a la conversación, y en torno a la responsabilidad de no dejarnos morir solos.

Estas chivas, que en Colombia, se refieren a buses y carros harto ornamentados y distinguidos con una gráfica geométrica en abundancia, llena de líneas y colores vivos y contrastantes; estas chivas (carros pintados), son el reflejo de que el hombre se une al símbolo para darle significados a la vida y a todo lo que le rodea. Espere más…

chivas_renault_feria_flores_coffeenton2 chivas_renault_feria_flores_coffeenton3 chivas_renault_feria_flores_coffeenton4 chivas_renault_feria_flores_coffeenton5

Desde tierras cafeteras: chivas y flores

chivas_feria_flores_coffeenton1

Porque en estas latitudes el sol cae perpendicular, y tal acción de la naturaleza eleva los colores a su máxima expresión y, consecuente con ello, el hombre aprovecha las leyes de la luz -aunque no sepa de números-, para elevar la alegría por medio de la pintura del alma; comunica esa fiesta al sol con el uso de pinturas, contrastes, combinaciones y manchas geométricas, sin miedo, sin temor al exceso, sin pedir perdón a la opulencia, sin guardarse un lugarcito para el silencio estético.

Por eso, la geometría alza la mano y se hace presente, grita con su luz y exhibe su color; para alegrar a otros y gritar “viva la luz, viva el sol”, lo tenemos en abundancia y por eso somos alegres, no nos guardamos nada para la noche, el derroche es perenne. Sol, también trae con la luz, el humor, que no se escapa de nuestros bolsillos y sale a hacer lo suyo, a dejar la impronta que nos identifica; creatividad que se refleja en todo: un dicho, el uso de la imaginería popular adaptada, la resignificación de nuestros objetos y nuestra definición del ser.

Los dejo, con este comienzo especial de Chivas y Flores, en el marco de la Feria de las Flores 2015… Vienen más.

chivas_feria_flores_coffeenton2 chivas_feria_flores_coffeenton3 chivas_feria_flores_coffeenton4 chivas_feria_flores_coffeenton5 chivas_feria_flores_coffeenton6 chivas_feria_flores_coffeenton7

De los buses Escalera. “No nos quiten el medio de sustento para nuestras familias”, Fredy Okendo

Satisfactorio es cuando otras voces, diferentes a la mía, se hacen escuchar a través de este espacio, hacen sus quejas, comentarios o comparten su visión de algunos temas. En esa vía, comparto con ustedes, un breve comentario de un lector del blog

“Mi nombre es John Fredy Okendo, propietario de una chiva heredada de mi padre. Toda mi vida ha estado con nosotros dándonos dignidad y bienestar. Pienso que todos los propietarios de estos vehículos debemos de unirnos y estrechar lazos de amistad y estar pendientes con las políticas que puedan afectar nuestro gremio. Estoy seguro que nos unimos y fortalecernos, saldremos adelante. Si permanecemos unidos vendrán momentos buenos para nuestras familias. Utilicemos  este medio para comunicarnos y compartir ideas. En Facebook estoy creando un grupo de todos los propietarios y fanáticos de los buses Escalera. En Facebook soy Fredy Okendo”.

Imágenes: Chivas y Flores, Feria de las Flores 2011

Las ‘chivas’ y sus vestidos de líneas y color

Es la matemática dibujada, la geometría reproducida. Parece interpretación de las partículas subatómicas, parece una dimensión plana llena de color, vida y movimiento abstractos. Juego de líneas y de color, juego de armonías y naturaleza.

No es lo más gratificante tomarle fotos a las ‘chivas’ o buses Escalera en plena Feria de las Flores, en Medellín; pues están llenas de ‘carajadas’ que interrumpen la mirada a la riqueza gráfica de estos buses. sé que se “visten” de fiesta, pero -es que ya están vestidas de fiesta-, no necesitan sempertinas, papeles, colgandejos, flores de papel… las ‘chivas’ YA SON UN ESPECTÁCULO así solas, con su vestido de colores.

¡El que busca, encuentra!

