Comienza a ser importante el consumo interno de café

willis_corotos_coffeentonCuando se habla de café de Colombia, el imaginario nos trae el tema de la exportación a la mesa, pues, es uno de los más importantes renglones de la economía nacional y, también, uno de los más álgidos por aquello de la retribución al caficultor. Pero a la mesa pocas veces se traía una taza, para hablar de ella y del consumo nacional, un consumo de calidad. No es un secreto que la pasilla no puede salir de Colombia, pues, afecta la taza y, por tanto, la venta; lo que hace que esta producción de desecho, sea mezclada con café bueno para que no se pierda del todo.

Sentados en la mesa, el consumidor comienza a ser responsable con lo que está pidiendo y se está preocupando por darle un lugar importante al café, lugar que siempre eclipsó el vino; lo que nos ha llevado a saber más de vinos en un país que no es vinícola, que de café, en un país productor. Ahora, es increíble que extranjeros sean los que ingresen a nuestro país a darnos cátedra de calidad, preparación y cultura; cuando deberíamos ser nosotros quienes demos clase de café, acompañados de nuestra gran producción.

Pero los consumidores internos comienzan a exigirse más y a exigir a tiendas especializadas y restaurantes, un café de calidad, un café consecuente con la publicidad posicionada en la mente del imaginario colectivo. El cliente está aprendiendo y se están ofertando mejores tazas, producto de microlotes cuidados, y de una cosecha y poscosecha responsable. Se nota una “alfabetización” cafetera donde todos, somos embajadores de nuestra bebida nacional. Somos muchos quienes evangelizamos la pasión por este mundo que se complementa con la gastronomía mundial.

Por fin la mirada está puesta en nosotros y no solo en sacar el granito de oro verde, para que otros países lo tuesten y le den valor agregado y, por consiguiente, generen riqueza en sus países. Ahora es nuestro turno de aprender, innovar y dar cátedra al mundo.

 

 

1 comment

  1. Roberto Uribe   •  

    Que bueno tu regreso, Carlos. Pensé que nos habías abandonado del todo a los lectores del blog.

    Roberto Uribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>