Una mirada, a la mirada

jacobo_perro_barbosa

Desde niño, Jacobo, mi hijo, me ha visto tomar fotografías y, cada vez que solicita la cámara, se presta a tomar las suyas. Por supuesto que he guardado su acervo visual a sabiendas de que ha iniciado un camino de registro: el registro de su mirada. ¿Qué ve? ¿Cómo lo ve? ¿Cómo lo captura? ¿Qué le interesa registrar?

No son estas letras una mirada sobre mi hijo, sino, sobre la mirada, cualquiera que sea el observador. En dónde, por ejemplo, ubicamos la mirada cuando creemos que no estamos viendo nada. Cuando nos quedamos en “blanco”, inexistente por demás. Cuando hablamos con alguien, ponemos nuestra mirada en su boca, saltamos a un ojo e intentamos ver ambos, infructuosamente.

Cuando tomamos fotos, creemos que lo que vemos depende de la calidad del aparato al que tuvimos acceso en la compra, a saber que la cámara es nuestra mente y el ojo, su aparato; lo demás, es el dispositivo de almacenamiento y transporte. Jamás enseño a mi hijo el “Cómo tomar una foto”, sería un gran error en lo que respeto de él. Estas fotos, tomadas a los cinco años, son el fruto de su experimentación, el de voltear “patas arriba”, la configuración de la cámara en búsqueda de sorpresas y técnica; sin embargo, lo que se me antoja observar, es su mirada.

¿A ustedes qué les gusta ver?

Foto: Jacobo, 5 años 2014

jacobo_perro_barbosa2 jacobo_perro_barbosa3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>