Esta sentencia popular que Albeiro Morales, pintor de esta picaresca obra en la parte trasera de un bus Escalera, también está inscrita en las páginas de la Biblia: “Buscad y hallaréis”.

Parece una frase corta, graciosa, religiosa, simple, etc, pero lleva sentidos o significados profundos. Hoy, algunos físicos cuánticos que buscan partículas sub atómicas, han llegado a especular que, al parecer, es la consciencia del hombre la que va creando, cada vez, “partículas” o paquetes de energía -más pequeños-; cuando antes se creía que el A-TOMO era la mínima “unidad” indivisible: a-tomos. La consciencia va creando más a medida que quiere encontrar algo más pequeño, como un fractal.

A propósito de lo sucedido al ‘Bolillo’ Gómez, seleccionador nacional, y de la mujer agredida por él, queda recomendar la lectura de cualquier autor Junguiano que analice el arquetipo de la SOMBRA, para que juzguemos menos y veamos la viga en nuestro ojo.

  • ¿Cómo reacciono ante el otro, en el auto o la moto en las vías públicas?
  • ¿Cómo tratamos a nuestra pareja?
  • ¿Cómo castigamos a nuestros hijos?
  • ¿Cómo reaccionamos ante una injusticia?
  • ¿Cómo actuamos en una histeria colectiva?
  • ¿Cómo respondemos a un taxista que no cobra lo justo?
  • ¿Cómo es nuestra cara cuando el busero nos deja dos cuadras lejos de cuando le tocamos timbre?
  • ¿Qué pensamos cuando nos tocan a los hijos?
  • ¿Qué decimos cuando nos choca un peatón?
  • ¿Cómo reaccionamos si nos echan humo de cigarrillo en la cara?
  • ¿Qué actitud tomamos cuando se nos meten en la fila?

Hágale, dele varillita al perro y verá que “El que busca encuentra” o más religioso: “Buscad y hallaréis” …¡Ah, Juemadre, todo los que nos falta para trascender!

Recomiendo: El efecto Sombra – Tus zonas oscuras

Foto: parte trasera de bus Escalera o ‘Chiva’.

Traseros de Chivas

¡Suena extraño el titular! Podría connotar imágenes de rabos del cuadrúpedo mencionado, pero se trata de la parte trasera de los buses que, en Colombia, acostumbramos a llamar ‘Chivas’ o buses Escalera.

Aprovecho que pocas letras tengo para esta semana, para dejarles este correo de Nayit Terán, lectora de nuestro blog. (¿Y es quel bló es de todos? ¡Tan incluyente!)

“Quisiera compartir esto que viví ayer (9 de agosto de 2011).

Iba en bus cuando se acercó un guarda de tránsito y se llevó al conductor a la parte trasera del bus (El conductor llevaba gente de pie en un carro que no está permitido). Eran las 5:30 p.m. y el conductor le entregó los ‘papeles’ y a los 10 minutos volvió al bus y contó unos billetes. algunos pasajeros nos dimos cuenta del hecho desde los puestos que ocupábamos.

Vimos como el conductor metió algunos billetes entre los papeles del bus y se fue nuevamente para la parte trasera del bus. Se devolvió sin demora y nos fuimos.

¡Este es nuestro país. Es algo tan triste!”. Nayite.

“De tal palo tal astilla” – La Chiva de Pilluyo

Quizás esta semana permanezca más callado, corto en palabras, silencioso, mudo. Solo que es tan bello el color y la gráfica de estas chivas que no quiero ensuciar el espacio con letras de más. Y como ya los estoy alargando en la contemplación de este patrimonio, los dejo con la Chiva de Pilluyo, de Jardín, Antioquia. Feria de las Flores 2011.

