“…no respondo por sus zapatos”

zapateria_jardin

 

¡También aquí encaja el alma!

- ¿En serio? Cuénteme de ello…

Estos, desgastados y desvencijados, cuya suela raya en la transparencia; estos cuyas cuerdas no anudan ya; son de un alma inconsciente. No se detiene a pensar en asideros metafísicos y, simplemente, vive la vida que le dieron ¡Y la vive intensamente, eso sí! Esta alma no teme los pelones del diario amanecer, ni se percata de consumismos ni modas visuales. Esta alma es pobre ya que no se viste de los superfluo, y ya sabes lo que dicen de las almas pobres: ¡Bienaventuradas serán!

- ¿Y esos que brillan allí, de caballero!

Impecables, brillantes y de piel nutrida; con finos acabados por dentro y suela ponderada, sin cargas a diestra o siniestra. De esa alma tengo compasión. ¡Yo mismo los he calzado, como encajando en personaje ficticio! Esa alma sufre y vive del festín político ¡es débil! …y no soportaría vivir de nuevo la pobreza de su infancia. De esos… he visto caer de altos pisos para no anudarse jamás.

¿Los va a dejar o no? Recuerde que, pasados 30 días, no respondo por su alma.

Foto: Jardín – Antioquia.

 

zapateria_jardin2

 

zapateria_jardin3