Color, chivas y flores de Antioquia

chivas_feria_flores_coffeenton1a

 

El artista paisa, alista su pintura y sus pinceles para recrear su fiesta por la vida, el Sol, la luz y el ser, pues, su imaginario es expresión del alma y de lo que para él es importante. Engalana su medio de vida, transporte de vidas y del fruto del sudor de sus manos. La tierra da sus frutos, verdura, café y leche; y es enviada a mercados populares para que cada uno elija los insumos de otra fiesta: la comida; transformación de la tierra en alimento, alquimia que se integra al cuerpo.

Las chivas, patrimonio de color, nos identifica y nos deja saber qué somos: alegría y geometría sagrada.

chivas_feria_flores_coffeenton2a chivas_feria_flores_coffeenton3a chivas_feria_flores_coffeenton4a

El hombre, el café y los símbolos – Chivas y Flores

chivas_renault_feria_flores_coffeenton1

Quiénes somos, qué nos identifica, qué nos hace únicos, qué nos distancia de los demás animales. Observa uno la imaginería popular y se da cuenta que los símbolos son parte de la creación del hombre que nos separa del resto de naturaleza viva. Tomarnos un café y darle un significado más allá de los componentes estimulantes, para venir a convertirse en una excusa para el encuentro, para la socialización, para la contemplación. Entonces el café deja de ser bebida para ser un aglutinador, un pegamento social que nos une en torno a nosotros mismos, en torno a la conversación, y en torno a la responsabilidad de no dejarnos morir solos.

Estas chivas, que en Colombia, se refieren a buses y carros harto ornamentados y distinguidos con una gráfica geométrica en abundancia, llena de líneas y colores vivos y contrastantes; estas chivas (carros pintados), son el reflejo de que el hombre se une al símbolo para darle significados a la vida y a todo lo que le rodea. Espere más…

chivas_renault_feria_flores_coffeenton2 chivas_renault_feria_flores_coffeenton3 chivas_renault_feria_flores_coffeenton4 chivas_renault_feria_flores_coffeenton5

Desde tierras cafeteras: chivas y flores

chivas_feria_flores_coffeenton1

Porque en estas latitudes el sol cae perpendicular, y tal acción de la naturaleza eleva los colores a su máxima expresión y, consecuente con ello, el hombre aprovecha las leyes de la luz -aunque no sepa de números-, para elevar la alegría por medio de la pintura del alma; comunica esa fiesta al sol con el uso de pinturas, contrastes, combinaciones y manchas geométricas, sin miedo, sin temor al exceso, sin pedir perdón a la opulencia, sin guardarse un lugarcito para el silencio estético.

Por eso, la geometría alza la mano y se hace presente, grita con su luz y exhibe su color; para alegrar a otros y gritar “viva la luz, viva el sol”, lo tenemos en abundancia y por eso somos alegres, no nos guardamos nada para la noche, el derroche es perenne. Sol, también trae con la luz, el humor, que no se escapa de nuestros bolsillos y sale a hacer lo suyo, a dejar la impronta que nos identifica; creatividad que se refleja en todo: un dicho, el uso de la imaginería popular adaptada, la resignificación de nuestros objetos y nuestra definición del ser.

Los dejo, con este comienzo especial de Chivas y Flores, en el marco de la Feria de las Flores 2015… Vienen más.

chivas_feria_flores_coffeenton2 chivas_feria_flores_coffeenton3 chivas_feria_flores_coffeenton4 chivas_feria_flores_coffeenton5 chivas_feria_flores_coffeenton6 chivas_feria_flores_coffeenton7

Traseros de Chivas

¡Suena extraño el titular! Podría connotar imágenes de rabos del cuadrúpedo mencionado, pero se trata de la parte trasera de los buses que, en Colombia, acostumbramos a llamar ‘Chivas’ o buses Escalera.

Aprovecho que pocas letras tengo para esta semana, para dejarles este correo de Nayit Terán, lectora de nuestro blog. (¿Y es quel bló es de todos? ¡Tan incluyente!)

“Quisiera compartir esto que viví ayer (9 de agosto de 2011).

Iba en bus cuando se acercó un guarda de tránsito y se llevó al conductor a la parte trasera del bus (El conductor llevaba gente de pie en un carro que no está permitido). Eran las 5:30 p.m. y el conductor le entregó los ‘papeles’ y a los 10 minutos volvió al bus y contó unos billetes. algunos pasajeros nos dimos cuenta del hecho desde los puestos que ocupábamos.

Vimos como el conductor metió algunos billetes entre los papeles del bus y se fue nuevamente para la parte trasera del bus. Se devolvió sin demora y nos fuimos.

¡Este es nuestro país. Es algo tan triste!”. Nayite.