Colombia, tierra de flores

Textos y fotos de EDWIN CIRO BERMÚDEZ
edwinciro@gmail.com
http://www.arteyfotografia.com.ar/14886/carpetas/
http://www.flickr.com/photos/edwinciro/

“Nuevamente los 500 silleteros del corregimiento de Santa Elena engalanaron y perfumaron las calles del centro de Medellín en su versión de Silleteros número 53. Ellos, con ese lenguaje heredado de abuelos, enseñaron que la comunidad silletera en medio de flores puede construir espacios de tolerancia, convivencia, equidad de género, unión familiar y que es otro mecanismo para lograr una paz de ciudad”.  Edwin Ciro.

Desfile de Autos Clásicos y Antiguos

- Alejandra, pasame la cinta magnetofónica de los Beatles.
* ¿Pasame la cinta magnetoqué?
– Magnetofónica. ¡El caset pues! pasame el caset de los Beatles.
* ¿Y eso cómo se mete?
– Pues ahí, en el pasacintas. Ponelo por el lado B.
* ¿Cómo así que lado be? ¡Ay no Pa, hablame claro pues!
– Dejalo así, hija, que yo lo pongo.
* Pa ¿por qué no quemás ese caset, más bien?
– ¡Cómo se te ocurre mija! no ves que tu mamá me lo regaló antes que tú nacieras.
* Por eso Pa, quemalo en un cidí. ¡Qué pena vos, con eso todavía!
– ¿Cómo así que quemar? ¿con candela?
* ¡Ay no seas montañero Pa, actualízate!

Les debía imágenes del Desfile de Autos Antiguos. He aquí una pequeña muestra.

Más miradas de la Feria de las Flores

Aprovechemos tanta foto para no escribir tanta cosa.

Aquí les dejo este texto del blog de Saramago. Ojalá se entienda.

Gabo

By José Saramago

Los escritores se dividen (imaginando que aceptaran ser divididos…) en dos grupos: el más reducido, de aquellos que fueron capaces de abrirle a la literatura nuevos caminos, el más numeroso, el de los que van detrás y se sirven de esos caminos para su propio viaje. Es así desde el principio del planeta y la (legítima?) vanidad de los autores nada puede contra las claridades de la evidencia. Gabriel García Márquez usó su ingenio para abrir y consolidar la vía del después mal llamado “realismo mágico” por donde avanzaron más tarde multitudes de seguidores y, como siempre sucede, los detractores de turno. El primer libro suyo que me llegó a las manos fue Cien años de soledad y el choque que me causó fue tal que tuve que parar de leer al cabo de cincuenta páginas. Necesitaba poner algún orden en mi cabeza, alguna disciplina en el corazón, y, sobre todo, aprender a manejar la brújula con la que tenía la esperanza de orientarme en las veredas del mundo nuevo que se presentaba ante mis ojos. En mi vida de lector han sido poquísimas las ocasiones en que se ha producido una experiencia como ésta. Si la palabra traumatismo pudiese tener un significado positivo, de buen grado la aplicaría al caso. Pero, ya que ha sido escrita, aquí la dejo. Espero que se entienda.

Locos personajes en la Feria de las Flores – Desfile de autos antiguos

La famosa Sirena Humana, un hombre con síndrome de Down. Corre durante todo el desfile haciendo el sonido de una sirena con su propia voz.

Esta mujer iba en contravía en el desfile de Autos Clásicos y Antiguos y arrastraba este auto de juguete.

Arkangel José Gabriel. Viene desde Armenia Mantequilla a desfilar y hacer sus locuras. Jubilado. No son pocos los bellos locos, artistas y jubilados que se pegan a la Feria de las Flores.

Vendedores ambulantes en el Desfile de Autos Antiguos

Es tan rentable el negocio en Feria de Flores, que incluso los que piden dinero, los mendigos, vienen de otras ciudades de Colombia, porque dicen que en fiestas, los paisas son más amplios, más generosos.

Recuerden que pedir es todo un negocio, y como tal, tiene estrategias de mercadeo, actuación, horarios, plazas, actitud y aptitud para abordar al cliente.

Estos no piden, son simplemente, vendedores ambulantes.

