¡Políticas! Más allá de la “greca”

sello_cafe_de_antioquiaEs año político y perentorio es saber qué programas tienen los candidatos a la Gobernación de Antioquia, con respecto al tema cafetero que tiene tantas aristas desde donde debe abordarse. ¿Cómo y mediante qué programas y acciones, Antioquia recuperará un liderazgo que fue abandonado por años? Importante, también, saber del tema de vías terciarias que dificultan la movilización del producto y perjudican, en últimas, al campesino o cafetalero. Antioquia, no tiene la geografía de los municipios del Eje cafetero ni su infraestructura vial. Nuestra geografía es agreste y difícil es sacar, muchas veces, el producto de las cosechas.

Interesante también, escuchar qué nuevas propuestas tienen programado los candidatos a las alcaldías en el fortalecimiento del clúster del café; además de la mayor visibilidad por parte de las universidades que lo soportan. Más allá de los concursos de taza, debe quedar una política cafetera regional que sea fortalecida por cada gobernante que llegue a la primera silla del Departamento, pues, estos programas deben trascender el tema del poder, para sembrarse en los esfuerzos económicos de los presupuestos gubernamentales.

Se aplauden estas acciones visibles que comienzan a posicionarse en la mente de los ciudadanos, que logran poner en boca de los ciudadanos, las palabras café y calidad, juntas; en pro de la economía local y del consumo interno que, si bien no está virgen, es incipiente cuando hablamos de un exquisito producto. ya florecen las tiendas especializadas y la exigencia de consumidores que están conociendo al café más allá de la “greca”.

 

¿Tenemos un método colombiano para preparar café?

Por Andrés Ruiz*

Chemex, Aeropress, Prensa Francesa, cafetera italiana, máquina espresso, Ibrik, Syphon. ¿De dónde salen estos nombres? son métodos de preparación alemán, noruego, italiano con nombre francés, italiano de trabajo pesado, turco, alemán reconocido como japonés. Lamentablemente aún no se habla de un método colombiano. Cuánto podrían aportar al desarrollo de este precioso grano, la increíble y reconocida creatividad e ingenio de nuestros ‘paisanos’. Considero que es hora de que profesionales y universidades hagan un aporte significativo en este aspecto.

¿Qué tal un método colombiano? Mi sueño es participar, ayudar o, simplemente, disfrutar de esa cafetera (por crear) diseñada para extraer lo mejor de los atributos de un café de Antioquia o de un café del Huila. Reconozco que parece utopía pero qué le vamos a hacer, acá hay oportunidades para todos. Si algún ingeniero mecánico, químico, agroindustrial; algún diseñador industrial o químico farmacéutico o un grupo de investigación se le apunta para hacer nuestras propias cafeteras, nuestros propios métodos; ofrezco mis conocimientos de este grano y sus bondades sensoriales.

Invito a historiadores, antropólogos y a nuestros abuelos; a que nos ayuden a descubrir o reescubrir aquellas tradiciones y costumbres propias relacionadas con el grano y la cultura del café. Qué bueno sería valorar y disfrutar un café hecho en olleta o de la infusión hecha en aguapanela ¡Tanta cosa para hacer con café!

*Andrés Felipe Ruiz Márquez, Ingeniero Agroindustrial de la UPB, Licenced Q GRADER (Catador), Instructor de Baristas.