De vuelta por el Parque de Berrío, Medellín 1932

Viejos tiempos

Medellín de antaño

Centro de Información Periodística CIP Archivo El Colombiano

Publicada. El Colombiano, Lunes 16 de noviembre de 1987, pág. 9b

El Parque de Berrío en 1932

Un ángulo del Parque de Berrío, muy distinto de los que hemos publicado en esta sección durante varias ocasiones. Diversos tranvías, servicio de pasajeros de moda en aquellos tiempos, le dan un tinte de mayor antigüedad a la gráfica. Pero los árboles no eran tan frondosos como los que hubo, por ejemplo, en el Parque de Bolívar. Tampoco había enrejado en la parte central del parque, aunque sí existían casetas para flotas de taxis y de otros servicios similares. Foto de Jorge Obando C. facilitada por su hijo el ingeniero Oscar Jaime Obando Ospina.

Fuente: Archivo Centro de Información Periodística CIP
©El Colombiano
Colaboración Sergio López

El Medellín de antaño: calle junín

Viejos tiempos

Un día como hoy

Centro de Información Periodística CIP Archivo El Colombiano

La Calle Junín, en un año lejanísimo, posiblemente al terminar la década del 20 o al comenzar este mismo decenio. De un lado, casas modernas; del otro, casas del estilo colonial que desaparecieron con el tiempo. En el punto marcado con una cruz se construyó el Teatro Junín, para 5 mil espectadores, obra del arquitecto belga señor Agustín Goavert que se inauguró en 1924. Fue destruido en 1967 para dar paso al Edificio Coltejer de la actualidad. Los zapatos eran escasos en los pies de estos andantes captados en la gráfica. –Foto posiblemente de Melitón Rodríguez.

Publicado El Colombiano Lunes 2 de noviembre de 1987

Fuente:
Archivo Centro de Información Periodística CIP
©El Colombiano
Colaboración Sergio López

Para no creer, Rippley

El Colombiano, Junio 25 de 1931
por Robert L. Riplay
1890-1949

  • La primera Ley contra la velocidad:

Los coches, trineos y otros vehículos no deberán ir por las calles a mayor velocidad que el paso de marcha corriente ni deberán perturbar la adoración del domingo.
Una multa de diez chelines sera aplicada al amo del esclavo o sirviente que sea sorprendido guiando de otra manera.
Aprobada en Boston – EE.UU en 1757

  • Hay un pozo de petróleo activo ubicado en medio de una de las calles principales de Los Ángeles California- EE.UU.
  • El propietario más grande de barcos de los Estados Unidos, no ha sido marinero ni capitán.
  • Ling…

Niño Chino de Pekín-
Cuando llora le salen las lagrimas de los extremos exteriores de los ojos.

La obra de este Periodista, ilustrador, aventurero, explorador, fanático de lo excéntrico y lo curioso, hizo parte de númerosas ediciones del periódico, comenzando desde el 12 de junio de 1931 hasta 1993.

Fuente: Archivo CIP ©El Colombiano
Colaboración Sergio López
Síguenos en Seguir a casilleroletras en Twitter

Resumen histórico desde 1912 hasta 2011

Obra periodística

El valor de la historia a través de un recuento que ampliará su cultura general

Una obra “única” coleccionable, circula en fascículos todos los martes con El Colombiano, son 26 entregas y en cada una de ellas encuentras los hechos noticiosos mas destacados cada año respectivamete.

Desde adentro te mostramos como esta confeccionada esta obra y lo que puedes encontrar en ella, una colección digna de tu biblioteca personal.

Fuente primaria. Archivo Centro de Información Periodística CIP
©El Colombiano
Colaboración Sergio López
Síguenos en Seguir a  cipelcolombiano en Twitter
Compartelo!
Facebook Twitter More...

Las cosas curiosas de Riplay

El Colombiano, 16 de junio 1931
por Robert L. Riplay
1890-1949

La obra de este Periodista, ilustrador, aventurero, explorador, fanático de lo excéntrico y lo curioso, hizo parte de númerosas ediciones del periódico, comenzando desde el 12 de junio de 1931 hasta 1993.
El estadounidense recorrió más de 200 países y en ellos descubrió cosas y personas fuera de serie, tan impactantes, que aún hoy luego de más de cincuenta años, su sección periodística “Aunque usted no lo crea”, resulta asombrosa.

Fuente: Archivo CIP ©El Colombiano
Colaboración Sergio López
Síguenos en Seguir a casilleroletras en Twitter

El Colombiano en 100 años, nueve sedes

El Colombiano 6 de febrero de 1952

Archivo de Prensa

En la imagen, una de las sedes (7) ubicada en Maracaibo, entre Junín y Palacé, Medellín 1952

De aquellos 400 quedan pocos, por no decir que son escasos los ejemplares físicos y originales.