Nuestro amigo el Sol – Desfile de Silleteros 2009

HOLA SEÑOR CARLOS MUNERA, SI ME PERMITE POR INTERMEDIO DE ESTE BLOG UNA EXPRESION.
SOY PERIODISTA GRADUADO 2003 U. DE A. ME LLAMO MARTIN BUSTAMANTE, C.C. 71671296

EN LA ACTUALIDAD TRABAJO COMO PERIODISTA INDEPENDIENTE DE PERIODICOS ALTENATIVOS COMUNALES (COMUNA 9 MEDELLIN). NO ME GUSTA QUE LA ALCALDIA NOS DE UNA CREDENCIAL DE PRENSA PARA CUBRIR LOS EVENTOS DE LA FERIA DE LAS FLORES Y QUE LOS PERIODISTAS INDEPENDIENTES, POR EL HECHO DE NO TENER CARNET DE CARACOL, TELEANTIOQUIA O EL MISMO COLOMBIANO, NOS DRISCRIMINEN Y NO NOS DEJEN INGRESAR A ALGUNAS SALAS DE PRENSA DE ALGUNOS EVENTOS PUBLICOS ORGANIZADOS POR LA ALCALDIA

ME TOCO A MI EN PERSONA EN EL TABLADO DE LA MILAGROSA – el miércoles – y EN LA FINAL DE LA TROVA EN EL PARQUE DE LOS DESEOS, que solo podian ingresar unas emisoras que iban a transmitir en directo y los fotografos de la alcaldia…los demas y SI SOMOS INDEPENDIENTES NO PODEMOS EJERCER LA LABOR SOCIAL… Y ESO QUE POSEO Y CADA AÑO ME ENTREGAN LA CREDENCIAL DE PERIODISTA PARA CUBRIR LA FERIA…GRACIAS.

R// Estimado Martín, no solo fue usted quien tuvo problemas con la acreditación que nos dieron a los de prensa. Yo mismo no tengo vínculo contractual con el periódico El Colombiano, sino, que mi espacio es independiente y está anclado al periódico en internet, es decir, es un espacio colaborativo.

Yo mismo tuve problemas para moverme como fotógrafo y bloguero, con las excusas más absurdas y eso que tenía el respaldo de El Colombiano. El desfile de Silleteros se dividió en tres: la zona de arranque, la zona de graderías privatizadas donde ni la prensa acreditada con escarapela (de bajo rango) podía entrar -escarapela plastificada-, pues la válida era la escarapela de marquilla en hilo. y la tercer área era la del pueblo -donde se pasa mejor y es más animado-.

El caso es que en la zona de privatización había prensa con escarapela plastificada que no dejaban pasar a la zona de arranque, y yo que estaba en zona de arranque con la misma escarapela, no podía ingresar a los palcos de “HONOR”. ¿Pa qué carajos dan una escarapela entonces?

Martín, yo le entiendo. Yo soy bloguero, algo considerado en Colombia como “muy bajo”. ¿Independiente? Peor entonces. ¡Qué carajos, el caso es que logré como siempre, estar en los mejores lugares del Desfile: donde se sienta el pueblo sin que se sienta preso entre unas vallas de contención. -Aunque estuve en los famosos palcos, que la verdad sea dicha, son muy calladitos-.

Esta semana le narro más comentarios y peleas que escuché y presencié. Señores organizadores de la Feria de Flores, si no van a dejar entrar con la escarapela que ustedes mismos me dieron, entonces no me manden correos invitando a acreditarme.

Aquí está lo más bello de la feria: su gente.

La otra Feria de las Flores

85% de mis lectores son de fuera de Colombia. Preguntas para ellos

  • ¿Allá donde están venden obleas con arequipe?
  • ¿Venden panelitas de coco?
  • ¿Acaso velitas con coco?
  • ¿Mango con sal y limón?
  • ¿Venden papas de la calle? -No de las empacadas, sino, de las fresquitas, acabadas de fritar?

Hermosa torre de veletas. Para quien las vende significa llevar arroz, leche y huevos a la casa. Para quien las compra, significa instantes de alegría y de lúdica infantil. Para quien las ve de lejos, significa una instantánea en este mundo de imágenes. Para un fotógrafo significa color, movimiento, ritmo, armonía, juego, vida, deleite.

Y este señor posaba una cara seria antes de pedirle permiso para tomarle la foto. Cuando se la estaba tomando, sacó su alegría del bolsillo de su camisa y me regalo una sonrisa, que aunque tímida, fue sincera y consecuente con los colores de sus héroes inflables.

Esas son las imágenes de la otra Feria de las Flores, la de los que luchan por llevar el pan para el menaje, la de los que agradecen cualquier tumulto en feria, para hacer su agosto en ella.

“Gracias Fomento y Turismo por sacarnos del Desfile de Silleteros”.

“Gracias Fomento y Turismo por sacarnos del Desfile de Silleteros”. Así decía hoy la pancarta del Señor Colombia, una pancarta acostumbrada a llevar mensajes de paz, de solidaridad y de convivencia, pero que por estos días lleva una queja y un lamento en sus letras.

Luis Hernando Duque, quien se hace llamar El Señor Colombia, lleva varios años deambulando en cuanto desfile convoque gente y desde hace diez años en el Desfile de Silleteros, vestido siempre con su atuendo tricolor de pies a cabeza literalmente y en compañía de otro combo de “locos” que coinciden en dichas movilizaciones.

Varios son los mensajeros de paz que no podrán participar este año en el desfile, pues según el Señor Colombia, la oficina de Fomento y Turismo les negó su participación. Luis envió una carta a Cultura Ciudadana y ésta le fue reenviada a Fomento y Turismo, de donde le llegó la negativa. No veremos entonces a la Sirena Humana, a la Abuela Antioquia, al Hombre Cebra desfilando y haciéndonos reír con sus locuras este siete de agosto y la razón según Luis Hernando, es que Fomento y Turismo no los ve dentro del contexto del Desfile.

Luis Hernando se pregunta si no es motivo suficiente llevar su bicicleta silletera con un mensaje que promueve el buen trato a las mujeres. “Si hubiera hecho algo malo en los años anteriores, pero lo único que hago es llevar mi mensaje con amor” remata Luis con unos ojos rojos y húmedos por sus lágrimas.

Luis Hernando Duque es fotógrafo social y las ganancias de su trabajo las invierte poco en su manutención y sí mucho en patrocinar esa carrera por llevar sus mensajes de paz a las muchedumbres. Lo hace sin pedir, de manera silenciosa y con dolor por su país.

Estuvo presente en el concierto de Juanes en la frontera con Venezuela, estuvo en Venezuela, en Ecuador y en varias ciudades de Colombia llevando sus mensajes de paz, y aunque no lo desea, al parecer su siguiente destino es Estados Unidos.

Desde hace 25 años, la familia de Luis Hernando vive en Estados Unidos y desde siempre han querido robárselo de esta tierra sin convencerlo, pero la negativa que recibió este año para el Desfile de Silleteros, lo tiene pensando en aceptar la invitación. “Si no puedo llevar estos mensajes en mi propia tierra, tendré que irme a otro país y llevarlo desde allí”. El Señor Colombia.

La verdad a mi también me duele la no participación de este grupo de gente alegre en el remate del Desfile de Silleteros. Ellos son esos personajes variopintos que nos sacan risas a su paso, alegran la fiesta y llevan un mensaje que no le cuesta a nadie y son esos los personajes que me gusta registrar. Ya saben que este espacio es para ellos, para los rechazados, para lo menospreciado, para lo no visto y detallado.

Si en el Desfile a Caballo abundan los borrachos, los pedantes, los que maltratan a sus propios animales, los que le tiran sus semovientes a los carros y a los que van a pie, los que venden la manga de la Autopista Sur como palcos temporales; ¿será que pueden dejar a estos personajes rematar el Desfile de Silleteros?

Más de el Señor Colombia en Caracol, en el sitio web del municipio de Granada, Antioquia

Héroes ambulantes en la Feria de las Flores 2009

Ventas ambulantes en el desfile de Silleteritos en el Feria de las Flores 2009

El Chapulín Colorado ha entrado de manera humilde al corazón de millones de televidentes. Por mi parte, puedo decir que salió hace años de mis antojos televisivos, pero no puedo negar el gran impacto que ha sobrevivido a lo largo de varias generaciones.