En el Centro de Información Periodística de El Colombiano velamos por la conservación, no solo del primer ejemplar que es todo un documento, de trascendencia para la historia de la prensa en Antioquia y Colombia, sino de todo el patrimonio documental que ha producido el periódico durante 100 años.

Fuente: Archivo CIP ©El Colombiano
Colaboración Sergio López
Síguenos en Seguir a  cipelcolombiano en Twitter
Compartelo!
Facebook Twitter More...

El primer prensista de El Colombiano

A pedal, David Calderon Ortiz “hizo” el primer número

Nació en Medellín el 26 de diciembre de 1883. En 1895 a los 12 años de edad, se colocó en la imprenta “La Novedades”, de propiedad de don Nazario Pineda, donde aprendió todos los trabajos tipográficos, incluso la composición con tipo suelto, armada y manejo de la prensa.

Cuando la guerra de los Mil Días, Calderón se dedicó a otras actividades, pero en 1904 se reintegró a su puesto de prensista en la editorial de don Nazario.

Hacia 1910 se colocó como agente de policía y fue citador de la inspección cuarta municipal, a cargo de don Daniel Gómez Campillo, abuelo paterno de la actual directora de El Colombiano Ana Mercedes Gómez Martínez.

Así hizo el primer ejemplar

Continuar leyendo

“Pacho” fundador de El Colombiano

100 años despúes, su sueño motiva a otros

El 6 de febrero de 1912, año bisiesto, a las 4: 00 am. En una población con 70 mil habitantes aproximadamente, un jóven oriundo de Entrerríos, Antioquia y con apenas 21 años de edad, Francisco de Paula Pérez da inicio a una propuesta informativa con un único propósito “Servir a la patria”.

Este estudiante de Derecho de La Universidad de Antioquia, pensó en un bisemanario – martes y viernes-, de cuatro páginas – cinco columnas cada una, información en el interior y publicidad en la portada y contraportada- con excepción, en el primer año de vida, de una nota necrológica. Bajo este principio, busco un nombre que lograra cubrir su prosósito de lucha por los intereses y la unidad nacional, así que lo bautizó El Colombiano, alusivo a una desaparecida publicación bogotana que había acogido esa causa.

Gracias a la inversión de 300 pesos, la mitad aporte suyo y la otra mitad de un amigo, los antioqueños tuvieron en sus manos 400 ejemplares del periódico en la madrugada de ese martes.

Así se elaboraron los primeros periódicos

Continuar leyendo

Ripley ¡asombroso!

El Colombiano, 16 de junio de 1931
por Robert L. Riplay
1890-1949

La obra de este Periodista, ilustrador, aventurero, explorador, fanático de lo excéntrico y lo curioso, hizo parte de númerosas ediciones del periódico, comenzando desde el 12 de junio de 1931 hasta 1993.
El estadounidense recorrió más de 200 países y en ellos descubrió cosas y personas fuera de serie, tan impactantes, que aún hoy luego de más de cincuenta años, su sección periodística “Aunque usted no lo crea”, resulta asombrosa.Fuente: Archivo CIP ©El Colombiano
Colaboración Sergio López
Síguenos en Seguir a casilleroletras en Twitter

Lápida en forma de botella de Whisky

El Colombiano, 15 de junio de 1931
por Robert L. Riplay
1890-1949

La obra de este Periodista, ilustrador, aventurero, explorador, fanático de lo excéntrico y lo curioso, hizo parte de númerosas ediciones del periódico, comenzando desde el 12 de junio de 1931 hasta 1993 .
El estadounidense recorrió más de 200 países y en ellos descubrió cosas y personas fuera de serie, tan impactantes, que aún hoy luego de más de cincuenta años, su sección periodística “Aunque usted no lo crea”, resulta asombrosa.Fuente: Archivo CIP ©El Colombiano
Colaboración Sergio López
Síguenos en Seguir a casilleroletras en Twitter

Encuentran moneda en un huevo

El Colombiano, 12 junio 1931
por Robert L. Riplay
1890-1949

La obra de este Periodista, ilustrador, aventurero, explorador, fanático de lo excéntrico y lo curioso, hizo parte de númerosas ediciones del periódico, comenzando desde el 12 de junio de 1931 hasta finales de 1993.
El estadounidense recorrió más de 200 países y en ellos descubrió cosas y personas fuera de serie, tan impactantes, que aún hoy luego de más de cincuenta años, su sección periodística “Aunque usted no lo crea”, resulta asombrosa.
Fuente: Archivo CIP ©El Colombiano
Colaboración Sergio López
Síguenos en Seguir a casilleroletras en Twitter
123