Ahí donde lo ven con su tontería, el Chapulín es un héroe más identificable para nosostros los latinos que cualquier otro súper héroe anglosajón, no porque seamos tontos, pero sí por las lecciones de humildad.

Abonémosle además, que tiene una de las combinaciones de color más impactantes en publicidad y con mayor recordación. Su calzado tipo Min Guerra o Croydon, es una prueba de sencillez -demos por sentado que no son Converse-.

En cuanto a la Pantera Rosa -que no es súper héroe- rescato todo. Desde su tipo de ilustración, su caminar parsimonioso, su ambiente lounge, chill out. A bien, tengo el cd de la conmemoración de sus 40 años, un especial de música electrónica de varios géneros incluso el jazz.

Bananín. De este personaje no tengo nada qué decir porque no fue de mi setentuda generación, replicar sólo que se mantiene en pijama y eso para mí es delito. Nadie puede decir que en mi niñez fui a hacer mandaos* en pijama.

Para comprar la leche -muy escasa por aquellos 70´s- me tocaba ir hasta la 40 en Manrique a realizar una fila bastante larga, para esperar que llegara el carro con el preciado y blanquecino líquido o si había llegado, esperar a que abrieran la tienda de don Javier para comprar dos litros que era la dosis de la casa.

A los jóvenes de hoy se les hace raro cuando les comento que se hacía fila para comprar leche, que la misma, venía en litros de vidrio y tapas de aluminio, incluso hubo fechas especiales en que las tapas de aluminio eran de colores.

Para ir a hacer mandaos* no podía salir en pijama -ni más faltaba, ni que no tuviera mama el muchachito- el joven tenía su vanidad: no se bañaba, pero se peinaba; no se calzaba con cueros y cordones, pero alguna alpargata se calzaba.

Tanta palabrería para decir que no sé nada de Bananín, pero lindo el juguetico para tirar burbujitas. Chao.

Amor por Medellín

Hoy me van a perdonar romper la línea urbana de mi blog, que por lo general, muestra lo bello de lo que se cree feo, para exaltar y dar un grito de alegría por la nueva campaña de la Fundación Amor por Medellín, con la que crecimos los que no tuvimos las enseñanzas de Carreño.

Su famoso himno lo cantamos en las marchas de entrenamiento, los que prestamos servicio militar en Puerto Berrío.  Su estribillo se nos quedó pegado para siempre, y siempre extrañé los comerciales y su sonido en radio. Ya era hora de salir de nuevo a la luz pública y poner a sonar ese nemotécnico himno que de manera casi subliminal nos ponía juiciosos a todos con la ciudad. Esperemos que sea el comienzo del brillo a este Pocillo de Plata que anda últimamente bastante cochinita.

Aquí les dejo una colección de fotos tomadas en el Festival de Orquídeas, Pájaros y Flores en el marco de la Feria de las Flores 2008. Que las disfruten. Si les dan click a la foto, abre independiente, pero para verla en su tamaño original, den otro click. / Fotos sin retocar.

Donde estaba el pueblo es que se pasó bueno

Me gustan las muchachas, las mujeres bonitas, salir de paseo con las amiguitas… cantaba este agende de policía en la zona más buena del recorrido en el Desfile de Silleteros. Con todo el respeto que merece la alcurnia invitada a los palcos de honor, pero la mejor zona, el mejor trayecto, el mejor lugar para ver el desfile, era donde estaba el pueblo, donde estaba la bulla, los ánimos, los gritos; allí estaba el buen sabor del desfile. Allí donde el sol caía derecho y reposaba en las cabezas de todos, era que estaba la fiesta.

Pueblo, puro pueblo. Transeúnte que pasaba era aplaudido por la multitud en son de broma. Insisto, allí es que se pasa bueno, ya que en los palcos de honor ni se vio el sol, ni los gritos, ni los ánimos.